Marc-Soldat

Paco Natera La aventura de Marc Soldat en el Granada, desafortunadamente, no ha tenido un final feliz. El delantero, juvenil de segundo año, ha decidido regresar al Portmany en busca de los minutos que le han negado los técnicos del conjunto andaluz y ha recuperado la sonrisa y la confianza que había perdido. Soldat volvió a enfundarse la camiseta portmanyista en el pasado derbi frente al Sant Jordi, donde jugó 15 minutos y en la última jornada, frente al Constància, fue alineado en el equipo titular. El goleador afronta su vuelta con ilusión y con el objetivo de ayudar al plantel y disfrutar al máximo de un deporte que le apasiona.

¿Por qué decides marcharte del Granada?
Principalmente porque no he tenido los minutos que creía que merecía, lo que provocó que perdiera la confianza en mí. La verdad es que no sentí que el entrenador creyera en mí.

Pasaste de entrenar con el División de Honor en pretemporada a no tener protagonismo en el Nacional. ¿Qué pasó?
Pues no lo sé. Empecé con el A muy bien; incluso, marcaba goles. Pero fue bajar al B y todo cambió. Iba convocado a los partidos pero apenas jugaba. Únicamente he participado en cuatro encuentros como titular, marcando dos goles.

¿Tienes la sensación de haber fracasado?
Para nada; simplemente que hay entrenadores a los que gustas y a otros no. No tenía el perfil de futbolista pretendido por el míster, que contaba con otros compañeros.

Entrenar y entrenar para no jugar no debe ser nada llevadero. ¿Cómo los has sobrellevado? ¿En quién te has apoyado?
Como bien dices, vivir una situación de este tipo no es nada fácil. La verdad es que ha sido muy duro trabajar y no tener recompensa, pero bueno… Mi novia, mis padres y mis amigos me han ayudado mucho y me he apoyado en ellos.

¿Has sacado alguna lectura positiva de esta experiencia?
Por su puesto, también se aprende de los malos momentos. He mejorado futbolísticamente hablando y mi manera de leer el juego es diferente. He descubierto durante este tiempo que sin correr ni ser intenso no se logra nada.

¿Es más competitiva la Liga Nacional andaluza que la de Baleares?
Los partidos se compiten con más intensidad. Al ser la población mayor a la de las Islas, hay muchísimos mas futbolistas buenos. Además, respecto a la competición de aquí, decir que la presencia de numerosos filiales de equipos de Primera y Segunda División le dan un plus de calidad.

¿Cómo has vivido tu regreso al Portmany? ¿Cómo te han acogido?
Con los brazos abiertos. Este club es mi casa y aquí soy feliz. En Granada no disfrutaba del fútbol y aquí sí lo hago.

De momento, no has marcado…
No, aún no. He empezado poco a poco porque salía de una lesión de tobillo, pero poco a poco iré cogiendo el ritmo. A ver si enchufo un golito este domingo.

Aunque matemáticamente la permanencia no se ha conseguido, ésta no corre peligro.
Por ahora vamos bien. De todos modos, yo miro hacia arriba y no hacia abajo en la tabla.

Marc Soldat: “En el Granada no disfrutaba del fútbol”

Marc-Soldat Paco Natera La aventura de Marc Soldat en el Granada, desafortunadamente, no ha tenido un final feliz. El delantero, juvenil de segundo año, ha decidido regresar al Portmany en busca de los minutos que le han negado los técnicos del conjunto andaluz y ha recuperado la sonrisa y la confianza que había perdido. Soldat volvió a enfundarse la camiseta portmanyista en el pasado derbi frente al Sant Jordi, donde jugó 15 minutos y en la última jornada, frente al Constància, fue alineado en el equipo titular. El goleador afronta su vuelta con ilusión y con el objetivo de ayudar al plantel y disfrutar al máximo de un deporte que le apasiona. ¿Por qué decides marcharte del Granada? Principalmente porque no he tenido los minutos que creía que merecía, lo que provocó que perdiera la confianza en mí. La verdad es que no sentí que el entrenador creyera en mí. Pasaste de entrenar con el División de Honor en pretemporada a no tener protagonismo en el Nacional. ¿Qué pasó? Pues no lo sé. Empecé con el A muy bien; incluso, marcaba goles. Pero fue bajar al B y todo cambió. Iba convocado a los partidos pero apenas jugaba. Únicamente he participado en cuatro encuentros como titular, marcando dos goles. ¿Tienes la sensación de haber fracasado? Para nada; simplemente que hay entrenadores a los que gustas y a otros no. No tenía el perfil de futbolista pretendido por el míster, que contaba con otros compañeros. Entrenar y entrenar para no jugar no debe ser nada llevadero. ¿Cómo los has sobrellevado? ¿En quién te has apoyado? Como bien dices, vivir una situación de este tipo no es nada fácil. La verdad es que ha sido muy duro trabajar y no tener recompensa, pero bueno... Mi novia, mis padres y mis amigos me han ayudado mucho y me he apoyado en ellos. ¿Has sacado alguna lectura positiva de esta experiencia? Por su puesto, también se aprende de los malos momentos. He mejorado futbolísticamente hablando y mi manera de leer el juego es diferente. He descubierto durante este tiempo que sin correr ni ser intenso no se logra nada. ¿Es más competitiva la Liga Nacional andaluza que la de Baleares? Los partidos se compiten con más intensidad. Al ser la población mayor a la de las Islas, hay muchísimos mas futbolistas buenos. Además, respecto a la competición de aquí, decir que la presencia de numerosos filiales de equipos de Primera y Segunda División le dan un plus de calidad. ¿Cómo has vivido tu regreso al Portmany? ¿Cómo te han acogido? Con los brazos abiertos. Este club es mi casa y aquí soy feliz. En Granada no disfrutaba del fútbol y aquí sí lo hago. De momento, no has marcado... No, aún no. He empezado poco a poco porque salía de una lesión de tobillo, pero poco a poco iré cogiendo el ritmo. A ver si enchufo un golito este domingo. Aunque matemáticamente la permanencia no se ha conseguido, ésta no corre peligro. Por ahora vamos bien. De todos modos, yo miro hacia arriba y no hacia abajo en la tabla.

1 Comentario

Dejar respuesta