El equipo cadete de la Penya Blanc i Blava celebra la Copa.
El equipo cadete de la Penya Blanc i Blava celebra la Copa.
Paco Natera El color de moda del fútbol pitiuso es el que luce con orgullo la Penya Blanc i Blava, un club que despide 2015 a lo grande, dominando muchas de las categorías de la base y, desde hoy domingo, levantando merecidamente el título de Copa cadete. El equipo de Vila ha superado en la final, disputada este mediodía en Puig d’en Valls, al Portmany en un partido disputado, pero jugado con deportividad. Víctor y Álex tumbaron a un conjunto sanantoniense que llegaba a la cita como el gran favorito, pero tuvo que rendirse ante la efectividad y solidez defensiva de los periquitos, que brindaron el trofeo con una fiel y animosa afición que llenó la grada del recinto deportivo en gran número.

La Penya Blanc i Blava representará al balompié pitiuso en la fase balear de la denominada también Copa Coca-Cola, que tendrá lugar el próximo mes de mayo en un triangular que medirá al Atlético Villarcarlos, vencedor de Menorca, y a un rival mallorquín, aún por determinar. El plantel de Can Misses 2 ha logrado alzar el título por segunda vez en su historia -la primera fue en la 2013-2104- y afronta esta nueva aventura con ganas y mucha ilusión de hacer un buen papel en el campeonato balear. Y es que la escuadra que entrena Pedro Torres, ya disfrutando de unas merecidas vacaciones, encara 2016 a tope de moral y confianza.

Para el club que preside Juanjo Bertomeu, 2015 ha sido, sin duda, el año de la consagración de la Penya Blanc i Blava a nivel deportivo y social. La entidad de Vila crece a pasos agigantados y la gran labor de directivos, entrenadores y colaboradores se refleja en el buen momento de forma por el que atraviesan muchos de sus equipos. Los juveniles se proclamaron recientemente campeones de Copa y los infantiles, alevines y benjamines han cantado el alirón en sus respectivas Ligas de clasificación. Además, son líderes en benjamines y prebenjamines de primer año y los prebenjamines de segundo año y benjamines del Grupo 2 han sido subcampeones.

El máximo responsable de la Penya Blanc i Blava se muestra tremendamente orgulloso del buen estado de salud que vive el club que preside desde 2008. “La verdad es que estamos muy contentos por cómo marchan las cosas. A nivel deportivo estamos recogiendo los frutos del gran trabajo que hacemos por y para la cantera y en el aspecto social, la situación también es muy buena. La entidad va cada temporada a más y este es el objetivo que perseguimos todas las personas que formamos esta gran familia”, ha apuntado un Juanjo Bertomeu que asegura afrontar el futuro con vitalidad y optimismo.

Los cadetes de la Penya Blanc i Blava conquistan la Copa

El equipo cadete de la Penya Blanc i Blava celebra la Copa.
El equipo cadete de la Penya Blanc i Blava celebra la Copa.
Paco Natera El color de moda del fútbol pitiuso es el que luce con orgullo la Penya Blanc i Blava, un club que despide 2015 a lo grande, dominando muchas de las categorías de la base y, desde hoy domingo, levantando merecidamente el título de Copa cadete. El equipo de Vila ha superado en la final, disputada este mediodía en Puig d'en Valls, al Portmany en un partido disputado, pero jugado con deportividad. Víctor y Álex tumbaron a un conjunto sanantoniense que llegaba a la cita como el gran favorito, pero tuvo que rendirse ante la efectividad y solidez defensiva de los periquitos, que brindaron el trofeo con una fiel y animosa afición que llenó la grada del recinto deportivo en gran número. La Penya Blanc i Blava representará al balompié pitiuso en la fase balear de la denominada también Copa Coca-Cola, que tendrá lugar el próximo mes de mayo en un triangular que medirá al Atlético Villarcarlos, vencedor de Menorca, y a un rival mallorquín, aún por determinar. El plantel de Can Misses 2 ha logrado alzar el título por segunda vez en su historia -la primera fue en la 2013-2104- y afronta esta nueva aventura con ganas y mucha ilusión de hacer un buen papel en el campeonato balear. Y es que la escuadra que entrena Pedro Torres, ya disfrutando de unas merecidas vacaciones, encara 2016 a tope de moral y confianza. Para el club que preside Juanjo Bertomeu, 2015 ha sido, sin duda, el año de la consagración de la Penya Blanc i Blava a nivel deportivo y social. La entidad de Vila crece a pasos agigantados y la gran labor de directivos, entrenadores y colaboradores se refleja en el buen momento de forma por el que atraviesan muchos de sus equipos. Los juveniles se proclamaron recientemente campeones de Copa y los infantiles, alevines y benjamines han cantado el alirón en sus respectivas Ligas de clasificación. Además, son líderes en benjamines y prebenjamines de primer año y los prebenjamines de segundo año y benjamines del Grupo 2 han sido subcampeones. El máximo responsable de la Penya Blanc i Blava se muestra tremendamente orgulloso del buen estado de salud que vive el club que preside desde 2008. "La verdad es que estamos muy contentos por cómo marchan las cosas. A nivel deportivo estamos recogiendo los frutos del gran trabajo que hacemos por y para la cantera y en el aspecto social, la situación también es muy buena. La entidad va cada temporada a más y este es el objetivo que perseguimos todas las personas que formamos esta gran familia", ha apuntado un Juanjo Bertomeu que asegura afrontar el futuro con vitalidad y optimismo.

1 Comentario

Dejar respuesta