noudiari.es La Peña Deportiva visita esta jornada el campo del Ferriolense tras la exhibición de juego y goles dada la pasada jornada ante el Ciutaldella, 5-1. Los jugadores del conjunto de Santa Eulària desplegaron ante los menorquines un juego preciosista y poco común en su repertorio y menos habitual en esta Liga al que tratarán de dar continuidad ante el conjunto mallorquín, un bloque sin miedo por dar un buen trato al balón y que en Formentera planteó muchos problemas al equipo de Luis Elcacho a pesar de perder y de jugar con dos futbolistas menos desde mediado el primer acto. No será fácil dada la legión de lesionados que arrastra el equipo de la Villa del Río, siete para este partido: Grimaldo, Pau Pomar, Newman, Fofi, Casado (que tiene que pasar por el quirófano por rotura del ligamento cruzado), Raúl y Escandell (esguince de rodilla).

Once inicial de la Peña empleado por Mario Ormaechea ante el FormenteraOnce inicial de la Peña empleado por Mario Ormaechea ante el Formentera

El encuentro se juega este domingo a las doce de la mañana en el terreno de juego de Son Ferriol, cuyo equipo ha dado signos de querer jugar al fútbol en los pocos encuentros que se llevan disputados este ejercicio y que si se mantiene fiel a su estilo saldrá al rectángulo de juego dispuesto a vender cara la derrota ante el campeón, al que todos le tienen ‘ganas’ por si condición de mejor equipo del pasado curso en el torneo de la regularidad del grupo XI de Tercera División. No obstante, delante tendrá a una Peña que poco a poco, pero sin pausa, va cogiendo el tono y el pulso a la Liga y cuya delantera ha demostrado con creces que está perfectamente capacitada para dar guerra, y mucha, a la zaga más aguerrida del torneo. Los santaeulalienses, además, no conocen lo que es perder y solo han encajado dos tanto en lo que va de Liga.

La capacidad goleadora de la Peña no ha menguado pese a haber perdido al máximo artillero de la pasada campaña, Piquero, ahora en las filas del Formentera, y la exhibición de Paolo y Ayrton la pasada jornada ante el conjunto del Ciutadella es una muestra de ello. Además, no hay que olvidarlo, los peñistas cuentan en sus filas con Salinas, otro depredador de área que tiene el punto de mira perfectamente regulado y que tiene ganas de demostrarlo. Sana rivalidad la existe en la punta del ataque peñista y que ya querrían muchos entrenador para su equipo.

Para Mario Ormaechea, técnico de la Peña, el encuentro ante el Ferriolense es un “envite complicado, tanto por el rival, que es un buen equipo, como por las numerosas bajas que arrastra. “Es una amargura ver como cada jornada se nos lesiona un jugador. Grimaldo estaba casi a punto para jugar de nuevo y dio una patada al suelo y tiene afectado el pie. No puede jugar. De todas las bajas que tenemos, solo una, la de Raúl, es muscular. El resto son producto del infortunio. Esto pesa mucho, porque no ves una solución de continuidad”, lamenta el preparador peñista.

Pese a las ausencias, Ormaechea reconoce que sus jugadores saldrán a dar la cara en en Son Ferriol, “aunque nos la partan”, comenta, y asegura que tratarán de jugar del mismo modo que lo hicieron ante el Ciutadella. Reconoce, no obstante, que no tendrá la posibilidad de poner a jugadores de refresco en momentos claves del encuentro y esa es una de sus principales preocupaciones de cara al partido ante el bloque mallorquín.

La Peña tratará de dar continuidad a su buen juego ante el combativo Ferriolense

noudiari.es La Peña Deportiva visita esta jornada el campo del Ferriolense tras la exhibición de juego y goles dada la pasada jornada ante el Ciutaldella, 5-1. Los jugadores del conjunto de Santa Eulària desplegaron ante los menorquines un juego preciosista y poco común en su repertorio y menos habitual en esta Liga al que tratarán de dar continuidad ante el conjunto mallorquín, un bloque sin miedo por dar un buen trato al balón y que en Formentera planteó muchos problemas al equipo de Luis Elcacho a pesar de perder y de jugar con dos futbolistas menos desde mediado el primer acto. No será fácil dada la legión de lesionados que arrastra el equipo de la Villa del Río, siete para este partido: Grimaldo, Pau Pomar, Newman, Fofi, Casado (que tiene que pasar por el quirófano por rotura del ligamento cruzado), Raúl y Escandell (esguince de rodilla).
Once inicial de la Peña empleado por Mario Ormaechea ante el FormenteraOnce inicial de la Peña empleado por Mario Ormaechea ante el Formentera
El encuentro se juega este domingo a las doce de la mañana en el terreno de juego de Son Ferriol, cuyo equipo ha dado signos de querer jugar al fútbol en los pocos encuentros que se llevan disputados este ejercicio y que si se mantiene fiel a su estilo saldrá al rectángulo de juego dispuesto a vender cara la derrota ante el campeón, al que todos le tienen ‘ganas’ por si condición de mejor equipo del pasado curso en el torneo de la regularidad del grupo XI de Tercera División. No obstante, delante tendrá a una Peña que poco a poco, pero sin pausa, va cogiendo el tono y el pulso a la Liga y cuya delantera ha demostrado con creces que está perfectamente capacitada para dar guerra, y mucha, a la zaga más aguerrida del torneo. Los santaeulalienses, además, no conocen lo que es perder y solo han encajado dos tanto en lo que va de Liga. La capacidad goleadora de la Peña no ha menguado pese a haber perdido al máximo artillero de la pasada campaña, Piquero, ahora en las filas del Formentera, y la exhibición de Paolo y Ayrton la pasada jornada ante el conjunto del Ciutadella es una muestra de ello. Además, no hay que olvidarlo, los peñistas cuentan en sus filas con Salinas, otro depredador de área que tiene el punto de mira perfectamente regulado y que tiene ganas de demostrarlo. Sana rivalidad la existe en la punta del ataque peñista y que ya querrían muchos entrenador para su equipo. Para Mario Ormaechea, técnico de la Peña, el encuentro ante el Ferriolense es un “envite complicado, tanto por el rival, que es un buen equipo, como por las numerosas bajas que arrastra. “Es una amargura ver como cada jornada se nos lesiona un jugador. Grimaldo estaba casi a punto para jugar de nuevo y dio una patada al suelo y tiene afectado el pie. No puede jugar. De todas las bajas que tenemos, solo una, la de Raúl, es muscular. El resto son producto del infortunio. Esto pesa mucho, porque no ves una solución de continuidad”, lamenta el preparador peñista. Pese a las ausencias, Ormaechea reconoce que sus jugadores saldrán a dar la cara en en Son Ferriol, “aunque nos la partan”, comenta, y asegura que tratarán de jugar del mismo modo que lo hicieron ante el Ciutadella. Reconoce, no obstante, que no tendrá la posibilidad de poner a jugadores de refresco en momentos claves del encuentro y esa es una de sus principales preocupaciones de cara al partido ante el bloque mallorquín.

No hay comentarios

Dejar respuesta