20131227-224455.jpg

noudiari.es Manuel Expósito Salinas y Marcos Contreras se han convertido, por méritos propios, en los futbolistas más destacados de sus respectivos equipos, Peña Deportiva y Formentera y, por extensión, de la Tercera División balear. El delantero, tras los cuatro goles con que despidió el año frente al Llosetense (5-2), es el pichichi de la Peña y el segundo máximo anotador de la Liga. Marcos, por su parte, es el portero menos batido con 10 goles en 17 partidos.

Manuel Salinas
Salinas (23 de febrero de 1990) vuelve por sus fueros. A sus 23 años, el jugador ibicenco recuerda al futbolista que fichó por la cantera del Real Madrid y que llegó a estar en la órbita de la selección española Sub-19. Las lesiones truncaron su trayectoria ascendente, aunque ahora ha recuperado parte de su magia.

Tras abandonar el Real Madrid C, después de casi cuatro años vistiendo la camiseta blanca, fichó por la Peña Deportiva en el mercado de invierno de la temporada 2010t/11. En la Peña tampoco dispuso de muchos minutos y, tras la llegada de Mario Ormaechea, que no contaba con él, se fue con dirección a Sant Rafel en la campaña 2012/13. Allí volvió a dejar detalles de calidad y de buen futbolista, anotando 14 goles y formando, junto a Adrián Ramos, una dupla letal.

Nuevo cambio de equipo. Esta vez, después de aclarar las cosas con Ormaechea, para volver a la Peña Deportiva. La temporada 2013/14 está siendo la de su regreso triunfal; suma 16 goles en los mismos partidos, está a sólo tres del pichichi, el mallorquinista Cedric y ha conseguido casi el 50% de los goles de su equipo (33). Su rendimiento, además, ha sido espectacular en los dos últimos meses, en los que ha firmado ni más ni menos que 11 goles en siete partidos.

“Nunca había pensado en protagonizar un regreso triunfal, sino en jugar y aportar lo máximo posible. Las cosas estén saliendo bien de cara a puerta y a ver si seguimos en racha”, afirmó Salinas, un jugador al que, si sigue así, la Tercera División se le va a quedar pequeña.

Marcos Contreras
A quien también se le queda pequeña, pero en este caso la portería, es a Marcos Contreras (Sevilla, 16 de agosto de 1985). El guardameta del Formentera sólo ha encajado 10 goles en 17 partidos y es uno de los principales responsables de que su equipo acabe el año en la segunda posición de la tabla.

Marcos ha sido, sin duda, uno de los mejores fichajes y el más afortunado de la historia del Formentera. El sevillano recaló en la temporada 2011/12, cuando el club que preside Felip Portas aún militaba en Regional y el jugador venía de jugar la anterior temporada en Segunda División B con el Alcalá de Guadaira. Formado en la cantera del Betis, posteriormente había militado por clubes como Monasterio, Cabecense y Mairena, además de defender la portería en alguna ocasión con la selección andaluza.

Esa campaña, la 2011-12, sólo recibió 10 goles en los 32 partidos disputados entre la fase regular y la liguilla de Regional Preferente, logrando el ascenso a Tercera División después de que su equipo se enfrentara al Xilvar y al Andratx. En la posterior campaña, ya con el Formentera en Tercera, Marcos se mostró casi imbatible, acabando como el segundo portero menos batido con 27 tantos en 38 partidos (0,71 por partido).

El portero del Formentera sigue siendo esta temporada uno de los más seguros y fiables de la categoría. Marcos no se ha perdido ningún partido de la competición y sólo ha encajado 10 goles en 17 partidos, lo que supone 0,59 goles por encuentro. En diez partidos ha mantenido su portería a cero y sólo en una ocasión encajó tres goles o más (3-2 ante el Mallorca B en la jornada 6). Con él bajo los palos, el equipo de Luis Elcacho aspira a todo esta temporada.

