El exjugador del San Rafael, en un lance del partido ante el Atlético de Madrid.
El exjugador del San Rafael, en un lance del partido ante el Atlético de Madrid. El extremo jugó 65 minutos.

Francisco Natera. El exjugador del San Rafael Iván Guzmán, ahora en las filas del Sant Andreu, tuvo la fortuna de entrar en el equipo titular que se enfrentó en el partido de ida de los deciseisavos de final de la Copa del Rey al vigente campeón del torneo, el Atlético de Madrid. El interior fue sustituido por su compañero Alcover, pero durante los 65 minutos que estuvo en el campo pudo disfrutar del deporte rey ante todo un Primera División. El catalán calificó el enfrentamiento copero de “experiencia única” y, pese a la goleada encajada (0-4), subraya que lo que vivió en el Narcís Sala, que presentó un lleno histórico, jamás lo olvidará.

Para Iván Guzmán, enfrentarse al conjunto de Simeone supuso “cumplir un sueño, ya que sabe Dios cuando volveré a verme en una situación parecida”. En cuanto al juego en sí, el volante explica: “Fue una pasada; en mi vida había corrido tanto. No vimos el balón ni por asomo. Es más, respiré aliviado cuando el míster me cambió, ya que estaba fundido. Incluso, no habíamos acabado el partido y muchos de nosotros tuvimos que estirar más de una vez porque estábamos rotos”.

Iván Guzmán posa con la camiseta que le regaló Koke (Foto: Fútbol Pitiuso).
Iván Guzmán posa con la camiseta que le regaló Koke (Foto: Fútbol Pitiuso).

Además, el encuentro ante los colchoneros fue doblemente especial para el interior, ya que, en edad juvenil, defendió la camiseta rojiblanca. Y en aquella época coincidió con Koke, canterano que fue titular en el partido de Copa. El destino quiso que varias temporadas después ambos jugadores coincidieran en un terreno de juego. “Compartimos vestuario en el Atlético y la verdad es que me hizo mucha ilusión enfrentarme a él. Es un pedazo de jugador y tuvo el detalle de regalarme su camiseta”, afirma.

Dentro de dos semanas se disputa el partido de vuelta, aunque en esta ocasión en el Vicente Calderón, donde Iván Guzmán desea vestirse de corto y volver a contar con algunos minutos. “Ojalá pueda jugar en ese estadio. Sería una pasada tener la oportunidad de disfrutar del fútbol en un campo de Primera, de grandes dimensiones y césped natural, pero ya veremos qué decide el entrenador”, comenta el exjugador del San Rafael, que augura una goleada. “Nos meterán un saco, pero los que saltemos al campo nos partiremos la cara y defenderemos con orgullo el escudo del Sant Andreu”, concluye.

El ibicenco Aitor, sin covocar
El centrocampista Aitor Ramírez, que militó en la Peña Deportiva el curso pasado, anhelaba tener la posibilidad de jugar ante el Atlético de Madrid, pero, finalmente, se quedó fuera de la convocatoria del técnico Patxi Salinas. No obstante, el jugador no pierde la esperanza de estar en el equipo que se mida en el duelo de vuelta al conjunto madrileño. “A ver si tengo suerte y puedo estar en el Vicente Calderón”, sostiene.

Iván Guzmán: “En mi vida había corrido tanto”

El exjugador del San Rafael, en un lance del partido ante el Atlético de Madrid.
El exjugador del San Rafael, en un lance del partido ante el Atlético de Madrid. El extremo jugó 65 minutos.
Francisco Natera. El exjugador del San Rafael Iván Guzmán, ahora en las filas del Sant Andreu, tuvo la fortuna de entrar en el equipo titular que se enfrentó en el partido de ida de los deciseisavos de final de la Copa del Rey al vigente campeón del torneo, el Atlético de Madrid. El interior fue sustituido por su compañero Alcover, pero durante los 65 minutos que estuvo en el campo pudo disfrutar del deporte rey ante todo un Primera División. El catalán calificó el enfrentamiento copero de "experiencia única" y, pese a la goleada encajada (0-4), subraya que lo que vivió en el Narcís Sala, que presentó un lleno histórico, jamás lo olvidará. Para Iván Guzmán, enfrentarse al conjunto de Simeone supuso "cumplir un sueño, ya que sabe Dios cuando volveré a verme en una situación parecida". En cuanto al juego en sí, el volante explica: "Fue una pasada; en mi vida había corrido tanto. No vimos el balón ni por asomo. Es más, respiré aliviado cuando el míster me cambió, ya que estaba fundido. Incluso, no habíamos acabado el partido y muchos de nosotros tuvimos que estirar más de una vez porque estábamos rotos".
Iván Guzmán posa con la camiseta que le regaló Koke (Foto: Fútbol Pitiuso).
Iván Guzmán posa con la camiseta que le regaló Koke (Foto: Fútbol Pitiuso).
Además, el encuentro ante los colchoneros fue doblemente especial para el interior, ya que, en edad juvenil, defendió la camiseta rojiblanca. Y en aquella época coincidió con Koke, canterano que fue titular en el partido de Copa. El destino quiso que varias temporadas después ambos jugadores coincidieran en un terreno de juego. "Compartimos vestuario en el Atlético y la verdad es que me hizo mucha ilusión enfrentarme a él. Es un pedazo de jugador y tuvo el detalle de regalarme su camiseta", afirma. Dentro de dos semanas se disputa el partido de vuelta, aunque en esta ocasión en el Vicente Calderón, donde Iván Guzmán desea vestirse de corto y volver a contar con algunos minutos. "Ojalá pueda jugar en ese estadio. Sería una pasada tener la oportunidad de disfrutar del fútbol en un campo de Primera, de grandes dimensiones y césped natural, pero ya veremos qué decide el entrenador", comenta el exjugador del San Rafael, que augura una goleada. "Nos meterán un saco, pero los que saltemos al campo nos partiremos la cara y defenderemos con orgullo el escudo del Sant Andreu", concluye. El ibicenco Aitor, sin covocar El centrocampista Aitor Ramírez, que militó en la Peña Deportiva el curso pasado, anhelaba tener la posibilidad de jugar ante el Atlético de Madrid, pero, finalmente, se quedó fuera de la convocatoria del técnico Patxi Salinas. No obstante, el jugador no pierde la esperanza de estar en el equipo que se mida en el duelo de vuelta al conjunto madrileño. "A ver si tengo suerte y puedo estar en el Vicente Calderón", sostiene.

No hay comentarios

Dejar respuesta