El exentrenador del Eivissa posa en la sala de prensa el día en que fue destituido por el presidente del club de Vila, Pedro Ortega.
El exentrenador del Eivissa posa en la sala de prensa el día en que fue destituido por el presidente del club de Vila, Pedro Ortega.

europapress.es / diariodeibiza.es El FC Barcelona hizo oficial ayer viernes la contratación del hasta ahora entrenador del Girona FC Joan Francesc Ferrer Sicilia Rubi como asistente de Francesc Tito Vilanova de cara a la temporada 2013-14, con opción de firmar por otra campaña más, después de que haya estado a punto de subir al club gerundense a Primera División por primera vez en su historia.

«No podía dejar pasar la oportunidad de ir a trabajar a uno de los equipos más grandes o el más grande del mundo», declaró ayer un emocionado Rubi a los periodistas. «Firmo por un año con opción a un segundo. Sé que haré trabajo de campo, se tiene que acabar de hablar pero sé que tendré relevancia con temas de balón parado. Espero que este adiós sea un hasta pronto», comentó en la sala de prensa.

Rubi reconoció que el domingo por la tarde le llamó Vilanova, que le mostró su total confianza en que hiciera trabajo de campo junto a él, Roura y Altimira.

A continuación le llamó Andoni Zubizarreta para perfilar los últimos detalles de su contratación.

De esta manera, el equipo técnico del primer equipo azulgrana para la temporada 2013-14 quedará formado por Tito Vilanova como primer entrenador, Jordi Roura como segundo entrenador y Aureli Altimira y Rubi como asistentes.

El extécnico deportivista, que ha reconocido en más de una ocasión su preferencia por el RCD Espanyol, será el responsable de las jugadas de estrategia, pero más allá de este trabajo puramente táctico, Vilanova pretende que sea útil al equipo en todos los aspectos: «Me han dicho que puedo aportar aire fresco a su trabajo y esto es algo que me llena de satisfacción», declaró Rubi al Diari de Girona.

El entrenador firmará un contrato por una temporada más otra opcional y comenzará a trabajar con Vilanova y su staff a partir del 15 de julio, día en que el primer equipo se incorpora a los entrenamientos después de las vacaciones veraniegas.

El barcelonés deja un equipo al que ha llevado a las puertas de un histórico ascenso a la Liga BBVA, tras pugnar por la segunda plaza de acceso directo en la Liga Adelante y a posteriori llegar a la final del play-off, cuando cayó contra el Almería, para irse a aprender y formarse más como miembro del cuerpo técnico de Vilanova en uno de los equipos más laureados del mundo.

«Para mí han sido dos años inolvidables. Sobre todo este último, en el que desde el primer momento me he sentido respaldado por el propietario, por los empleados del club, por la plantilla, también por mi cuerpo técnico y por los medios de comunicación, a pesar de que yo solo he sido una pieza más y pequeña de un Girona inolvidable», dijo en su emocionada despedida el entrenador.

Fue despedido en el Eivissa
Rubi es muy conocido en Ibiza porque dirigió al conjunto deportivista en la temporada 2008-09, cuando el club de Vila militaba en Segunda División B. El presidente del Eivissa era Pedro Ortega.

El técnico procedía del Espanyol B y estaba catalogado como un técnico joven muy bien preparado. Los resultados, sin embargo, no le acompañaron y en la undécima jornada fue destituido tras perder el equipo ibicenco 4-0 en campo del Alcoyano. El bagaje de Rubi en el Eivissa fueron dos victorias, tres empates y seis derrotas.

El 2 de noviembre, fue despedido. Ortega, presidente del club, admitió que Rubi había sido «el cabeza de turco porque es más fácil echar a uno que a los once jugadores».

También declaró que el entrenador no había sabido «inculcar a la plantilla un espíritu ganador. Le ha faltado carácter, aunque reconozco que es un entrenador que tiene las ideas claras y una gran capacidad de trabjo, pero pensamos que echarlo es una manera de hacer reaccionar al grupo».

Hay que recordar que Rubi se encontró en aquella época con un grave conflicto en el vestuario, ya que Kilian e Ibon Begoña estaban enfrentados por un delicado tema personal.

