Pando bebe agua de una garrafa en un calentamiento.
Pando bebe agua de una garrafa en un calentamiento.

europasur.es La Peña Deportiva Santa Eulalia retomó ayer los entrenamientos también tras haber disfrutado de descanso el pasado martes. La escuadra que comanda Mario Ormaechea está muy pendiente del estado de los tres futbolistas que arrastran molestias, aunque uno de ellos, Moreno, ya gozó de algunos minutos el pasado domingo en el partido de ida ante el Algeciras (0-0) y se postula como una de las principales bazas para tratar de sorprender a los albirrojos en el Nuevo Mirador (domingo a las 12:00).

Los ibicencos tratan de recuperar al centrocampista Borja Pando, un jugador fundamental durante la temporada, “el sostén” del equipo blanco, según explican los medios baleares.

La intención de Ormaechea es poder convocar al pivote y darle unos 15-20 minutos en función de cómo vaya el resultado en el duelo de vuelta ante los algeciristas. Ni que decir tiene que si la Peña lograse marcar, la presencia de este futbolista sería un plus más por su veteranía y liderazgo. Ormaechea lo considera imprescindible y el jugador cántabro está considerado como uno de los más identificados con el club y el pueblo, de hecho no dudó en renovar a la baja el pasado verano.

Mucho mejor lo tiene Moreno, delantero sevillano que reapareció el pasado domingo en la segunda parte. Por sus condiciones es uno de los futbolistas distintos en la plantilla balear, un atacante que sabe desequilibrar y que puede hacer daño en un escenario como el Nuevo Mirador, amplio y con césped natural. Moreno repetirá en la lista de convocados y puede que hasta salga como titular, ya que parece poco probable que la Peña vaya a apostar por dos puntas de la talla de Pacheta y Piquero en su planteamiento inicial.

El que más complicado lo tiene es el defensa Pau Pomar, uno de los pilares de la Peña Deportiva Santa Eulalia, que se lesionó en el partido de ida ante el Racing de Santander B, en el Sardinero, en la pasada eliminatoria. Pomar sufrió una pequeña rotura de fibras y el técnico lo descartó de antemano para la eliminatoria ante los albirrojos. Su evolución se guarda en celo en la isla. El regreso del defensor Dani Erencia el pasado domingo a la zaga blancatras cumplir sanción dio un respiro a los pitiusos, que pudieron volver a echar mano de Baena en el centro del campo, la zona más desguarnecida.

 

La Peña Deportiva mima a sus ‘armas secretas’

Pando bebe agua de una garrafa en un calentamiento.
Pando bebe agua de una garrafa en un calentamiento.
europasur.es La Peña Deportiva Santa Eulalia retomó ayer los entrenamientos también tras haber disfrutado de descanso el pasado martes. La escuadra que comanda Mario Ormaechea está muy pendiente del estado de los tres futbolistas que arrastran molestias, aunque uno de ellos, Moreno, ya gozó de algunos minutos el pasado domingo en el partido de ida ante el Algeciras (0-0) y se postula como una de las principales bazas para tratar de sorprender a los albirrojos en el Nuevo Mirador (domingo a las 12:00).Los ibicencos tratan de recuperar al centrocampista Borja Pando, un jugador fundamental durante la temporada, "el sostén" del equipo blanco, según explican los medios baleares.La intención de Ormaechea es poder convocar al pivote y darle unos 15-20 minutos en función de cómo vaya el resultado en el duelo de vuelta ante los algeciristas. Ni que decir tiene que si la Peña lograse marcar, la presencia de este futbolista sería un plus más por su veteranía y liderazgo. Ormaechea lo considera imprescindible y el jugador cántabro está considerado como uno de los más identificados con el club y el pueblo, de hecho no dudó en renovar a la baja el pasado verano.Mucho mejor lo tiene Moreno, delantero sevillano que reapareció el pasado domingo en la segunda parte. Por sus condiciones es uno de los futbolistas distintos en la plantilla balear, un atacante que sabe desequilibrar y que puede hacer daño en un escenario como el Nuevo Mirador, amplio y con césped natural. Moreno repetirá en la lista de convocados y puede que hasta salga como titular, ya que parece poco probable que la Peña vaya a apostar por dos puntas de la talla de Pacheta y Piquero en su planteamiento inicial.El que más complicado lo tiene es el defensa Pau Pomar, uno de los pilares de la Peña Deportiva Santa Eulalia, que se lesionó en el partido de ida ante el Racing de Santander B, en el Sardinero, en la pasada eliminatoria. Pomar sufrió una pequeña rotura de fibras y el técnico lo descartó de antemano para la eliminatoria ante los albirrojos. Su evolución se guarda en celo en la isla. El regreso del defensor Dani Erencia el pasado domingo a la zaga blancatras cumplir sanción dio un respiro a los pitiusos, que pudieron volver a echar mano de Baena en el centro del campo, la zona más desguarnecida. 

1 Comentario

  1. Chavales os merecéis todo. Pau, Moreno, Pando, etc. Bajas importantísimas y seguís ahí, compitiendo y con tantas opciones como el que más. Ahora que tienen que decir los envidiosos de turno del entrenador. Que miente cuando lleva toda la tentada quejándose de la mala suerte por la multitud de bajas. Pues ahí están a pesar de los pesares. ¡¡¡VAMOS PEÑA. LO VAMOS A CONSEGUIR!!!

Dejar respuesta