Górriz sangra tras golpearse en la cabeza en un lance del partido de la primera vuelta.
Górriz sangra tras golpearse en la cabeza en un lance del partido de la primera vuelta.

noudiari.es Por mucho que se diga, no es un partido más. No es lo mismo ganar al Son Cladera, por ejemplo, que vencer al máximo rival, con lo que eso conlleva. Puede que aún quede mucha liga por delante, tal vez los puntos no son decisivos, pero un derbi siempre es especial, y más si lo que está en juego es el liderato.

Este domingo, a partir de las 17.00 horas en el Municipal de Sant Francesc, la SD Formentera y la Peña Deportiva disputan su sexto derbi de la historia en Tercera División y la rivalidad entre ambos equipos no ha hecho más que crecer con el paso de los años.

Lo que en principio era un partido sin apenas tradición ni historia, se ha convertido en una auténtica batalla deportiva, en la que los gestos y las palabras cobran igual o más importancia que lo que se puede ver sobre el césped. Un detalle que puede parecer nimio, como el de si los dos entrenadores se saludarán o no al inicio del partido, pasa a ocupar los titulares.

También se mira con lupa al árbitro. En esta ocasión el designado ha sido Miguel Candel Cabrera, un colegiado afincado hace años en Formentera, algo que no ha sentado demasiado en la Peña, aunque confían en su buen criterio. Tampoco es baladí el hecho de que Miquel Bestard, presidente de la Federación Balear de Fútbol, se vaya a sentar en el palco del campo formenterense por primera vez en partido oficial.

Mucha igualdad
El partido, por supuesto, tiene más alicientes. Los dos equipos llegan en su mejor momento. El Formentera es segundo con 43 puntos, está imbatido en su campo y tiene en la solidez defensiva su mejor arma. La Peña, por su parte, es el actual líder con 45 puntos, suma seis victorias consecutivas, no pierde un partido desde hace 14 jornadas y tiene, además, los mejores números ofensivos de la categoría.

Pese a todo se espera un choque muy igualado, que se prevé con pocos goles y donde las jugadas a balón parado cobran gran importancia. “Va a ser un partido físico, de mucha lucha y brega, y en el que el viento va a condicionar mucho el juego”, afirma Luis Elcacho, entrenador del Formentera, que reconoce que el rival “está en un gran momento, pero nosotros también y vamos a intentar emplear nuestras armas para ganar el partido”.

Mario Ormaechea, mientras tanto, asegura que no equipo no variará su estilo de juego habitual, aunque factores como el viento, las dimensiones del campo y el ambiente en contra pueden ser determinantes. “No tenemos que variar nuestra manera de jugar y vamos a ir a por la victoria, como hacemos siempre”, declara.

Novedades
Otra cosa que diferencia un derbi es que ningún futbolista quiere perdérselo. Es el caso de José Carlos Moreno, que regresa a la convocatoria de la Peña para medirse al que, hasta la pasada temporada, era su equipo. También son novedad en el conjunto ibicenco Dani Erencia y Pacheta. Samuel Tomillero, con dos partidos de sanción, es baja.

El Formentera, por su parte, recupera efectivos, como Maikel, Ayala y Alberto Górriz, una vez cumplido sus partidos de sanción. También vuelven Armando y Brazalez, mientras que son seria duda Micaló, Adrián y Fran Pineda. Elcacho, que todavía tiene un partido más de suspensión, no podrá sentarse en el banquillo.

Lo que sí está asegurado es el lleno en el Municipal de Sant Francesc, con una afición local que siempre responde y con casi un centenar de espectadores que viajan desde Santa Eulària. Eso, claro está, siempre que la climatología acompañe y que el fuerte viento que se espera para mañana no afecte a las conexiones marítimas.

Formentera VS Peña Deportiva, la gran batalla

Górriz sangra tras golpearse en la cabeza en un lance del partido de la primera vuelta.
Górriz sangra tras golpearse en la cabeza en un lance del partido de la primera vuelta.
noudiari.es Por mucho que se diga, no es un partido más. No es lo mismo ganar al Son Cladera, por ejemplo, que vencer al máximo rival, con lo que eso conlleva. Puede que aún quede mucha liga por delante, tal vez los puntos no son decisivos, pero un derbi siempre es especial, y más si lo que está en juego es el liderato. Este domingo, a partir de las 17.00 horas en el Municipal de Sant Francesc, la SD Formentera y la Peña Deportiva disputan su sexto derbi de la historia en Tercera División y la rivalidad entre ambos equipos no ha hecho más que crecer con el paso de los años. Lo que en principio era un partido sin apenas tradición ni historia, se ha convertido en una auténtica batalla deportiva, en la que los gestos y las palabras cobran igual o más importancia que lo que se puede ver sobre el césped. Un detalle que puede parecer nimio, como el de si los dos entrenadores se saludarán o no al inicio del partido, pasa a ocupar los titulares. También se mira con lupa al árbitro. En esta ocasión el designado ha sido Miguel Candel Cabrera, un colegiado afincado hace años en Formentera, algo que no ha sentado demasiado en la Peña, aunque confían en su buen criterio. Tampoco es baladí el hecho de que Miquel Bestard, presidente de la Federación Balear de Fútbol, se vaya a sentar en el palco del campo formenterense por primera vez en partido oficial. Mucha igualdad El partido, por supuesto, tiene más alicientes. Los dos equipos llegan en su mejor momento. El Formentera es segundo con 43 puntos, está imbatido en su campo y tiene en la solidez defensiva su mejor arma. La Peña, por su parte, es el actual líder con 45 puntos, suma seis victorias consecutivas, no pierde un partido desde hace 14 jornadas y tiene, además, los mejores números ofensivos de la categoría. Pese a todo se espera un choque muy igualado, que se prevé con pocos goles y donde las jugadas a balón parado cobran gran importancia. “Va a ser un partido físico, de mucha lucha y brega, y en el que el viento va a condicionar mucho el juego”, afirma Luis Elcacho, entrenador del Formentera, que reconoce que el rival “está en un gran momento, pero nosotros también y vamos a intentar emplear nuestras armas para ganar el partido”. Mario Ormaechea, mientras tanto, asegura que no equipo no variará su estilo de juego habitual, aunque factores como el viento, las dimensiones del campo y el ambiente en contra pueden ser determinantes. “No tenemos que variar nuestra manera de jugar y vamos a ir a por la victoria, como hacemos siempre”, declara. Novedades Otra cosa que diferencia un derbi es que ningún futbolista quiere perdérselo. Es el caso de José Carlos Moreno, que regresa a la convocatoria de la Peña para medirse al que, hasta la pasada temporada, era su equipo. También son novedad en el conjunto ibicenco Dani Erencia y Pacheta. Samuel Tomillero, con dos partidos de sanción, es baja. El Formentera, por su parte, recupera efectivos, como Maikel, Ayala y Alberto Górriz, una vez cumplido sus partidos de sanción. También vuelven Armando y Brazalez, mientras que son seria duda Micaló, Adrián y Fran Pineda. Elcacho, que todavía tiene un partido más de suspensión, no podrá sentarse en el banquillo. Lo que sí está asegurado es el lleno en el Municipal de Sant Francesc, con una afición local que siempre responde y con casi un centenar de espectadores que viajan desde Santa Eulària. Eso, claro está, siempre que la climatología acompañe y que el fuerte viento que se espera para mañana no afecte a las conexiones marítimas.

No hay comentarios

Dejar respuesta