Los dos pistoleros de la Peña Deportiva.
Los dos pistoleros de la Peña Deportiva.
Paco Natera La Peña Deportiva llega a la recta final de la primera vuelta instalado en la cima de la tabla, a únicamente dos puntos del líder Menorca. El equipo de Raúl Casañ está rubricando una gran temporada y es un firme candidato a conseguir, por qué no, el ascenso a División de Honor. Los blancos se están apoyando en sus goles para permitirse soñar con el ascenso y dos jugadores son los pistoleros del equipo: José Eloy, pichichi del campeonato con 11 goles y Adrián Luna, que lleva 8. Ambos cracks han aportado casi la mitad de los tantos del plantel, que acumula la friolera de 43 dianas. El conjunto de Santa Eulalia es, de calle, el que más en forma está de cara a puerta del torneo balear. Fútbol Pitiuso ha hablado esta mañana con los artilleros de la Peña y los dos analizan sus respectivas dinámicas, así como la excelente marchar del grupo.

Adrián Luna, que pese a jugar habitualmente en la banda, está clavando chicharros a un ritmo frenético y además también los sirve en bandeja de plata a sus compañeros. Su idilio con el gol es total. “La verdad es que estoy muy contento. Estoy trabajando bien y estoy enchufando más goles de los que esperaba”, afirma, contento, el jugador peñista. “El equipo está jugando a un gran nivel y cada vez que llegamos arriba se crea peligro. Además, en la estrategia también estamos finos”, añade Adrián Luna en respuesta a la escandalosa pegada de la Peña Deportiva.

José Eloy Portillo tampoco oculta su felicidad por cómo le van a las cosas. También se muestra orgulloso por los resultados que, hasta el momento, sitúan al bloque de la Villa del Río entre los mejores de la Liga Nacional balear. El talentoso jugador, acerca de su grata comunión con el gol, comenta: “Estoy feliz, la verdad. Al final es lo que todos los delanteros buscamos”. De todos modos, el atacante hace hincapié en un detalle. “Hay que destacar que sin suerte y sin compañeros que te asistan, los goleadores no haríamos nada”, comenta el jugador, valorando la importancia que tienen el juego de equipo en la Peña Deportiva.

Adrián Luna y José Eloy son uña y carne. Son algo más que dos compañeros de vestuario. Llevan media vida compartiendo fútbol y este especial matrimonio se nota sobre la hierba. “Con él me llevo de escándalo. Hace muchas temporadas que juego con José Eloy. Además, es un jugón con el que cualquier futbolista se entiende”, manifiesta un Adrián Luna que destaca de su compañero “su liderazgo, su desborde y su inteligencia”. El interior, además, resalta del 10 de la Peña, su facilidad para perforar las porterías contrarias. “Esta temporada está teniendo mucho gol”, comenta.

También se deshace en elogios José Eloy sobre su compañero de batallas, con quien lleva “toda la vida jugando juntos”. El mediapunta explica que se lleva igual de bien con Adrián Luna “en la calle” que en los terrenos de juego. “Nuestra conexión es total”, exclama la estrella de la Peña, que no oculta la admiración que siente por su colega, así como por sus cualidades. “Lo que más me gusta de Luna es su potencia, es una de sus mejores virtudes. Además, cada día va a más. La verdad es que es un verdadero placer poder disfrutar de este deporte junto a él en la Peña”, apunta José Eloy.

Adrián Luna ha metido goles de todos los sabores y colores, pero, preguntado por cuál ha sido el más importante de los ocho que lleva, no duda en asegurar: “El 3-3, ante el San Francisco”. Pero es tan voraz el hambre de gol del 8 peñista que espera no parar de celebrar chicharros esta campaña. Es más, sueña con conseguir el hipotético tanto que le diera a la Peña el ascenso a División de Honor. “Es complicado, pero me gustaría hacer ese gol”, confiesa un jugador comprometido al máximo con el ilusionante proyecto deportivo que lidera Raúl Casañ.

