El argentino es el alma mater de la afición más animosa del club verdinegro.
El argentino es el alma mater de la afición más animosa del club verdinegro.
David Alba Con total seguridad, Eduardo ‘el facha’ Andrade, hincha incondicional del Sant Jordi, tendrá muchos problemas si -en alguna ocasión- se le ocurre participar en una Asamblea de Podemos. “A muchos le sabe mal llamarme así”, explica este argentino oriundo de La Plata. Lo que muchos españoles no saben es que el significado del apodo en cuestión difiere un poco en el país latinoamericano. Allí para designar a las personas de la extrema derecha se utiliza ‘facho’ que es más cercano a la palabra originaria italiana -‘fascio’- que dio nombre al movimiento de Mussolini.

‘Facha’ en Argentina proviene del término fachada que hace alusión al aspecto externo de un edificio. Así, tener facha es tener buena presencia. “Me lo pusieron de pequeño por la manera de ser, de vestirme, de jugar al fútbol y… las mujeres”, ríe. Claro. La Plata es la ciudad de los universitarios por excelencia de Argentina. La distraída vida universitaria de la ciudad y jugar en la tercera de Estudiantes como mediapunta a los 17 años pueden llegar a ser dos asuntos totalmente incompatibles. “Eran otros tiempos, era muy ‘atorrante’ (holgazán)”. Hoy, sin embargo, afincado desde hace 13 años en Ibiza, es padre de dos niños y una niña y trabaja duro para sacar adelante a la familia mediante lo que mejor sabe hacer: parrillada argentina.

Facha posa con la zamarra de su querido Estudiantes.
Facha posa con la zamarra de su querido Estudiantes.
Y como no puede faltar a su pasión- el fútbol- está presente en cada partido del Sant Jordi, alentando, gritando, cantando y moviendo a la tribuna. Se hizo incondicional del verdinegro porque sus hijos sudan su zamarra los fines de semana y porque en esta vida uno hace amigos que son para siempre. “De Kiko (Serra) recuerdo las charlas de futuro que teníamos con respecto al club”, cuenta con nostalgia este bendito piantado que asegura que la presencia del fallecido presidente aún es notoria en los corazones de todos los que aman al Sant Jordi.

“Los críos nunca le olvidarán: nunca habrá otra persona igual en el club. Kiko es único”, destaca el argentino, que aún se acuerda cómo se entusiasmaba su amigo con sus cánticos en los partidos. “Tendíamos que fichar a veinte como el ‘facha'”, llegó a decir el mítico presidente. Y es que un hombre como Eduardo que lo da todo en la grada y hace asados argentinos para los jugadores hay pocos (por no decir ninguno). Un loco anda suelto por Sant Jordi, pero como dijo Friedrich Nietzsche “en el amor siempre hay algo de locura, mas en la locura siempre hay algo de razón”.

El hincha, alentando al Sant Jordi.
El hincha, alentando al Sant Jordi.

Un loco anda suelto por Sant Jordi

El argentino es el alma mater de la afición más animosa del club verdinegro.
El argentino es el alma mater de la afición más animosa del club verdinegro.
David Alba Con total seguridad, Eduardo 'el facha' Andrade, hincha incondicional del Sant Jordi, tendrá muchos problemas si -en alguna ocasión- se le ocurre participar en una Asamblea de Podemos. "A muchos le sabe mal llamarme así", explica este argentino oriundo de La Plata. Lo que muchos españoles no saben es que el significado del apodo en cuestión difiere un poco en el país latinoamericano. Allí para designar a las personas de la extrema derecha se utiliza 'facho' que es más cercano a la palabra originaria italiana -'fascio'- que dio nombre al movimiento de Mussolini. 'Facha' en Argentina proviene del término fachada que hace alusión al aspecto externo de un edificio. Así, tener facha es tener buena presencia. "Me lo pusieron de pequeño por la manera de ser, de vestirme, de jugar al fútbol y... las mujeres", ríe. Claro. La Plata es la ciudad de los universitarios por excelencia de Argentina. La distraída vida universitaria de la ciudad y jugar en la tercera de Estudiantes como mediapunta a los 17 años pueden llegar a ser dos asuntos totalmente incompatibles. "Eran otros tiempos, era muy 'atorrante' (holgazán)". Hoy, sin embargo, afincado desde hace 13 años en Ibiza, es padre de dos niños y una niña y trabaja duro para sacar adelante a la familia mediante lo que mejor sabe hacer: parrillada argentina.
Facha posa con la zamarra de su querido Estudiantes.
Facha posa con la zamarra de su querido Estudiantes.
Y como no puede faltar a su pasión- el fútbol- está presente en cada partido del Sant Jordi, alentando, gritando, cantando y moviendo a la tribuna. Se hizo incondicional del verdinegro porque sus hijos sudan su zamarra los fines de semana y porque en esta vida uno hace amigos que son para siempre. "De Kiko (Serra) recuerdo las charlas de futuro que teníamos con respecto al club", cuenta con nostalgia este bendito piantado que asegura que la presencia del fallecido presidente aún es notoria en los corazones de todos los que aman al Sant Jordi. "Los críos nunca le olvidarán: nunca habrá otra persona igual en el club. Kiko es único", destaca el argentino, que aún se acuerda cómo se entusiasmaba su amigo con sus cánticos en los partidos. "Tendíamos que fichar a veinte como el 'facha'", llegó a decir el mítico presidente. Y es que un hombre como Eduardo que lo da todo en la grada y hace asados argentinos para los jugadores hay pocos (por no decir ninguno). Un loco anda suelto por Sant Jordi, pero como dijo Friedrich Nietzsche "en el amor siempre hay algo de locura, mas en la locura siempre hay algo de razón".
El hincha, alentando al Sant Jordi.
El hincha, alentando al Sant Jordi.

1 Comentario

Dejar respuesta