Peñistas… pero de la Independiente

0
363
Borja Pando, tras su marcha de la Peña Deportiva, donde militó las últimas 6 temporadas, entrena al equipo alevín de la Peña Independiente.

Paco Natera Colgar las botas no implica, necesariamente, alejarse de los terrenos de juego. El fútbol, la mayoría de veces, es como una droga que te tiene enganchado de por vida. Es por ello que muchos jugadores cuando se retiran continúan ligados al balón de una u otra manera. Dos exjugadores de la Peña Deportiva, Borja Pando y Carlos Moro, saben muy bien lo complicado que es olvidarse del deporte rey y han encontrado en la otra Peña de la isla, la Independiente, el club ideal para seguir disfrutando de una de sus pasiones en una nueva e ilusionante etapa. El centrocampista cántabro dirige a las formaciones prebenjamín y alevín, mientras que el portero asturiano se ha convertido en el flamante entrenador del porteros del club que preside Toni Curuné, quien firmó también este verano a otro peñista como coordinador de las inferiores de la entidad, un Borja Navarro que, a diferencia de sus compañeros, sigue en activo en el plantel de Dani Mori en Segunda División B.

Areté

Los tres, unos locos del fútbol, están viviendo una ilusionante etapa deportiva en San Miguel, donde han sido recibido con la etiqueta de cracks. Y no es para menos. Borja Pando está encantado enseñando todo lo que aprendió como futbolista a sus jóvenes pupilos, que ven en el cántabro un espejo donde reflejarse. Querido y respetado, el que fuera mediocentro de la Peña Deportiva durante las últimas seis temporadas, transmite a sus chavales enriquecedores valores deportivos y de vida, una faceta que le aporta una gran satisfacción personal. También está la mar de contento Carlos Moro ante el nuevo reto que se le presenta. Todo un experto debajo de los tres palos, el guardameta, ha defendido en los últimos tiempos seis campañas a la Peña, dos al San Rafael y una al Ibiza y ahora está dispuesto a preparar a los chicos de la Independiente, a los que quiere hacer grandes porteros. Y todo bajo la supervisión en los despachos de otro fenómeno de la pelota, Borja Navarro.

Peñistas… pero de la Independiente

Paco Natera Colgar las botas no implica, necesariamente, alejarse de los terrenos de juego. El fútbol, la mayoría de veces, es como una droga que te tiene enganchado de por vida. Es por ello que muchos jugadores cuando se retiran continúan ligados al balón de una u otra manera. Dos exjugadores de la Peña Deportiva, Borja Pando y Carlos Moro, saben muy bien lo complicado que es olvidarse del deporte rey y han encontrado en la otra Peña de la isla, la Independiente, el club ideal para seguir disfrutando de una de sus pasiones en una nueva e ilusionante etapa. El centrocampista cántabro dirige a las formaciones prebenjamín y alevín, mientras que el portero asturiano se ha convertido en el flamante entrenador del porteros del club que preside Toni Curuné, quien firmó también este verano a otro peñista como coordinador de las inferiores de la entidad, un Borja Navarro que, a diferencia de sus compañeros, sigue en activo en el plantel de Dani Mori en Segunda División B. Areté
Los tres, unos locos del fútbol, están viviendo una ilusionante etapa deportiva en San Miguel, donde han sido recibido con la etiqueta de cracks. Y no es para menos. Borja Pando está encantado enseñando todo lo que aprendió como futbolista a sus jóvenes pupilos, que ven en el cántabro un espejo donde reflejarse. Querido y respetado, el que fuera mediocentro de la Peña Deportiva durante las últimas seis temporadas, transmite a sus chavales enriquecedores valores deportivos y de vida, una faceta que le aporta una gran satisfacción personal. También está la mar de contento Carlos Moro ante el nuevo reto que se le presenta. Todo un experto debajo de los tres palos, el guardameta, ha defendido en los últimos tiempos seis campañas a la Peña, dos al San Rafael y una al Ibiza y ahora está dispuesto a preparar a los chicos de la Independiente, a los que quiere hacer grandes porteros. Y todo bajo la supervisión en los despachos de otro fenómeno de la pelota, Borja Navarro.
Compartir
Artículo anterior18 goles con el alma
Artículo siguientePreparado

No hay comentarios

Dejar respuesta