El exjugador del Ibiza posa con sus hijos en un parque de Vila.
El exjugador del Ibiza posa con sus hijos en un parque de Vila.
David Alba En el año 1989 Locomía lobotomizaba las pistas de baile de Ibiza y se convertía en un éxito internacional, pero en un pequeño campo de hierba natural que estaba levantado en lo que hoy es conocido como el parque de la Paz se gestó uno de los hechos más grandes del fútbol ibicenco. La Sociedad Deportiva Ibiza ascendía a Segunda División B tras la renuncia del Badía de Cala Millor. Aquel éxito deportivo no fue construido por gente de fuera. No fue necesario capital proveniente de los Apeninos. El grueso de la plantilla estaba formada por jugadores de casa. Gente de la cantera. Personas como Antonio Haro que el pasado 25 de agosto volvió a la isla que le hizo futbolista después de 23 años residiendo en Plasencia.

“Éramos todos de aquí”, recuerda el centrocampista nacido en Rute (Córdoba), pero criado en Ibiza desde los siete años. “Por aquella época se fomentaba mucho la cantera”, explica. La gran calidad que desplegó Haro en su etapa en Sa Deportiva le permitió dar el salto al filial del Albacete. En los 90, el ‘Alba’ llegó a fermentar ‘el queso mecánico’ y necesitaba jugadores de calidad como Antonio. Por aquel entonces no era tan fácil fichar por equipos de fuera tan importantes desde la isla. Arabí y Azpilicueta lo habían conseguido una década antes para recalar en el Espanyol y poco más.

La afinidad entre el mejor Albacete de todos los tiempos y del mejor Ibiza de la historia era muy grande. Por eso, cuando poco después Sa Deportiva creó aquél equipo de ensueño, Haro tuvo pocos problemas para volver. Pero si hay un equipo que comparte con el Ibiza el corazón de Haro es el Plasencia extremeño. Allí ha desarrollado toda su carrera deportiva, laboral y afectiva. Ahora ha vuelto a la isla donde sigue viviendo su familia para buscar una nueva oportunidad laboral tras 14 años combinando su vida futbolística con su trabajo como encargado de supermercado. Varios clubs se han interesado en hacerse con su experiencia, pero aún no se ha asentado. Hasta la fecha se ha encargado de tareas familiares -como la de buscar colegio para sus hijos- porque su mujer ya está ocupada laboralmente.

Por otra parte, Haro, como ibicenco e integrante de aquel histórico equipo, opina sobre la situación de la Preferente. Al centrocampista le asombra que se fiche y se pague a jugadores de fuera para los proyectos de ascenso a Tercera. “No me cuadra”, afirma. También cree que cuatro equipos con el nombre ‘Ibiza’ son demasiados para la categoría. “No hay tanto aficionado”, indica el jugador que a pesar de haber residido fuera muchos años sigue la actualidad del fútbol de la isla. En este mismo sentido, alaba el proyecto deportivo de Salvo, pero por experiencia advierte de los problemas que históricamente han tenido los Ibizas. Por eso, en su opinión, destaca que la unidad podría acercar a los ibicencos a tener lo que siempre han ansiado. Un equipo que les identifique a todos.

Haro: “Cuatro Ibizas son muchos”

El exjugador del Ibiza posa con sus hijos en un parque de Vila.
El exjugador del Ibiza posa con sus hijos en un parque de Vila.
David Alba En el año 1989 Locomía lobotomizaba las pistas de baile de Ibiza y se convertía en un éxito internacional, pero en un pequeño campo de hierba natural que estaba levantado en lo que hoy es conocido como el parque de la Paz se gestó uno de los hechos más grandes del fútbol ibicenco. La Sociedad Deportiva Ibiza ascendía a Segunda División B tras la renuncia del Badía de Cala Millor. Aquel éxito deportivo no fue construido por gente de fuera. No fue necesario capital proveniente de los Apeninos. El grueso de la plantilla estaba formada por jugadores de casa. Gente de la cantera. Personas como Antonio Haro que el pasado 25 de agosto volvió a la isla que le hizo futbolista después de 23 años residiendo en Plasencia. "Éramos todos de aquí", recuerda el centrocampista nacido en Rute (Córdoba), pero criado en Ibiza desde los siete años. "Por aquella época se fomentaba mucho la cantera", explica. La gran calidad que desplegó Haro en su etapa en Sa Deportiva le permitió dar el salto al filial del Albacete. En los 90, el 'Alba' llegó a fermentar 'el queso mecánico' y necesitaba jugadores de calidad como Antonio. Por aquel entonces no era tan fácil fichar por equipos de fuera tan importantes desde la isla. Arabí y Azpilicueta lo habían conseguido una década antes para recalar en el Espanyol y poco más. La afinidad entre el mejor Albacete de todos los tiempos y del mejor Ibiza de la historia era muy grande. Por eso, cuando poco después Sa Deportiva creó aquél equipo de ensueño, Haro tuvo pocos problemas para volver. Pero si hay un equipo que comparte con el Ibiza el corazón de Haro es el Plasencia extremeño. Allí ha desarrollado toda su carrera deportiva, laboral y afectiva. Ahora ha vuelto a la isla donde sigue viviendo su familia para buscar una nueva oportunidad laboral tras 14 años combinando su vida futbolística con su trabajo como encargado de supermercado. Varios clubs se han interesado en hacerse con su experiencia, pero aún no se ha asentado. Hasta la fecha se ha encargado de tareas familiares -como la de buscar colegio para sus hijos- porque su mujer ya está ocupada laboralmente. Por otra parte, Haro, como ibicenco e integrante de aquel histórico equipo, opina sobre la situación de la Preferente. Al centrocampista le asombra que se fiche y se pague a jugadores de fuera para los proyectos de ascenso a Tercera. "No me cuadra", afirma. También cree que cuatro equipos con el nombre 'Ibiza' son demasiados para la categoría. "No hay tanto aficionado", indica el jugador que a pesar de haber residido fuera muchos años sigue la actualidad del fútbol de la isla. En este mismo sentido, alaba el proyecto deportivo de Salvo, pero por experiencia advierte de los problemas que históricamente han tenido los Ibizas. Por eso, en su opinión, destaca que la unidad podría acercar a los ibicencos a tener lo que siempre han ansiado. Un equipo que les identifique a todos.

2 Comentarios

  1. Es verdad 4 ibizas,mmmmmm que buena idea, hacemos un solo equipo en IBIZA, el portmany y el luchador se fusionan( 2 equipos en san antonio es mucho) san antonio quiere tener un equipo en tercera, y así de este modo la liga la juegan 3 equipos. que maravilla!!!!!!!!!

  2. Un abraxo fuerte para los cuatro un placer conocerte se te hacha de menos en el Parque de la Coronacion……….Cuidaros mucho y muchisisima suerte. Alvaro y family.

Dejar respuesta