Preparado

0
384
Oliver Mendoza, en una imagen en su etapa en el Cibao.

Paco Natera La aventura caribeña del técnico ibicenco Oliver Mendoza va a vivir un nuevo capítulo en unos días. Y es que el estratega, que formó parte las últimas temporadas del cuerpo técnico del Cibao, de la Primera División de República Dominicana, se ha convertido en el flamante preparador del Club Don Bosco FC Mao, equipo que milita en Segunda División y que tiene como objetivo tratar de ascender a la máxima categoría esta campaña. Oli será presentado oficialmente este miércoles y se pondrá a trabajar con los que serán sus nuevos jugadores para arrancar con las máximas garantías la competición, prevista para el próximo 15 de octubre.

El entrenador afronta su nuevo reto con muchas ganas, ilusión y ambición, ya que será la primera vez que adquiera el rol de máximo responsable técnico de un equipo desde que llegara al fútbol caribeño. Y es que en el Cibao siempre trabajó a la sombra de Albert Benaiges. “El Don Bosco Mao es un equipo muy humilde, que está empezando a competir y es la primera vez que va a participar en Segunda División. Para mí es un privilegio poder entrenar a este equipo y que hayan pensado en mí para su proyecto deportivo es un orgullo y una satisfacción. Llego con mucha motivación y dispuesto a trabajar duro para devolver la confianza que han puesto en mí”, explica Oli a Fútbol Pitiuso.

Preparado

Paco Natera La aventura caribeña del técnico ibicenco Oliver Mendoza va a vivir un nuevo capítulo en unos días. Y es que el estratega, que formó parte las últimas temporadas del cuerpo técnico del Cibao, de la Primera División de República Dominicana, se ha convertido en el flamante preparador del Club Don Bosco FC Mao, equipo que milita en Segunda División y que tiene como objetivo tratar de ascender a la máxima categoría esta campaña. Oli será presentado oficialmente este miércoles y se pondrá a trabajar con los que serán sus nuevos jugadores para arrancar con las máximas garantías la competición, prevista para el próximo 15 de octubre.
El entrenador afronta su nuevo reto con muchas ganas, ilusión y ambición, ya que será la primera vez que adquiera el rol de máximo responsable técnico de un equipo desde que llegara al fútbol caribeño. Y es que en el Cibao siempre trabajó a la sombra de Albert Benaiges. "El Don Bosco Mao es un equipo muy humilde, que está empezando a competir y es la primera vez que va a participar en Segunda División. Para mí es un privilegio poder entrenar a este equipo y que hayan pensado en mí para su proyecto deportivo es un orgullo y una satisfacción. Llego con mucha motivación y dispuesto a trabajar duro para devolver la confianza que han puesto en mí", explica Oli a Fútbol Pitiuso.

No hay comentarios

Dejar respuesta