David Alba ¿Qué hace un entrenador cuando no ejerce? Mario Ormaechea ha vivido vinculado al fútbol la mayor parte de su vida. Primero, como jugador y, después, como entrenador, donde ha cosechado grandes temporadas tanto en el San Rafael como en la Peña Deportiva. Pero, ahora, sin fútbol, los fines de semana han quedado huérfanos para un preparador que vive el deporte rey desde otra perspectiva: la de la grada.

“Después de muchos años con el estrés que genera estar arriba y jugar los play off me ha venido muy bien el parón”, reconoce el técnico, que, ahora, le dedica más tiempo a su familia. Y es que, aunque ha recibido ofertas de clubes importantes de Segunda División B, Ormaechea explica que tal y como está el fútbol no tiene el cuerpo para aventurarse a salir de la isla. “Yo tengo aquí mi trabajo de funcionario”, señala.

A pesar de esto último, son muchos los que recuerdan las grandes campañas de los equipos de Ormaechea. Equipos en los que, aunque habían grandes jugadores de fuera, había una base de futbolistas “ibicencos” muy difícil de mantener dada la población de la isla y la gran competencia que exige estar en lo más alto de la Tercera Balear.

Sin embargo, el técnico, que alaba el trabajo que está haciendo su sucesor, Dani Mori, y estaría “muy contento” si la Peña asciende este año para “quitarse el mal sabor de boca de Lorca”, no descarta volver a entrenar en un futuro cercano. No obstante dice que nadie ha hablado con él y que tendría que estar muy motivado para volver. “Yo soy un entrenador visceral –explica–. Si no estoy motivado, no transmito y, si no transmito, estoy muerto”.

Ormaechea: “Si como entrenador no estoy motivado, no transmito y, si no transmito, estoy muerto”

David Alba ¿Qué hace un entrenador cuando no ejerce? Mario Ormaechea ha vivido vinculado al fútbol la mayor parte de su vida. Primero, como jugador y, después, como entrenador, donde ha cosechado grandes temporadas tanto en el San Rafael como en la Peña Deportiva. Pero, ahora, sin fútbol, los fines de semana han quedado huérfanos para un preparador que vive el deporte rey desde otra perspectiva: la de la grada.“Después de muchos años con el estrés que genera estar arriba y jugar los play off me ha venido muy bien el parón”, reconoce el técnico, que, ahora, le dedica más tiempo a su familia. Y es que, aunque ha recibido ofertas de clubes importantes de Segunda División B, Ormaechea explica que tal y como está el fútbol no tiene el cuerpo para aventurarse a salir de la isla. “Yo tengo aquí mi trabajo de funcionario”, señala.A pesar de esto último, son muchos los que recuerdan las grandes campañas de los equipos de Ormaechea. Equipos en los que, aunque habían grandes jugadores de fuera, había una base de futbolistas “ibicencos” muy difícil de mantener dada la población de la isla y la gran competencia que exige estar en lo más alto de la Tercera Balear.Sin embargo, el técnico, que alaba el trabajo que está haciendo su sucesor, Dani Mori, y estaría “muy contento” si la Peña asciende este año para “quitarse el mal sabor de boca de Lorca”, no descarta volver a entrenar en un futuro cercano. No obstante dice que nadie ha hablado con él y que tendría que estar muy motivado para volver. “Yo soy un entrenador visceral –explica–. Si no estoy motivado, no transmito y, si no transmito, estoy muerto”.

1 Comentario

  1. “aunque ha recibido ofertas de clubs importantes de 2ª B” …
    se podría ser más explícito y dar nombres? asi se podría contrastar con los clubes si son reales dichas ofertas. parece más un brindis al sol que otra cosa. Toca sacar el currículum a pasear porque este paron dura demasiado. Por cierto, donde más números tiene de estar, es cogiendo una barca semanalmente el año que viene. y sino, al tiempo!

Dejar respuesta