El Portmany juvenil ha firmado una extraordinaria campaña, acabando en sexto en la tabla.
El Portmany juvenil ha firmado una extraordinaria campaña, acabando en sexto en la tabla.

David Alba Los comienzos siempre están cargados de incertidumbres y de profundas incógnitas. Sobretodo cuando uno es “novato” en la categoría. El entrenador portmanyista Antonio Montalbán ‘Monti’ jamás había entrenado un equipo juvenil. Tampoco había trabajado con otros entrenadores (Carlos) y, para más inri, muchos jugadores debutaban en la Liga Nacional juvenil. “No pintaba muy bien la temporada – recuerda Monti-. Mucha gente, incluso en los círculos más cercanos, no apostaba por nosotros”. Sin embargo, la falta de experiencia se suplió con mucha ilusión y el conocimiento milimétrico de las capacidades de los jugadores se convirtió en la mejor arma para afrontar el reto.

Montalbán asegura que fueron muchísimas horas de trabajo para mejorar la comunicación (dentro y fuera del vestuario) y confeccionar una metodología. Pero valió la pena. Poco a poco él y Carlos se dieron cuenta que los jugadores se habían subido al barco y que el compromiso del equipo era absoluto. “Nos costó mucho dar con la tecla sobre todo con dos bajas importantísismas (Manu y Soldat)”, observa. Pero apostaron por el juvenil B y el cadete y la jugada les salió redonda. “Uno de los grandes secretos ha sido el vestuario -revela el técnico-. Es un grupo de chicos excepcional”. Asimismo, destaca el trabajo coral que ha realizado junto a Carlos. “Cada uno ha aportado su punto de vista y analizando cada perspectiva hemos conseguido llevar la nave a buen puerto”, explica con orgullo Monti que ya está preparando la temporada que viene.

Por su parte, el delantero del Portmany, Roberto, que ha firmado una campaña excepcional, asegura que lo mejor ha sido el “buen rollo” existente en el equipo. Lo malo, bajo su punto de vista, ha sido “algún que otro partido fuera de casa que se ha escapado en el último minuto”. Roberto, que ha perforado 27 veces las porterías rivales esta temporada, opina que el mérito de su acierto de cara al gol es mérito del conjunto. “Yo sólo he respondido al esfuerzo de todos”, asegura con humildad este delantero que, entre sus aspiraciones futbolísticas, está salir fuera de la isla para probar su valía. Sin embargo, reconoce que no hay ninguna oferta y sueña también con aportar su granito de arena para devolver al Portmany a Tercera División. “Se lo merece”, sentencia.

Todos para uno y uno para todos

El Portmany juvenil ha firmado una extraordinaria campaña, acabando en sexto en la tabla.
El Portmany juvenil ha firmado una extraordinaria campaña, acabando en sexto en la tabla.
David Alba Los comienzos siempre están cargados de incertidumbres y de profundas incógnitas. Sobretodo cuando uno es “novato” en la categoría. El entrenador portmanyista Antonio Montalbán 'Monti' jamás había entrenado un equipo juvenil. Tampoco había trabajado con otros entrenadores (Carlos) y, para más inri, muchos jugadores debutaban en la Liga Nacional juvenil. “No pintaba muy bien la temporada - recuerda Monti-. Mucha gente, incluso en los círculos más cercanos, no apostaba por nosotros”. Sin embargo, la falta de experiencia se suplió con mucha ilusión y el conocimiento milimétrico de las capacidades de los jugadores se convirtió en la mejor arma para afrontar el reto.Montalbán asegura que fueron muchísimas horas de trabajo para mejorar la comunicación (dentro y fuera del vestuario) y confeccionar una metodología. Pero valió la pena. Poco a poco él y Carlos se dieron cuenta que los jugadores se habían subido al barco y que el compromiso del equipo era absoluto. “Nos costó mucho dar con la tecla sobre todo con dos bajas importantísismas (Manu y Soldat)”, observa. Pero apostaron por el juvenil B y el cadete y la jugada les salió redonda. “Uno de los grandes secretos ha sido el vestuario -revela el técnico-. Es un grupo de chicos excepcional”. Asimismo, destaca el trabajo coral que ha realizado junto a Carlos. “Cada uno ha aportado su punto de vista y analizando cada perspectiva hemos conseguido llevar la nave a buen puerto”, explica con orgullo Monti que ya está preparando la temporada que viene.Por su parte, el delantero del Portmany, Roberto, que ha firmado una campaña excepcional, asegura que lo mejor ha sido el “buen rollo” existente en el equipo. Lo malo, bajo su punto de vista, ha sido “algún que otro partido fuera de casa que se ha escapado en el último minuto”. Roberto, que ha perforado 27 veces las porterías rivales esta temporada, opina que el mérito de su acierto de cara al gol es mérito del conjunto. “Yo sólo he respondido al esfuerzo de todos”, asegura con humildad este delantero que, entre sus aspiraciones futbolísticas, está salir fuera de la isla para probar su valía. Sin embargo, reconoce que no hay ninguna oferta y sueña también con aportar su granito de arena para devolver al Portmany a Tercera División. “Se lo merece”, sentencia.

No hay comentarios

Dejar respuesta