Rubi, que fue despedido en el Eivissa, será asistente de ´Tito´ Vilanova en el Barça

El exentrenador del Eivissa posa en la sala de prensa el día en que fue destituido por el presidente del club de Vila, Pedro Ortega.
El exentrenador del Eivissa posa en la sala de prensa el día en que fue destituido por el presidente del club de Vila, Pedro Ortega.
europapress.es / diariodeibiza.es El FC Barcelona hizo oficial ayer viernes la contratación del hasta ahora entrenador del Girona FC Joan Francesc Ferrer Sicilia Rubi como asistente de Francesc Tito Vilanova de cara a la temporada 2013-14, con opción de firmar por otra campaña más, después de que haya estado a punto de subir al club gerundense a Primera División por primera vez en su historia. «No podía dejar pasar la oportunidad de ir a trabajar a uno de los equipos más grandes o el más grande del mundo», declaró ayer un emocionado Rubi a los periodistas. «Firmo por un año con opción a un segundo. Sé que haré trabajo de campo, se tiene que acabar de hablar pero sé que tendré relevancia con temas de balón parado. Espero que este adiós sea un hasta pronto», comentó en la sala de prensa. Rubi reconoció que el domingo por la tarde le llamó Vilanova, que le mostró su total confianza en que hiciera trabajo de campo junto a él, Roura y Altimira. A continuación le llamó Andoni Zubizarreta para perfilar los últimos detalles de su contratación. De esta manera, el equipo técnico del primer equipo azulgrana para la temporada 2013-14 quedará formado por Tito Vilanova como primer entrenador, Jordi Roura como segundo entrenador y Aureli Altimira y Rubi como asistentes. El extécnico deportivista, que ha reconocido en más de una ocasión su preferencia por el RCD Espanyol, será el responsable de las jugadas de estrategia, pero más allá de este trabajo puramente táctico, Vilanova pretende que sea útil al equipo en todos los aspectos: «Me han dicho que puedo aportar aire fresco a su trabajo y esto es algo que me llena de satisfacción», declaró Rubi al Diari de Girona. El entrenador firmará un contrato por una temporada más otra opcional y comenzará a trabajar con Vilanova y su staff a partir del 15 de julio, día en que el primer equipo se incorpora a los entrenamientos después de las vacaciones veraniegas. El barcelonés deja un equipo al que ha llevado a las puertas de un histórico ascenso a la Liga BBVA, tras pugnar por la segunda plaza de acceso directo en la Liga Adelante y a posteriori llegar a la final del play-off, cuando cayó contra el Almería, para irse a aprender y formarse más como miembro del cuerpo técnico de Vilanova en uno de los equipos más laureados del mundo. «Para mí han sido dos años inolvidables. Sobre todo este último, en el que desde el primer momento me he sentido respaldado por el propietario, por los empleados del club, por la plantilla, también por mi cuerpo técnico y por los medios de comunicación, a pesar de que yo solo he sido una pieza más y pequeña de un Girona inolvidable», dijo en su emocionada despedida el entrenador. Fue despedido en el Eivissa Rubi es muy conocido en Ibiza porque dirigió al conjunto deportivista en la temporada 2008-09, cuando el club de Vila militaba en Segunda División B. El presidente del Eivissa era Pedro Ortega. El técnico procedía del Espanyol B y estaba catalogado como un técnico joven muy bien preparado. Los resultados, sin embargo, no le acompañaron y en la undécima jornada fue destituido tras perder el equipo ibicenco 4-0 en campo del Alcoyano. El bagaje de Rubi en el Eivissa fueron dos victorias, tres empates y seis derrotas. El 2 de noviembre, fue despedido. Ortega, presidente del club, admitió que Rubi había sido «el cabeza de turco porque es más fácil echar a uno que a los once jugadores». También declaró que el entrenador no había sabido «inculcar a la plantilla un espíritu ganador. Le ha faltado carácter, aunque reconozco que es un entrenador que tiene las ideas claras y una gran capacidad de trabjo, pero pensamos que echarlo es una manera de hacer reaccionar al grupo». Hay que recordar que Rubi se encontró en aquella época con un grave conflicto en el vestuario, ya que Kilian e Ibon Begoña estaban enfrentados por un delicado tema personal.

No hay comentarios

Dejar respuesta