José Eloy, por su parte, prefiere guardarse para él sus mejores goles. No obstante, afirma que ha enchufado “un par que me han marcado”. Aunque el habilidoso jugador no duda en asegurar que “los goles importantes son los que dan títulos o salvaciones”. Y de momento, la Peña, pese a su brillante papel y lo cerca que está de la División de Honor, no ha conseguido nada. “El equipo no piensa en el ascenso. Queremos hacer las cosas bien y la idea que tenemos es darlo todo en cada partido”, revela el futbolista, que prefiere no lanzar las campanas al vuelo públicamente. “Tenemos nuestros objetivos, pero se quedan de puertas para adentro”, aclara.

Sea como fuere, la Peña no piensa ni por asomo descolgarse de la zona vip de la clasificación. Sabe que mantenerse en la élite jornada tras jornada no es una tarea sencilla, pero no renuncia a hacer realidad su sueño. De momento, en la caseta blanca todo es gloria bendita. “El vestuario está muy ilusionado. Lo cierto es que no imaginábamos estar tan arriba cuando empezamos esta aventura, pero es bienvenido todo lo bueno que llegue. Lucharemos lo que haga falta para seguir ahí”, afirma un Adrián Luna que no quiso despedirse sin aclarar que el campeonato, aunque parezca de los más flojos de los últimos años, es tremendamente competitivo. “Cualquier equipo puede pintarte la cara”, apostilla

Y en los mismos términos se pronuncia José Eloy. “Pienso que siempre ha pasado. Una vez que dejas la categoría la ves de inferior nivel a cuando militabas en ella. Está claro que en la calle hay muchas opiniones y cada uno tiene la suya”, concluye un jugador al que le acompaña siempre un lema. “Sin humilidad no se llega a ningún sitio”. Y esto es lo que intenta potenciar el equipo de Raúl Casañ en una temporada que podría ser histórica para el fútbol pitiuso. La afición desea un equipo en División de Honor y la plantilla peñista, hasta ahora, la tiene a tiro de piedra. Suerte.

