noudiari.es Rotlet Molinar es la siguiente parada de la Peña  en la Liga, la estación de un recién ascendido que con el paso de las jornadas ha ido perdiendo fuelle pero que se juega el todo por el todo en este tramo final del campeonato (domingo, 12 horas). El equipo de Mario Ormaechea es superior en calidad, pero en vista de lo ocurrido la pasada jornada en el campo del Alcúdia, donde el árbitro barrió para casa de forma clamorosa, ganar fuera se ha convertido en una tarea harto complicada que obliga al bloque peñista a ser muy superior a sus adversarios para no quedar expuesto al criterio de los colegiados, es decir, vendido.

Los futbolistas del club santaeulaliense quieren ganar para recibir la jornada siguiente al líder de la competición, el Mallorca B, a seis puntos de diferencia siempre y cundo el filial mallorquinista tampoco pinche ante el Ferriolense, algo que se adivina poco más que complicado por la diferencia que dista entre ambos en la tabla clasificatoria. Sin embargo, lo primero es lo primero y lo que ahora tiene el cuadro peñista entre ceja y ceja es el Molinar, equipo incómodo donde los haya, que suple sus carencias con un tremendo derroche físico y entrega y que no se da por vencido por mucho que el marcador diga lo contrario.

La Peña tiene un muro por derribar en su lucha por certificar cuanto antes su clasificación para jugar por segunda temporada consecutiva el play-off de ascenso, que es su objetivo más allá de que la Liga le pueda quedar a tiro y pueda competir hasta el final con el Mallorca B para revalidar el título conseguido la pasada campaña.

El entrenador de la Peña, Mario Ormaechea, asegura que sus jugadores se han olvidado del mazazo que supuso el injusto empate en Alcúdia la pasada jornada. “Agua pasada no mueve molinos y como vamos partido a partido eso ya no cuenta para nosotros. Nos hará falta suerte ante el Molinar porque la plantilla está mermada. Paolo viaja pero tiene un golpe en el gemelo, Raúl está tocado de la espalda y José Luis, con una distensión en el ligamento, y Escandell, por sanción, se caen de la lista”. Sobre el rival, Ormaechea asegura que, “además de por la lucha y entrega, es peligroso por la situación complicada en la que se encuentra y jugando en su casa es de entender que salgan a por todas porque no les quedan muchas oportunidades”.

Rotlet Molinar, siguiente parada para el tren de la Peña con destino al ‘play-off’

noudiari.es Rotlet Molinar es la siguiente parada de la Peña  en la Liga, la estación de un recién ascendido que con el paso de las jornadas ha ido perdiendo fuelle pero que se juega el todo por el todo en este tramo final del campeonato (domingo, 12 horas). El equipo de Mario Ormaechea es superior en calidad, pero en vista de lo ocurrido la pasada jornada en el campo del Alcúdia, donde el árbitro barrió para casa de forma clamorosa, ganar fuera se ha convertido en una tarea harto complicada que obliga al bloque peñista a ser muy superior a sus adversarios para no quedar expuesto al criterio de los colegiados, es decir, vendido. Los futbolistas del club santaeulaliense quieren ganar para recibir la jornada siguiente al líder de la competición, el Mallorca B, a seis puntos de diferencia siempre y cundo el filial mallorquinista tampoco pinche ante el Ferriolense, algo que se adivina poco más que complicado por la diferencia que dista entre ambos en la tabla clasificatoria. Sin embargo, lo primero es lo primero y lo que ahora tiene el cuadro peñista entre ceja y ceja es el Molinar, equipo incómodo donde los haya, que suple sus carencias con un tremendo derroche físico y entrega y que no se da por vencido por mucho que el marcador diga lo contrario. La Peña tiene un muro por derribar en su lucha por certificar cuanto antes su clasificación para jugar por segunda temporada consecutiva el play-off de ascenso, que es su objetivo más allá de que la Liga le pueda quedar a tiro y pueda competir hasta el final con el Mallorca B para revalidar el título conseguido la pasada campaña. El entrenador de la Peña, Mario Ormaechea, asegura que sus jugadores se han olvidado del mazazo que supuso el injusto empate en Alcúdia la pasada jornada. “Agua pasada no mueve molinos y como vamos partido a partido eso ya no cuenta para nosotros. Nos hará falta suerte ante el Molinar porque la plantilla está mermada. Paolo viaja pero tiene un golpe en el gemelo, Raúl está tocado de la espalda y José Luis, con una distensión en el ligamento, y Escandell, por sanción, se caen de la lista”. Sobre el rival, Ormaechea asegura que, “además de por la lucha y entrega, es peligroso por la situación complicada en la que se encuentra y jugando en su casa es de entender que salgan a por todas porque no les quedan muchas oportunidades”.

No hay comentarios

Dejar respuesta