“Nos da rabia no poder ascender”

0
655
Marc celebra su tercer gol ante el San Carlos y lo señala con los dedos de su mano.

Paco Natera El equipo juvenil de la UD Ibiza mantiene una intensa lucha con la Penya Blanc i Blava en la parte alta de la clasifación de Preferente. Los de Can Misses son segundos con 25 puntos y sólo dos les separan del líder, el plantel que entrena Poldi. No obstante, el conjunto de Lluis Tubau, al ser un equipo nuevo en la competición, no puede subir a Liga Nacional, aunque se alce finalmente con el título, por lo que el único objetivo de los jugadores unionistas es cantar el alirón.

Aunque el conjunto de Can Misses ya estaba informado de la situación a principios de temporada, el hecho de no poder disfrutar de un hipotético ascenso, le fastidia y mucho porque su esfuerzo y compromiso no se será recompensado con el premio de la Liga Nacional en caso de ganar el torneo. Marc Giráldez, delantero del equipo ibicenco, no oculta el sentir del vestuario en este sentido. “Nos da rabia no poder ascender y no podemos hacer nada porque es una norma federativa. De todos modos, se intentará la temporada que viene”, apunta.

De todos modos, el futbolista de la UD avisa que aunque el grupo no tenga la posibilidad de ascender no le va a dar la espalda al campeonato. “Nos queda el orgullo de ganar la Liga, así que a ver qué pasa al final”, sostiene Marc, que espera poder disfrutar de más minutos de aquí al final. No en vano, por motivos de estudios, el joven no puede completar todos los entrenamientos de la semana. “Los martes no puedo ejercitarme con el grupo, así que me ha faltado ritmo de competición y la verdad es que no he jugado mucho últimamente”, apostilla.

UD Ibiza

Pero la jornada pasada, ante el San Carlos, el atacante formó parte del equipo titular por primera vez esta temporada y no decepcionó. No en vano, firmó un hat-trick. “Siempre intento dar lo máximo, así que espero poco a poco poder contar más para el míster. En cuanto a mi valoración del partido, decir que lo más importante para mí no fueron los tres goles y sí demostrar a Lluis Tubau que estoy en forma y que hago bien el trabajo táctico que me pide. Está claro que marcar tres goles está muy bien y me alegro por ello, pero mi objetivo es cumplir y rendir”, afirma Marc, que dedicó la gesta a “mi familia, sobre todo a mi madre”.

Marc, que procede del Sant Jordi, se define como “un futbolista implicado, educado con mis compañeros, entrenadores, club y árbitro”. Pero su mayor virtud, según cuenta, es su capacidad de sacrificio y de aprendizaje. “Soy muy trabajador y siempre tengo ganas mejorar mi fútbol”, apunta el unionista que detalla, además, que en el grupo son todos unos currantes del balón. “Para mí, en la UD Ibiza no hay estrellas. Todos somos iguales. Cada uno de nosotros intenta hacer su cometido en el campo lo mejor que puede y con mucha responsabilidad”, precisa.

Preguntado por qué tipo de fútbol desarrolla el equipo, Marc explica que éste intenta seguir el modelo del pimer equipo, aunque matiza que “depende del rival al que nos enfrentemos y las circunstancia que rodean a cada partido”. “Además siempre tratamos de adaptar esta filosofía a nuestra competición”, recalca el jugador de la UD Ibiza, que considera que uno de los principales valores del plantel es su unión. “Somos una piña, un grupo fuerte que siempre intenta ir a por la victoria. La verdad es que tenemos muy buen rollo entre todos. Diría que somo como una familia”, sostiene.