Luna & José Eloy, una sociedad letal

Los dos pistoleros de la Peña Deportiva.
Los dos pistoleros de la Peña Deportiva.
Paco Natera La Peña Deportiva llega a la recta final de la primera vuelta instalado en la cima de la tabla, a únicamente dos puntos del líder Menorca. El equipo de Raúl Casañ está rubricando una gran temporada y es un firme candidato a conseguir, por qué no, el ascenso a División de Honor. Los blancos se están apoyando en sus goles para permitirse soñar con el ascenso y dos jugadores son los pistoleros del equipo: José Eloy, pichichi del campeonato con 11 goles y Adrián Luna, que lleva 8. Ambos cracks han aportado casi la mitad de los tantos del plantel, que acumula la friolera de 43 dianas. El conjunto de Santa Eulalia es, de calle, el que más en forma está de cara a puerta del torneo balear. Fútbol Pitiuso ha hablado esta mañana con los artilleros de la Peña y los dos analizan sus respectivas dinámicas, así como la excelente marchar del grupo.Adrián Luna, que pese a jugar habitualmente en la banda, está clavando chicharros a un ritmo frenético y además también los sirve en bandeja de plata a sus compañeros. Su idilio con el gol es total. "La verdad es que estoy muy contento. Estoy trabajando bien y estoy enchufando más goles de los que esperaba", afirma, contento, el jugador peñista. "El equipo está jugando a un gran nivel y cada vez que llegamos arriba se crea peligro. Además, en la estrategia también estamos finos", añade Adrián Luna en respuesta a la escandalosa pegada de la Peña Deportiva.José Eloy Portillo tampoco oculta su felicidad por cómo le van a las cosas. También se muestra orgulloso por los resultados que, hasta el momento, sitúan al bloque de la Villa del Río entre los mejores de la Liga Nacional balear. El talentoso jugador, acerca de su grata comunión con el gol, comenta: "Estoy feliz, la verdad. Al final es lo que todos los delanteros buscamos". De todos modos, el atacante hace hincapié en un detalle. "Hay que destacar que sin suerte y sin compañeros que te asistan, los goleadores no haríamos nada", comenta el jugador, valorando la importancia que tienen el juego de equipo en la Peña Deportiva.Adrián Luna y José Eloy son uña y carne. Son algo más que dos compañeros de vestuario. Llevan media vida compartiendo fútbol y este especial matrimonio se nota sobre la hierba. "Con él me llevo de escándalo. Hace muchas temporadas que juego con José Eloy. Además, es un jugón con el que cualquier futbolista se entiende", manifiesta un Adrián Luna que destaca de su compañero "su liderazgo, su desborde y su inteligencia". El interior, además, resalta del 10 de la Peña, su facilidad para perforar las porterías contrarias. "Esta temporada está teniendo mucho gol", comenta.También se deshace en elogios José Eloy sobre su compañero de batallas, con quien lleva "toda la vida jugando juntos". El mediapunta explica que se lleva igual de bien con Adrián Luna "en la calle" que en los terrenos de juego. "Nuestra conexión es total", exclama la estrella de la Peña, que no oculta la admiración que siente por su colega, así como por sus cualidades. "Lo que más me gusta de Luna es su potencia, es una de sus mejores virtudes. Además, cada día va a más. La verdad es que es un verdadero placer poder disfrutar de este deporte junto a él en la Peña", apunta José Eloy.Adrián Luna ha metido goles de todos los sabores y colores, pero, preguntado por cuál ha sido el más importante de los ocho que lleva, no duda en asegurar: "El 3-3, ante el San Francisco". Pero es tan voraz el hambre de gol del 8 peñista que espera no parar de celebrar chicharros esta campaña. Es más, sueña con conseguir el hipotético tanto que le diera a la Peña el ascenso a División de Honor. "Es complicado, pero me gustaría hacer ese gol", confiesa un jugador comprometido al máximo con el ilusionante proyecto deportivo que lidera Raúl Casañ.José Eloy, por su parte, prefiere guardarse para él sus mejores goles. No obstante, afirma que ha enchufado "un par que me han marcado". Aunque el habilidoso jugador no duda en asegurar que "los goles importantes son los que dan títulos o salvaciones". Y de momento, la Peña, pese a su brillante papel y lo cerca que está de la División de Honor, no ha conseguido nada. "El equipo no piensa en el ascenso. Queremos hacer las cosas bien y la idea que tenemos es darlo todo en cada partido", revela el futbolista, que prefiere no lanzar las campanas al vuelo públicamente. "Tenemos nuestros objetivos, pero se quedan de puertas para adentro", aclara.Sea como fuere, la Peña no piensa ni por asomo descolgarse de la zona vip de la clasificación. Sabe que mantenerse en la élite jornada tras jornada no es una tarea sencilla, pero no renuncia a hacer realidad su sueño. De momento, en la caseta blanca todo es gloria bendita. "El vestuario está muy ilusionado. Lo cierto es que no imaginábamos estar tan arriba cuando empezamos esta aventura, pero es bienvenido todo lo bueno que llegue. Lucharemos lo que haga falta para seguir ahí", afirma un Adrián Luna que no quiso despedirse sin aclarar que el campeonato, aunque parezca de los más flojos de los últimos años, es tremendamente competitivo. "Cualquier equipo puede pintarte la cara", apostillaY en los mismos términos se pronuncia José Eloy. "Pienso que siempre ha pasado. Una vez que dejas la categoría la ves de inferior nivel a cuando militabas en ella. Está claro que en la calle hay muchas opiniones y cada uno tiene la suya", concluye un jugador al que le acompaña siempre un lema. "Sin humilidad no se llega a ningún sitio". Y esto es lo que intenta potenciar el equipo de Raúl Casañ en una temporada que podría ser histórica para el fútbol pitiuso. La afición desea un equipo en División de Honor y la plantilla peñista, hasta ahora, la tiene a tiro de piedra. Suerte.

6 Comentarios

  1. Perdona ?
    El año que viene Vicente Roman les llenara la cabeza de pajaritos a ellos y a sus padres para jugar en tercera y na de na terminaran jugando en el B.

  2. Pero Roman es muy malo, lo que el santrafael es gente muy inocente y no valoran lo deportivo, solo que esten contentos y ya esta, pero con esas facilidades que tienen de presupuesto y de disponer todo el campo para entrenar, cualquiera lo haria mejor, cada año tienen alguna polemica arbitral, es mas pesao que Ormaechea con las bajas.

Dejar respuesta