Las jugadoras del Jesús en la reunión mantenida anoche.  P. M.
Las jugadoras del Jesús en la reunión mantenida anoche. P. M.

diariodeibiza.es Diana Albaladejo, una de las capitanas del Jesús femenino, afirmó ayer que la incomparecencia de su equipo en el partido del pasado fin de semana frente al Sporting Mahón –de la Liga autonómica– se debió a «una decisión desafortunada» del ya exentrenador del equipo, Pierre Alain Champion. La jugadora dijo que el técnico se presentó solo en Menorca, sin las futbolistas, «creyendo que era lo mejor pero sin saber las consecuencias que podían acarrearse». También declaró que el compromiso para acabar la competición es total: «En ningún momento se nos ha pasado por la cabeza dejar la Liga».

Albaladejo confirmó lo que Rafa Campillo, portavoz del club rojiblanco, adelantaba a este periódico en la edición de ayer. Sin embargo, faltaba que las jugadoras dieran su versión de lo sucedido este domingo, una situación que «ha dañado la imagen del club», manifestó la portavoz de la plantilla, que se reunió anoche antes del entrenamiento, al que acudieron casi una veintena de chicas.
«El entrenador no entendió bien la dinámica de la Liga. Aunque éramos pocas, las que estábamos disponibles íbamos a viajar», insistió la capitana rojiblanca.

Las futbolistas se ejercitaron ya a las órdenes de su nuevo técnico, William Rodríguez, al que conocen perfectamente porque fue quien las entrenó la temporada pasada. «El reto principal es el de acabar la temporada y sentar las bases de la campaña siguiente. El mensaje que nos han trasmitido es concluir dignamente el campeonato y eso significa jugar los partidos que restan», declaró el nuvo preparador del bloque pitiuso.

Rodríguez también manifestó que «un cúmulo de situaciones» derivaron en la incomparecencia del pasado domingo: «Había chicas lesionadas, muchas trabajan y tienen ocupado su tiempo. Ha habido un cúmulo de errores», subrayó el técnico.

El próximo encuentro que tendrá que afrontar el Atlético Jesús está programado para el 21 de febrero, midiéndose en casa al Porto Cristo. Una semana después las ibicencas deberán visitar al Son Sardina y en la siguiente jornada recibirán al Serralta. El último encuentro liguero será el fin de semana del 12 y 13 de marzo en el campo del Santa Ponsa mallorquín.

La incomparecencia ante el Sporting Mahón le costará al Jesús perder el partido y que le resten tres puntos. Si se volviese a repetir esta situación significaría la expulsión de las ibicencas del campeonato.

“No presentarnos en Menorca fue una decisión desafortunada del técnico”

Las jugadoras del Jesús en la reunión mantenida anoche.  P. M.
Las jugadoras del Jesús en la reunión mantenida anoche. P. M.
diariodeibiza.es Diana Albaladejo, una de las capitanas del Jesús femenino, afirmó ayer que la incomparecencia de su equipo en el partido del pasado fin de semana frente al Sporting Mahón –de la Liga autonómica– se debió a «una decisión desafortunada» del ya exentrenador del equipo, Pierre Alain Champion. La jugadora dijo que el técnico se presentó solo en Menorca, sin las futbolistas, «creyendo que era lo mejor pero sin saber las consecuencias que podían acarrearse». También declaró que el compromiso para acabar la competición es total: «En ningún momento se nos ha pasado por la cabeza dejar la Liga».Albaladejo confirmó lo que Rafa Campillo, portavoz del club rojiblanco, adelantaba a este periódico en la edición de ayer. Sin embargo, faltaba que las jugadoras dieran su versión de lo sucedido este domingo, una situación que «ha dañado la imagen del club», manifestó la portavoz de la plantilla, que se reunió anoche antes del entrenamiento, al que acudieron casi una veintena de chicas. «El entrenador no entendió bien la dinámica de la Liga. Aunque éramos pocas, las que estábamos disponibles íbamos a viajar», insistió la capitana rojiblanca.Las futbolistas se ejercitaron ya a las órdenes de su nuevo técnico, William Rodríguez, al que conocen perfectamente porque fue quien las entrenó la temporada pasada. «El reto principal es el de acabar la temporada y sentar las bases de la campaña siguiente. El mensaje que nos han trasmitido es concluir dignamente el campeonato y eso significa jugar los partidos que restan», declaró el nuvo preparador del bloque pitiuso.Rodríguez también manifestó que «un cúmulo de situaciones» derivaron en la incomparecencia del pasado domingo: «Había chicas lesionadas, muchas trabajan y tienen ocupado su tiempo. Ha habido un cúmulo de errores», subrayó el técnico.El próximo encuentro que tendrá que afrontar el Atlético Jesús está programado para el 21 de febrero, midiéndose en casa al Porto Cristo. Una semana después las ibicencas deberán visitar al Son Sardina y en la siguiente jornada recibirán al Serralta. El último encuentro liguero será el fin de semana del 12 y 13 de marzo en el campo del Santa Ponsa mallorquín.La incomparecencia ante el Sporting Mahón le costará al Jesús perder el partido y que le resten tres puntos. Si se volviese a repetir esta situación significaría la expulsión de las ibicencas del campeonato.

No hay comentarios

Dejar respuesta