Renault

Mar es optimista y cree que el grupo acabará ganándole el pulso a la Penya Blanc i Blava. “Tiene muy buen equipo y será difícil, pero si apretamos en los próximos partidos y, sobre todo, les ganamos, estoy convencido de que podemos ganar la Liga”, matiza el jugador, que lamenta el pinchazo contra el San Rafael. “Perdimos tres puntos importantes”, recuerda el joven, que afronta el futuro más inmediato con esperanza. “Ahora viene el Insular, luego descansamos y visitamos después al Formentera, así que a ver qu.é pasa, pero soy optimista”, concluye

“Nos da rabia no poder ascender”

Paco Natera El equipo juvenil de la UD Ibiza mantiene una intensa lucha con la Penya Blanc i Blava en la parte alta de la clasifación de Preferente. Los de Can Misses son segundos con 25 puntos y sólo dos les separan del líder, el plantel que entrena Poldi. No obstante, el conjunto de Lluis Tubau, al ser un equipo nuevo en la competición, no puede subir a Liga Nacional, aunque se alce finalmente con el título, por lo que el único objetivo de los jugadores unionistas es cantar el alirón.Aunque el conjunto de Can Misses ya estaba informado de la situación a principios de temporada, el hecho de no poder disfrutar de un hipotético ascenso, le fastidia y mucho porque su esfuerzo y compromiso no se será recompensado con el premio de la Liga Nacional en caso de ganar el torneo. Marc Giráldez, delantero del equipo ibicenco, no oculta el sentir del vestuario en este sentido. "Nos da rabia no poder ascender y no podemos hacer nada porque es una norma federativa. De todos modos, se intentará la temporada que viene", apunta.De todos modos, el futbolista de la UD avisa que aunque el grupo no tenga la posibilidad de ascender no le va a dar la espalda al campeonato. "Nos queda el orgullo de ganar la Liga, así que a ver qué pasa al final", sostiene Marc, que espera poder disfrutar de más minutos de aquí al final. No en vano, por motivos de estudios, el joven no puede completar todos los entrenamientos de la semana. "Los martes no puedo ejercitarme con el grupo, así que me ha faltado ritmo de competición y la verdad es que no he jugado mucho últimamente", apostilla.UD IbizaPero la jornada pasada, ante el San Carlos, el atacante formó parte del equipo titular por primera vez esta temporada y no decepcionó. No en vano, firmó un hat-trick. "Siempre intento dar lo máximo, así que espero poco a poco poder contar más para el míster. En cuanto a mi valoración del partido, decir que lo más importante para mí no fueron los tres goles y sí demostrar a Lluis Tubau que estoy en forma y que hago bien el trabajo táctico que me pide. Está claro que marcar tres goles está muy bien y me alegro por ello, pero mi objetivo es cumplir y rendir", afirma Marc, que dedicó la gesta a "mi familia, sobre todo a mi madre".Marc, que procede del Sant Jordi, se define como "un futbolista implicado, educado con mis compañeros, entrenadores, club y árbitro". Pero su mayor virtud, según cuenta, es su capacidad de sacrificio y de aprendizaje. "Soy muy trabajador y siempre tengo ganas mejorar mi fútbol", apunta el unionista que detalla, además, que en el grupo son todos unos currantes del balón. "Para mí, en la UD Ibiza no hay estrellas. Todos somos iguales. Cada uno de nosotros intenta hacer su cometido en el campo lo mejor que puede y con mucha responsabilidad", precisa.Preguntado por qué tipo de fútbol desarrolla el equipo, Marc explica que éste intenta seguir el modelo del pimer equipo, aunque matiza que "depende del rival al que nos enfrentemos y las circunstancia que rodean a cada partido". "Además siempre tratamos de adaptar esta filosofía a nuestra competición", recalca el jugador de la UD Ibiza, que considera que uno de los principales valores del plantel es su unión. "Somos una piña, un grupo fuerte que siempre intenta ir a por la victoria. La verdad es que tenemos muy buen rollo entre todos. Diría que somo como una familia", sostiene.RenaultMar es optimista y cree que el grupo acabará ganándole el pulso a la Penya Blanc i Blava. "Tiene muy buen equipo y será difícil, pero si apretamos en los próximos partidos y, sobre todo, les ganamos, estoy convencido de que podemos ganar la Liga", matiza el jugador, que lamenta el pinchazo contra el San Rafael. "Perdimos tres puntos importantes", recuerda el joven, que afronta el futuro más inmediato con esperanza. "Ahora viene el Insular, luego descansamos y visitamos después al Formentera, así que a ver qu.é pasa, pero soy optimista", concluye

No hay comentarios

Dejar respuesta