Fue la gran apuesta del proyecto deportivo de Amadeo Salvo el pasado verano, el futbolista estrella que tenía que tirar del carro del equipo, liderar al Ibiza en el terreno de juego en su objetivo de ascender a Segunda División B. Y, desde luego, el astro unionista está cumpliendo a la perfección con las expectativas generadas por los dirigentes del club ibicenco. Hablamos de Sergio Cirio, un jugador de superior categoría, sobre el verde y como persona, que aterrizó en Can Misses procedente del Adelaide australiano para hacer disfrutar a su afición con su magia y, sobre todo, con sus goles.

El goleador de los descampados, cuando se ha disputado 30 jornadas de Liga, es Top5 en el ránking de Pichichis de la Tercera División nacional con 23 goles, un listado donde también aparece, en cuarta posición, el crack del Poblense Aitor Pons, que acumula 24 dianas. Rodrigo Sanz, del Calahorra, es quien lidera este listado de máximos artilleros con 28 chicharros. En dicha tabla, no obstante, Sergio Cirio aparece en sexto lugar con 22 golitos, pero realmente el de Badalona arroja uno más, puesto que en la jornada 2, ante el Collerense, un tanto suyo se lo dieron a Gámiz.

El killer del Ibiza no sólo asombra por su depurada técnica y brutal pegada, ya que también es todo un experto en ofrecer goles, como lo demuestran numerosas asistencias que ha dado a sus compañeros en lo que va de temporada. Y es que Sergio Cirio es un jugador 10 con todas las de la ley. Hasta el punto que su presencia en el equipo de Toni Amor es clave para el buen funcionamiento del juego colectivo. Es más, cuando estuvo en el dique seco por lesión (jornadas 15 y 16) se le echó mucho de menos. No en vano, el plantel de Can Misses empató ante el Playas (1-1) y perdió con el Mallorca B (2-0).

Sergio Cirio ha clavado goles de todos los sabores y colores, pero uno de los más especiales que recuerda es el que le hizo al San Rafael en Sa Creu en la jornada 6 y que supuso la victoria del Ibiza. Ese chicharro no fue uno de los más bonitos en su ejecución, pero sí uno de los que más carga emotiva tuvo por lo mucho que significó en el entorno unionista. Y como no podía ser de otra manera, aquel tanto se lo dedicó a su pareja, al igual que hace con todos los que marca. El estilete siempre se besa su anillo cuando encuentra la red rival y da un salto alzando el puño izquierdo. Así festeja los goles.

La estrella del Ibiza no tiene techo y pese a que prefiere no hablar de cifras goleadoras concretas, está muy cerca de superar la barrera de los 30 chicharros, un registro que está al alcance de muy pocos futbolistas. Eso sí, es tanta su humildad, que preferiría no marcar más goles de aquí al final de temporada con tal de que el equipo ascendiese a Segunda División B, categoría en la que se encontraría tremendamente feliz marcando chicharros vistiendo la zamarra celeste del club de Vila. Pero la realidad es la que es y el equipo de Toni Amor está en Tercera, así que Sergio Cirio tendrá siempre la caña preparada para llevar al Ibiza al fútbol de bronce.

Leo Messi, máximo goleador de la Primera División con 24 goles, sólo supera a Sergio Cirio en un gol, al igual que el artillero Mata, del Valladolid (Segunda División), que suma los mismos chicharros que el astro argentino. Incluso, la estrella del Ibiza promedia más tantos que Luis Suárez (21) y Cristiano Ronaldo (18), superando también a los máximos realizadores de los cuatro grupos de Segunda División B, que son Dioni, del Fuenlabrada (19); Cervero, del Mirandés (17); Enric, del Cornellà (18, y Loren Morón, del Betis Deportivo (17). ¿Se convertirá en el rey del gol el crack unionista de a aquí al final de campaña? Veremos a ver hasta dónde es capaz de llegar el hombre del saco (de goles).

