El delantero suma ha marcado cinco goles en el arranque de Liga.
El delantero suma ha marcado cinco goles en el arranque de Liga.

David Alba La llegada a Formentera del delantero Jordi Martí ha dado una nueva dimensión ofensiva al conjunto de Luis Elcacho. Basta con recordar qué ocurría, por estas fechas, el año pasado. El conjunto rojinegro marchaba cuarto (como en la presente campaña), pero sólo había anotado seis goles en siete jornadas ligueras. Actualmente, lleva 15 tantos y Martí ha enchufado un tercio de ellos (cinco). Es curioso, pero el delantero ha marcado casi los mismos goles que el Formentera campeón en la jornada siete.

“Sabía que era un equipo que recibía pocos goles -admite Martí-, pero viendo los números del año pasado me sorprende que ganaran la liga anotando tan poco” . El atacante explica que, tal vez, haya habido un “cambio de dinámica” del equipo. “Encajamos con facilidad, pero con poco hacemos daño a los rivales”, asegura. A pesar del protagonismo que está adquiriendo en este inicio de campaña destaca que solo se siente bien cuando ganan. “Los números no son algo que me suban el ánimo”, indica.

Jordi Martí también destaca en el juego aéreo.
Jordi Martí pelea un balón durante el pasado derbi contra la Peña.

En este sentido opina que afrontaron mal el derbi contra la Peña Deportiva. “No entramos con la intensidad que requería un rival hipermotivado e intenso”, lamenta. Sin embargo, asevera que “aún así” pudieron llevarse un partido que “merecimos perder”. El delantero, un trotamundos del fútbol a pesar de sus treinta años, está “muy contento” con la experiencia en la isla pitiusa. “Es un club muy peculiar y me siento muy a gusto con el trato que estoy recibiendo por parte de todos”, revela.

Y es una fuente autorizada para hablar en este aspecto. Jordi Martí se formó en la cantera del Lleida, pasó por el Fraga para, posteriormente, reforzar a filiales de clubes míticos como el Zaragoza, el Osasuna o el Valladolid. Incluso, hizo las maletas y se fue a Italia a jugar en el Sorrento. “Probé en el fútbol italiano en mi último año sub 23 -señala-, pero no tuve la suerte de disputar muchos minutos”. No obstante, destaca que su experiencia en el club napolitano fue positiva. De Italia recuerda “la profesionalidad” y “las concentraciones de tres días cuando había un partido importante”, entre otras cosas.

Jordi Martí, el gol que buscaba el Formentera

El delantero suma ha marcado cinco goles en el arranque de Liga.
El delantero suma ha marcado cinco goles en el arranque de Liga.
David Alba La llegada a Formentera del delantero Jordi Martí ha dado una nueva dimensión ofensiva al conjunto de Luis Elcacho. Basta con recordar qué ocurría, por estas fechas, el año pasado. El conjunto rojinegro marchaba cuarto (como en la presente campaña), pero sólo había anotado seis goles en siete jornadas ligueras. Actualmente, lleva 15 tantos y Martí ha enchufado un tercio de ellos (cinco). Es curioso, pero el delantero ha marcado casi los mismos goles que el Formentera campeón en la jornada siete."Sabía que era un equipo que recibía pocos goles -admite Martí-, pero viendo los números del año pasado me sorprende que ganaran la liga anotando tan poco" . El atacante explica que, tal vez, haya habido un "cambio de dinámica" del equipo. "Encajamos con facilidad, pero con poco hacemos daño a los rivales", asegura. A pesar del protagonismo que está adquiriendo en este inicio de campaña destaca que solo se siente bien cuando ganan. "Los números no son algo que me suban el ánimo", indica.
Jordi Martí también destaca en el juego aéreo.
Jordi Martí pelea un balón durante el pasado derbi contra la Peña.
En este sentido opina que afrontaron mal el derbi contra la Peña Deportiva. "No entramos con la intensidad que requería un rival hipermotivado e intenso", lamenta. Sin embargo, asevera que "aún así" pudieron llevarse un partido que "merecimos perder". El delantero, un trotamundos del fútbol a pesar de sus treinta años, está "muy contento" con la experiencia en la isla pitiusa. "Es un club muy peculiar y me siento muy a gusto con el trato que estoy recibiendo por parte de todos", revela.Y es una fuente autorizada para hablar en este aspecto. Jordi Martí se formó en la cantera del Lleida, pasó por el Fraga para, posteriormente, reforzar a filiales de clubes míticos como el Zaragoza, el Osasuna o el Valladolid. Incluso, hizo las maletas y se fue a Italia a jugar en el Sorrento. "Probé en el fútbol italiano en mi último año sub 23 -señala-, pero no tuve la suerte de disputar muchos minutos". No obstante, destaca que su experiencia en el club napolitano fue positiva. De Italia recuerda "la profesionalidad" y "las concentraciones de tres días cuando había un partido importante", entre otras cosas.

No hay comentarios

Dejar respuesta