La plantilla podría abandonar el equipo si no cobra.

Los jugadores de la primera plantilla del Isleño, a quienes el club adeuda las mensualidades de noviembre y diciembre, no están dispuestos a conceder más vidilla a los responsables del club y han lanzado un ultimatum con el objetivo de cobrar antes del día 15 de enero su dinero, según anuncia Ultima Hora Ibiza.
Los directivos, con las arcas de la unión deportiva vacías y sin respaldo económico privado, tienen ante sí un nuevo problema después de destituir al entrenador Asensio, a quien también se le deben dos nóminas.
El madrileño y el Isleño tendrán ahora que pactar su salida si Toni Torres, director deportivo, quiere sentar a David Torres, preparador del filial, en el banquillo. Y es que el ya extécnico, que ni mucho menos se marcha contento después de cómo le han despedido, no está dispuesto a irse con las manos vacías y no va a dar muchas facilidadades a la hora de negociar su contrato.
Si a mediados de mes la cúpula atlética no ha pagado, al menos, uno de los dos meses que tiene pendiente de pago a los miembros del plantel, éstos podrían abandonar Can Misses. Si no todos, muchos. La desbandada, así pues, es una realidad y podría dejar en una pésima situación a una entidad que no genera simpatía, sin apenas masa social, con deudas a proovedores y con exjugadores y extécnicos reclamando el pago de mensualidades de la anterior campaña.
Sin duda, el club que preside Vicente Torres, Murtera, empieza el nuevo año de la peor de las maneras. O cambian mucho las cosas o el Isleño se las verá y se las deseará para finalizar dignamente una temporada que muchos opinan que ni siquiera debió empezar.

La plantilla del Isleño exige cobrar antes del día 15 de enero las nóminas de noviembre y diciembre

La plantilla podría abandonar el equipo si no cobra.
Los jugadores de la primera plantilla del Isleño, a quienes el club adeuda las mensualidades de noviembre y diciembre, no están dispuestos a conceder más vidilla a los responsables del club y han lanzado un ultimatum con el objetivo de cobrar antes del día 15 de enero su dinero, según anuncia Ultima Hora Ibiza.
Los directivos, con las arcas de la unión deportiva vacías y sin respaldo económico privado, tienen ante sí un nuevo problema después de destituir al entrenador Asensio, a quien también se le deben dos nóminas.
El madrileño y el Isleño tendrán ahora que pactar su salida si Toni Torres, director deportivo, quiere sentar a David Torres, preparador del filial, en el banquillo. Y es que el ya extécnico, que ni mucho menos se marcha contento después de cómo le han despedido, no está dispuesto a irse con las manos vacías y no va a dar muchas facilidadades a la hora de negociar su contrato.
Si a mediados de mes la cúpula atlética no ha pagado, al menos, uno de los dos meses que tiene pendiente de pago a los miembros del plantel, éstos podrían abandonar Can Misses. Si no todos, muchos. La desbandada, así pues, es una realidad y podría dejar en una pésima situación a una entidad que no genera simpatía, sin apenas masa social, con deudas a proovedores y con exjugadores y extécnicos reclamando el pago de mensualidades de la anterior campaña.
Sin duda, el club que preside Vicente Torres, Murtera, empieza el nuevo año de la peor de las maneras. O cambian mucho las cosas o el Isleño se las verá y se las deseará para finalizar dignamente una temporada que muchos opinan que ni siquiera debió empezar.





No hay comentarios

Dejar respuesta