Toro Sentado

Fue la gran apuesta del proyecto deportivo de Amadeo Salvo el pasado verano, el futbolista estrella que tenía que tirar del carro del equipo, liderar al Ibiza en el terreno de juego en su objetivo de ascender a Segunda División B. Y, desde luego, el astro unionista está cumpliendo a la perfección con las expectativas generadas por los dirigentes del club ibicenco. Hablamos de Sergio Cirio, un jugador de superior categoría, sobre el verde y como persona, que aterrizó en Can Misses procedente del Adelaide australiano para hacer disfrutar a su afición con su magia y, sobre todo, con sus goles. El goleador de los descampados, cuando se ha disputado 30 jornadas de Liga, es Top5 en el ránking de Pichichis de la Tercera División nacional con 23 goles, un listado donde también aparece, en cuarta posición, el crack del Poblense Aitor Pons, que acumula 24 dianas. Rodrigo Sanz, del Calahorra, es quien lidera este listado de máximos artilleros con 28 chicharros. En dicha tabla, no obstante, Sergio Cirio aparece en sexto lugar con 22 golitos, pero realmente el de Badalona arroja uno más, puesto que en la jornada 2, ante el Collerense, un tanto suyo se lo dieron a Gámiz. El killer del Ibiza no sólo asombra por su depurada técnica y brutal pegada, ya que también es todo un experto en ofrecer goles, como lo demuestran numerosas asistencias que ha dado a sus compañeros en lo que va de temporada. Y es que Sergio Cirio es un jugador 10 con todas las de la ley. Hasta el punto que su presencia en el equipo de Toni Amor es clave para el buen funcionamiento del juego colectivo. Es más, cuando estuvo en el dique seco por lesión (jornadas 15 y 16) se le echó mucho de menos. No en vano, el plantel de Can Misses empató ante el Playas (1-1) y perdió con el Mallorca B (2-0).
Sergio Cirio ha clavado goles de todos los sabores y colores, pero uno de los más especiales que recuerda es el que le hizo al San Rafael en Sa Creu en la jornada 6 y que supuso la victoria del Ibiza. Ese chicharro no fue uno de los más bonitos en su ejecución, pero sí uno de los que más carga emotiva tuvo por lo mucho que significó en el entorno unionista. Y como no podía ser de otra manera, aquel tanto se lo dedicó a su pareja, al igual que hace con todos los que marca. El estilete siempre se besa su anillo cuando encuentra la red rival y da un salto alzando el puño izquierdo. Así festeja los goles. La estrella del Ibiza no tiene techo y pese a que prefiere no hablar de cifras goleadoras concretas, está muy cerca de superar la barrera de los 30 chicharros, un registro que está al alcance de muy pocos futbolistas. Eso sí, es tanta su humildad, que preferiría no marcar más goles de aquí al final de temporada con tal de que el equipo ascendiese a Segunda División B, categoría en la que se encontraría tremendamente feliz marcando chicharros vistiendo la zamarra celeste del club de Vila. Pero la realidad es la que es y el equipo de Toni Amor está en Tercera, así que Sergio Cirio tendrá siempre la caña preparada para llevar al Ibiza al fútbol de bronce. Leo Messi, máximo goleador de la Primera División con 24 goles, sólo supera a Sergio Cirio en un gol, al igual que el artillero Mata, del Valladolid (Segunda División), que suma los mismos chicharros que el astro argentino. Incluso, la estrella del Ibiza promedia más tantos que Luis Suárez (21) y Cristiano Ronaldo (18), superando también a los máximos realizadores de los cuatro grupos de Segunda División B, que son Dioni, del Fuenlabrada (19); Cervero, del Mirandés (17); Enric, del Cornellà (18, y Loren Morón, del Betis Deportivo (17). ¿Se convertirá en el rey del gol el crack unionista de a aquí al final de campaña? Veremos a ver hasta dónde es capaz de llegar el hombre del saco (de goles).

No hay comentarios

Dejar respuesta