Mañana domingo, si eres aficionado al fútbol en general y al Ibiza en particular tienes una cita obligada en Can Misses a las 12:00 horas. El equipo de Rufete se mide al Levante B en la ida de la eliminatoria final del playoff de ascenso a Segunda B y te necesita para sacar adelante un partido que no será fácil. Más que nunca, el plantel celeste tiene que sentir que la hinchada empuja desde la grada para lograr un buen resultado de cara a la vuelta. Los hinchas unionistas, como pasara ante el Algeciras y contra el Getafe B, tienen que volver a ser el jugador número 12 para llevar en volandas a un grupo de futbolistas que saltará al verde con hambre de éxito deportivo, dispuesto a festejar con pasión y fervor con los espectadores un triunfo que le acerque al objetivo del fútbol de bronce. No hay excusas, el Ibiza somos todos y nos necesita. Llenemos Can Misses, dejémonos las garganta animando y arrimemos el hombro porque nos jugamos tener un representante de la isla en Segunda B la temporada que viene. Vila merece un fútbol de calidad en la 2018-2019 y los guerreros de Rufete están a 180 minutos de gestar una bonita historia donde todos nosotros podemos escribir un párrafo. Mañana domingo, la pequeña bombonera de la calle Campanitx tiene que explotar. Porque la fuerza del Ibiza somos nostros. Juntos, a Segunda División B.

Rufete: “Ahora toca jugar la final y ganarla”

La fuerza del Ibiza

Mañana domingo, si eres aficionado al fútbol en general y al Ibiza en particular tienes una cita obligada en Can Misses a las 12:00 horas. El equipo de Rufete se mide al Levante B en la ida de la eliminatoria final del playoff de ascenso a Segunda B y te necesita para sacar adelante un partido que no será fácil. Más que nunca, el plantel celeste tiene que sentir que la hinchada empuja desde la grada para lograr un buen resultado de cara a la vuelta. Los hinchas unionistas, como pasara ante el Algeciras y contra el Getafe B, tienen que volver a ser el jugador número 12 para llevar en volandas a un grupo de futbolistas que saltará al verde con hambre de éxito deportivo, dispuesto a festejar con pasión y fervor con los espectadores un triunfo que le acerque al objetivo del fútbol de bronce. No hay excusas, el Ibiza somos todos y nos necesita. Llenemos Can Misses, dejémonos las garganta animando y arrimemos el hombro porque nos jugamos tener un representante de la isla en Segunda B la temporada que viene. Vila merece un fútbol de calidad en la 2018-2019 y los guerreros de Rufete están a 180 minutos de gestar una bonita historia donde todos nosotros podemos escribir un párrafo. Mañana domingo, la pequeña bombonera de la calle Campanitx tiene que explotar. Porque la fuerza del Ibiza somos nostros. Juntos, a Segunda División B.
Rufete: "Ahora toca jugar la final y ganarla"

No hay comentarios

Dejar respuesta