El centrocampista, en un partido de la temporada pasada.
El centrocampista, en un partido de la temporada pasada.

Francisco Natera. La Liga Nacional juvenil vuelve a acoger un nuevo derbi pitiuso este fin de semana. Portmany  y Formentera se baten mañana sábado (San Antonio, 17:45 horas) en un interesante duelo y en donde la victoria es el único resultado capaz de enderezar el camino que ambas formaciones han trazado en este primer tramo de competición.

Los sanantonienses llegan a la cita en mejor situación. Ocupan el duodécimo lugar de la tabla con 10 puntos, de los cuales, sólo uno han conseguido lejos de su terreno de juego. El equipo de Gerard Garcés, por su parte, deambula por la zona peligrosa de la tabla; son terceros por la cola y únicamente acumulan 6 dígitos.

Los números dan como favorito al Portmany. En su campo se ha hecho fuerte y ya ha demostrado de lo que es capaz el día de la goleada al líder La Salle (4-0) hace dos jornadas, aunque la última derrota, en el feudo de la Penya Arrabal (2-0), obliga al plantel de Montalbán y Carlos Marí a sumar los tres puntos frente a un Formentera que no levanta cabeza.

El cuadro rojinegro sólo ha sumado un punto a domicilio, por lo que la estadística no juega a su favor. Además, afronta el derbi después de encajar dos goleadas y de recibir la friolera de 14 tantos en contra, unos registros que han minado la moral de una plantilla que, aún así, tratará de dar la sorpresa en San Antonio y reforzar su castigada autoestima.

Javi Bufí es una de las voces autorizadas del Portmany y aclara que el equipo del formenterense tiene capacidad para ponerte en apuros. “Ojo con el Formentera que no es ninguna cenicienta. No hay que fiarse. Es un grupo rocoso, sólido y superarle nos va a costar”, avisa el mediocentro. “Tenemos que emplearnos a fondo si queremos ganar; que nadie piense que porque el rival no esté bien el encuentro va a ser un paseo”, añade.

El ambiente que se respira en el vestuario portmanyista es inmejorable, a pesar de las dificultades que se está encontrando en los partidos jugados lejos de San Antonio. “Estamos muy bien; el grupo está unido y tiene confianza. Acabará llegando nuestro primer triunfo fuera y en el momento que llegue todo irá mejor”, indica.

Cree Javi Bufí que ante el Formentera se verá un  partido intenso y disputado y que será clave marcar un gol pronto para ganar en seguridad y obligar al rival a abrir sus líneas. “Si nos adelantamos en el marcador en los primeros minutos todo irá rodado y encontraremos más huecos por donde atacar su defensa”, explica el centrocampista.

Asimismo, anima el canterano del Portmany a que acuda al campo la afición del Portmany. “Siempre es mejor jugar con ambiente en la grada y un derbi es un partido muy especial, así que si la gente viene a animar será muy positivo para el equipo. A ver si nuestra gente viene. Trataremos de dedicarle la victoria”, concluye el jugador.

Javi Bufí: “No hay que fiarse del Formentera”

El centrocampista, en un partido de la temporada pasada.
El centrocampista, en un partido de la temporada pasada.
Francisco Natera. La Liga Nacional juvenil vuelve a acoger un nuevo derbi pitiuso este fin de semana. Portmany  y Formentera se baten mañana sábado (San Antonio, 17:45 horas) en un interesante duelo y en donde la victoria es el único resultado capaz de enderezar el camino que ambas formaciones han trazado en este primer tramo de competición. Los sanantonienses llegan a la cita en mejor situación. Ocupan el duodécimo lugar de la tabla con 10 puntos, de los cuales, sólo uno han conseguido lejos de su terreno de juego. El equipo de Gerard Garcés, por su parte, deambula por la zona peligrosa de la tabla; son terceros por la cola y únicamente acumulan 6 dígitos. Los números dan como favorito al Portmany. En su campo se ha hecho fuerte y ya ha demostrado de lo que es capaz el día de la goleada al líder La Salle (4-0) hace dos jornadas, aunque la última derrota, en el feudo de la Penya Arrabal (2-0), obliga al plantel de Montalbán y Carlos Marí a sumar los tres puntos frente a un Formentera que no levanta cabeza. El cuadro rojinegro sólo ha sumado un punto a domicilio, por lo que la estadística no juega a su favor. Además, afronta el derbi después de encajar dos goleadas y de recibir la friolera de 14 tantos en contra, unos registros que han minado la moral de una plantilla que, aún así, tratará de dar la sorpresa en San Antonio y reforzar su castigada autoestima. Javi Bufí es una de las voces autorizadas del Portmany y aclara que el equipo del formenterense tiene capacidad para ponerte en apuros. "Ojo con el Formentera que no es ninguna cenicienta. No hay que fiarse. Es un grupo rocoso, sólido y superarle nos va a costar", avisa el mediocentro. "Tenemos que emplearnos a fondo si queremos ganar; que nadie piense que porque el rival no esté bien el encuentro va a ser un paseo", añade. El ambiente que se respira en el vestuario portmanyista es inmejorable, a pesar de las dificultades que se está encontrando en los partidos jugados lejos de San Antonio. "Estamos muy bien; el grupo está unido y tiene confianza. Acabará llegando nuestro primer triunfo fuera y en el momento que llegue todo irá mejor", indica. Cree Javi Bufí que ante el Formentera se verá un  partido intenso y disputado y que será clave marcar un gol pronto para ganar en seguridad y obligar al rival a abrir sus líneas. "Si nos adelantamos en el marcador en los primeros minutos todo irá rodado y encontraremos más huecos por donde atacar su defensa", explica el centrocampista. Asimismo, anima el canterano del Portmany a que acuda al campo la afición del Portmany. "Siempre es mejor jugar con ambiente en la grada y un derbi es un partido muy especial, así que si la gente viene a animar será muy positivo para el equipo. A ver si nuestra gente viene. Trataremos de dedicarle la victoria", concluye el jugador.

No hay comentarios

Dejar respuesta