20131227-225237.jpg

Salinas y Marcos, los protagonistas de la temporada 2013/14 en Tercera División

20131227-224455.jpg

noudiari.es Manuel Expósito Salinas y Marcos Contreras se han convertido, por méritos propios, en los futbolistas más destacados de sus respectivos equipos, Peña Deportiva y Formentera y, por extensión, de la Tercera División balear. El delantero, tras los cuatro goles con que despidió el año frente al Llosetense (5-2), es el pichichi de la Peña y el segundo máximo anotador de la Liga. Marcos, por su parte, es el portero menos batido con 10 goles en 17 partidos. Manuel Salinas Salinas (23 de febrero de 1990) vuelve por sus fueros. A sus 23 años, el jugador ibicenco recuerda al futbolista que fichó por la cantera del Real Madrid y que llegó a estar en la órbita de la selección española Sub-19. Las lesiones truncaron su trayectoria ascendente, aunque ahora ha recuperado parte de su magia. Tras abandonar el Real Madrid C, después de casi cuatro años vistiendo la camiseta blanca, fichó por la Peña Deportiva en el mercado de invierno de la temporada 2010t/11. En la Peña tampoco dispuso de muchos minutos y, tras la llegada de Mario Ormaechea, que no contaba con él, se fue con dirección a Sant Rafel en la campaña 2012/13. Allí volvió a dejar detalles de calidad y de buen futbolista, anotando 14 goles y formando, junto a Adrián Ramos, una dupla letal. Nuevo cambio de equipo. Esta vez, después de aclarar las cosas con Ormaechea, para volver a la Peña Deportiva. La temporada 2013/14 está siendo la de su regreso triunfal; suma 16 goles en los mismos partidos, está a sólo tres del pichichi, el mallorquinista Cedric y ha conseguido casi el 50% de los goles de su equipo (33). Su rendimiento, además, ha sido espectacular en los dos últimos meses, en los que ha firmado ni más ni menos que 11 goles en siete partidos. “Nunca había pensado en protagonizar un regreso triunfal, sino en jugar y aportar lo máximo posible. Las cosas estén saliendo bien de cara a puerta y a ver si seguimos en racha”, afirmó Salinas, un jugador al que, si sigue así, la Tercera División se le va a quedar pequeña. Marcos Contreras A quien también se le queda pequeña, pero en este caso la portería, es a Marcos Contreras (Sevilla, 16 de agosto de 1985). El guardameta del Formentera sólo ha encajado 10 goles en 17 partidos y es uno de los principales responsables de que su equipo acabe el año en la segunda posición de la tabla. Marcos ha sido, sin duda, uno de los mejores fichajes y el más afortunado de la historia del Formentera. El sevillano recaló en la temporada 2011/12, cuando el club que preside Felip Portas aún militaba en Regional y el jugador venía de jugar la anterior temporada en Segunda División B con el Alcalá de Guadaira. Formado en la cantera del Betis, posteriormente había militado por clubes como Monasterio, Cabecense y Mairena, además de defender la portería en alguna ocasión con la selección andaluza. Esa campaña, la 2011-12, sólo recibió 10 goles en los 32 partidos disputados entre la fase regular y la liguilla de Regional Preferente, logrando el ascenso a Tercera División después de que su equipo se enfrentara al Xilvar y al Andratx. En la posterior campaña, ya con el Formentera en Tercera, Marcos se mostró casi imbatible, acabando como el segundo portero menos batido con 27 tantos en 38 partidos (0,71 por partido). El portero del Formentera sigue siendo esta temporada uno de los más seguros y fiables de la categoría. Marcos no se ha perdido ningún partido de la competición y sólo ha encajado 10 goles en 17 partidos, lo que supone 0,59 goles por encuentro. En diez partidos ha mantenido su portería a cero y sólo en una ocasión encajó tres goles o más (3-2 ante el Mallorca B en la jornada 6). Con él bajo los palos, el equipo de Luis Elcacho aspira a todo esta temporada.

20131227-225237.jpg

No hay comentarios

Dejar respuesta