De izquierda a derecha: Miguel Jurado, secretario; Toni Curuné, presidente y Damián Massanet, coordinador deportivo.
De izquierda a derecha: Miguel Jurado, secretario; Toni Curuné, presidente y Damián Massanet, coordinador deportivo.

David Alba El pasado viernes se produjo una reunión en Sant Joan que ha marcado una inflexión en el destino de uno de los clásicos del Fútbol Pitiuso: la Peña Independiente. El ex futbolista Antonio Planells Castelló, conocido comúnmente como Toni Curuné, se hizo con las riendas del club y junto con una directiva que combina la juventud (la mayoría no supera la treintena), la preparación académica y la veteranía de alguno de sus miembros, ha marcado las directrices para reflotarlo a medio-largo plazo (cuatro años). La primera decisión de la directiva liderada por el presidente Curuné ha sido la de revocar la inscripción de los equipos regional, juvenil y cadete que había formalizado la anterior directiva. “Queremos centrarnos 100% en el resto de categorías”, explica el joven presidente.

La Peña Independiente contará este año con cuatro equipos -prebenjamines, benjamines, alevines e infantiles- y con la coordinación de Damián Massanet. “Damián marcará las guías de trabajo”, destaca Toni Curuné que se muestra muy contento de tener al técnico del Sant Jordi (sigue en el staff verdinegro) en su equipo. Bajo la dirección de Massanet, el conjunto de Sant Joan aspira a recuperar a los niños del municipio que, por distintas cuestiones, se han marchado fuera para jugar al fútbol. De todas formas, la nueva directiva sabe que el éxito de su empresa pasa por crear “masa social”. Y no están solos en esta tarea. “El Ayuntamiento de Sant Joan y, especialmente, el concejal de deportes, colaboran con nosotros”, destaca Curuné.

Y es que hasta hace pocos meses se especulaba, incluso, con la desaparición del club. Por todo esto, el proyecto Peña Independiente va más allá del fútbol. Los planes de la directiva pasan por crear un espacio que permita compaginar el deporte rey con el estudio. De esta forma, el club ofrecerá clases de repaso bajo la supervisión de una profesora licenciada en las instalaciones del club e intentará dar cabida también al baloncesto. “Nosotros estamos comprometidos y el pueblo está implicado”, recalca el presidente que afirma que le saludan en los establecimientos para hablarle del futuro de la Peña Independiente. En este sentido, admite que ser el único equipo del municipio les da cierta ventaja a la hora de granjearse el cariño de la afición y la ayuda de las instituciones. Por eso el club podrá procurar el mejor material a sus futuros jugadores. Un proyecto de lujo para la nueva generación de futbolistas de Sant Joan.

Peña Independiente: la nueva generación

De izquierda a derecha: Miguel Jurado, secretario; Toni Curuné, presidente y Damián Massanet, coordinador deportivo.
De izquierda a derecha: Miguel Jurado, secretario; Toni Curuné, presidente y Damián Massanet, coordinador deportivo.
David Alba El pasado viernes se produjo una reunión en Sant Joan que ha marcado una inflexión en el destino de uno de los clásicos del Fútbol Pitiuso: la Peña Independiente. El ex futbolista Antonio Planells Castelló, conocido comúnmente como Toni Curuné, se hizo con las riendas del club y junto con una directiva que combina la juventud (la mayoría no supera la treintena), la preparación académica y la veteranía de alguno de sus miembros, ha marcado las directrices para reflotarlo a medio-largo plazo (cuatro años). La primera decisión de la directiva liderada por el presidente Curuné ha sido la de revocar la inscripción de los equipos regional, juvenil y cadete que había formalizado la anterior directiva. "Queremos centrarnos 100% en el resto de categorías", explica el joven presidente.La Peña Independiente contará este año con cuatro equipos -prebenjamines, benjamines, alevines e infantiles- y con la coordinación de Damián Massanet. "Damián marcará las guías de trabajo", destaca Toni Curuné que se muestra muy contento de tener al técnico del Sant Jordi (sigue en el staff verdinegro) en su equipo. Bajo la dirección de Massanet, el conjunto de Sant Joan aspira a recuperar a los niños del municipio que, por distintas cuestiones, se han marchado fuera para jugar al fútbol. De todas formas, la nueva directiva sabe que el éxito de su empresa pasa por crear "masa social". Y no están solos en esta tarea. "El Ayuntamiento de Sant Joan y, especialmente, el concejal de deportes, colaboran con nosotros", destaca Curuné.Y es que hasta hace pocos meses se especulaba, incluso, con la desaparición del club. Por todo esto, el proyecto Peña Independiente va más allá del fútbol. Los planes de la directiva pasan por crear un espacio que permita compaginar el deporte rey con el estudio. De esta forma, el club ofrecerá clases de repaso bajo la supervisión de una profesora licenciada en las instalaciones del club e intentará dar cabida también al baloncesto. "Nosotros estamos comprometidos y el pueblo está implicado", recalca el presidente que afirma que le saludan en los establecimientos para hablarle del futuro de la Peña Independiente. En este sentido, admite que ser el único equipo del municipio les da cierta ventaja a la hora de granjearse el cariño de la afición y la ayuda de las instituciones. Por eso el club podrá procurar el mejor material a sus futuros jugadores. Un proyecto de lujo para la nueva generación de futbolistas de Sant Joan.

2 Comentarios

  1. ¿que clase de engañabobos es este? ¿Un entrenador de un club coordinando otro? Creo sinceramente que el futbol en Ibiza ha tocado fondo, ya no hay colores, no hay sentimientos, ni ilusiones, mas que las que los fieles niños y padres depositan en los entrenadores, benditos sean por su labor, me quito el sombrero ante ellos. Todo queda ya en el CUANTO, cuanto me vas a pagar??? Espero que el sant jordi, club al que sigo por au trayectoria ponga medidas, ya nos hemos llevado un duro palo los aficionados por la retirada del equipo campeon.

    Un saludo y Amunt Sant Jordi!!!

  2. Pero Damian no está en san jordi?? la directiva le permite esta dualidad de clubes? para mear y no echar gota. Se están columpiando mucho los nuevos directivos

Dejar respuesta