La futbolista ibicenca, en un partido de Primera División femenina con el club perico. I. J.
La futbolista ibicenca, en un partido de Primera División femenina con el club perico. I. J.

diariodeibiza.es La futbolista Inés Juan Altamira (Ibiza, 1994), que ha militado la última temporada en el Espanyol de Barcelona, ha renovado por un año su contrato con el club, según informó la entidad perica a través de su página web.

«Inés Juan y Estíbaliz Torralbo han llegado a un acuerdo con la dirección deportiva para renovar sus contratos por una temporada. La continuidad de las dos defensas, que la pasada campaña fueron importantes en los esquemas de José Antonio Motes, es una noticia muy positiva para el primer equipo femenino, que garantiza contar con dos futbolistas referentes y con experiencia en la máxima categoría», apunta el comunicado.

La pitiusa se mostró feliz por seguir un curso más vistiendo la zamarra del Espanyol, que la pasada temporada concluyó en la séptima plaza de una Liga que ganó el FC Barcelona y se clasificó entre las ocho escuadras que disputaron la Copa: «Mi prioridad era quedarme en Barcelona. Ya llevo dos años estudiando aquí y es una ciudad que me gusta mucho», aseguró Juan Altamira, que ya se encuentra de vacaciones en Ibiza y el próximo 1 de agosto iniciará la pretemporada con el equipo.

Todo está saliendo a pedir de boca a la exjugadora del Atlético Jesús, ya que la temporada en uno de los grandes clubes del panorama nacional fue «mejor de lo que esperaba». No en vano, la ibicenca fue una pieza fundamental en la retaguardia del equipo que dirige Motes. «Llegaba sin saber qué me iba a encontrar y lo he jugado todo. Obviamente siempre se puede mejorar, pero si confían en mí significa que algo estoy haciendo bien, así que estoy contenta», añadió.

Inés Juan asegura que todavía es pronto para saber el potencial del Espanyol para la 2015-16, pero apunta que el objetivo mínimo debe ser disputar nuevamente la competición del KO: «Ahora está habiendo muchos movimientos. Vamos a ver un poco cómo queda la plantilla y después sabremos a lo que podemos aspirar. Pero un equipo como el Espanyol tiene que aspirar a jugar la Copa como mínimo», afirma la jugadora, que comenzará el tercer año del grado de INEF.

La selección y la polémica
Uno de los sueños de la defensa es formar parte de la selección española. Pese a la derrota en la fase de grupos del combinado nacional en el Campeonato del Mundo de Canadá, Inés Juan saca lecturas positivas. «La gente se pensaba que lo harían peor y se ha demostrado que tampoco estaban tan lejos de clasificar si las cosas hubieran sido normales», indica en referencia al conflicto que ha vivido la Roja con el entrenador, que ha desembocado en la rebelión pública de las futbolistas contra Ignacio Quereda.

La de Ibiza asegura que este desenlace era cuestión de tiempo. «Dentro de la selección pasaban cosas que seguramente no han salido todavía. Tenía que explotar, independientemente de si clasificaban para la siguiente fase o no», aseveró Juan, quien también cargó contra la discriminación que viven las internacionales femeninas.

«No puede ser que se hagan las cosas así. Si tienes a un entrenador durante 27 años en el cargo es que no tienes mucho interés. O si te concentras una semana antes de un mundial, o si viajas tres días antes. No son cosas normales, así no se avanzará nunca», lamentó.

«Con una buena preparación no hubiéramos ganado el torneo, pero sí pasado la fase de grupos. Con todo esto no se ha sacado el rendimiento que tocaba. No hemos estado tan lejos de los rivales», concluyó la deportista, que espera formar parte del grupo a medio plazo: «Igual ahora no puede ser, pero vamos a ver si lo consigo dentro de unos años».

Inés Juan renueva una temporada más con el Espanyol

La futbolista ibicenca, en un partido de Primera División femenina con el club perico. I. J.
La futbolista ibicenca, en un partido de Primera División femenina con el club perico. I. J.
diariodeibiza.es La futbolista Inés Juan Altamira (Ibiza, 1994), que ha militado la última temporada en el Espanyol de Barcelona, ha renovado por un año su contrato con el club, según informó la entidad perica a través de su página web. «Inés Juan y Estíbaliz Torralbo han llegado a un acuerdo con la dirección deportiva para renovar sus contratos por una temporada. La continuidad de las dos defensas, que la pasada campaña fueron importantes en los esquemas de José Antonio Motes, es una noticia muy positiva para el primer equipo femenino, que garantiza contar con dos futbolistas referentes y con experiencia en la máxima categoría», apunta el comunicado. La pitiusa se mostró feliz por seguir un curso más vistiendo la zamarra del Espanyol, que la pasada temporada concluyó en la séptima plaza de una Liga que ganó el FC Barcelona y se clasificó entre las ocho escuadras que disputaron la Copa: «Mi prioridad era quedarme en Barcelona. Ya llevo dos años estudiando aquí y es una ciudad que me gusta mucho», aseguró Juan Altamira, que ya se encuentra de vacaciones en Ibiza y el próximo 1 de agosto iniciará la pretemporada con el equipo. Todo está saliendo a pedir de boca a la exjugadora del Atlético Jesús, ya que la temporada en uno de los grandes clubes del panorama nacional fue «mejor de lo que esperaba». No en vano, la ibicenca fue una pieza fundamental en la retaguardia del equipo que dirige Motes. «Llegaba sin saber qué me iba a encontrar y lo he jugado todo. Obviamente siempre se puede mejorar, pero si confían en mí significa que algo estoy haciendo bien, así que estoy contenta», añadió. Inés Juan asegura que todavía es pronto para saber el potencial del Espanyol para la 2015-16, pero apunta que el objetivo mínimo debe ser disputar nuevamente la competición del KO: «Ahora está habiendo muchos movimientos. Vamos a ver un poco cómo queda la plantilla y después sabremos a lo que podemos aspirar. Pero un equipo como el Espanyol tiene que aspirar a jugar la Copa como mínimo», afirma la jugadora, que comenzará el tercer año del grado de INEF. La selección y la polémica Uno de los sueños de la defensa es formar parte de la selección española. Pese a la derrota en la fase de grupos del combinado nacional en el Campeonato del Mundo de Canadá, Inés Juan saca lecturas positivas. «La gente se pensaba que lo harían peor y se ha demostrado que tampoco estaban tan lejos de clasificar si las cosas hubieran sido normales», indica en referencia al conflicto que ha vivido la Roja con el entrenador, que ha desembocado en la rebelión pública de las futbolistas contra Ignacio Quereda. La de Ibiza asegura que este desenlace era cuestión de tiempo. «Dentro de la selección pasaban cosas que seguramente no han salido todavía. Tenía que explotar, independientemente de si clasificaban para la siguiente fase o no», aseveró Juan, quien también cargó contra la discriminación que viven las internacionales femeninas. «No puede ser que se hagan las cosas así. Si tienes a un entrenador durante 27 años en el cargo es que no tienes mucho interés. O si te concentras una semana antes de un mundial, o si viajas tres días antes. No son cosas normales, así no se avanzará nunca», lamentó. «Con una buena preparación no hubiéramos ganado el torneo, pero sí pasado la fase de grupos. Con todo esto no se ha sacado el rendimiento que tocaba. No hemos estado tan lejos de los rivales», concluyó la deportista, que espera formar parte del grupo a medio plazo: «Igual ahora no puede ser, pero vamos a ver si lo consigo dentro de unos años».

No hay comentarios

Dejar respuesta