El turrón le va a sentar estas Navidades la mar de bien a Samu Álex, ya que su sueño de convertirse en futbolista profesional está cada vez más cerca después de haber renovado con el Mallorca dos temporadas más con opción a otras dos. La contrastada calidad y gran proyección del mediocentro, que antes de dar el salto al club bermellón defendió el escudo del Atlético Isleño y del Sant Jordi, le han valido para ganarse la confianza de los técnicos y tener la oportunidad de llegar al primer equipo mallorquinista a corto plazo. El pivote, de 1.85 metros, muy competitivo y con mucho recorrido, está brillando con luz propia con el juvenil de División de Honor y la entidad rojinegra ha hecho una apuesta muy fuerte por el centrocampista, que la temporada que viene será sénior.

Samu Álex no puede ocultar la alegría que siente por seguir vinculado al Mallorca, un club donde  se siente querido, valorado y respetado. “La verdad es que estoy muy contento por haber renovado por dos temporadas más con opción a otras dos. Desde que llegué aquí tenía muy claro que quería llegar lo más arriba posible y voy a seguir trabajando para lograr mis objetivos”, asegura el mediocentro, que reitera lo feliz que es en la entidad bermellona. “Estoy muy bien y muy a gusto”, añade el futbolista, que persigue triunfar en el mundo del fútbol, aunque ello suponga estar lejos de su tierra. “Echo de menos a Ibiza, a mi familia y a mis amigos, pero soy feliz y de momento todo me va muy bien, por lo que no puedo estar más contento”, concluye.

Las felices Navidades de Samu Álex

El turrón le va a sentar estas Navidades la mar de bien a Samu Álex, ya que su sueño de convertirse en futbolista profesional está cada vez más cerca después de haber renovado con el Mallorca dos temporadas más con opción a otras dos. La contrastada calidad y gran proyección del mediocentro, que antes de dar el salto al club bermellón defendió el escudo del Atlético Isleño y del Sant Jordi, le han valido para ganarse la confianza de los técnicos y tener la oportunidad de llegar al primer equipo mallorquinista a corto plazo. El pivote, de 1.85 metros, muy competitivo y con mucho recorrido, está brillando con luz propia con el juvenil de División de Honor y la entidad rojinegra ha hecho una apuesta muy fuerte por el centrocampista, que la temporada que viene será sénior. Samu Álex no puede ocultar la alegría que siente por seguir vinculado al Mallorca, un club donde  se siente querido, valorado y respetado. "La verdad es que estoy muy contento por haber renovado por dos temporadas más con opción a otras dos. Desde que llegué aquí tenía muy claro que quería llegar lo más arriba posible y voy a seguir trabajando para lograr mis objetivos", asegura el mediocentro, que reitera lo feliz que es en la entidad bermellona. "Estoy muy bien y muy a gusto", añade el futbolista, que persigue triunfar en el mundo del fútbol, aunque ello suponga estar lejos de su tierra. "Echo de menos a Ibiza, a mi familia y a mis amigos, pero soy feliz y de momento todo me va muy bien, por lo que no puedo estar más contento", concluye.

No hay comentarios

Dejar respuesta