¡Vamos mi Sant Jordi, vamos campeón!

0
821

Víctor M. Victoria Todo preparado para la batalla final por un hueco en la Tercera División. El Sant Jordi, campeón de la Regional Preferente, vive con máxima ilusión las horas previas al decisivo duelo que le enfrentará este sábado, a partir de las 18 horas, contra el Alaró de Mallorca. El envite, que se disputará a partido único en el campo neutral de Son Malferit, sede de la Federación Balear de Fútbol, representa la primera semifinal de la fase de ascenso. En caso de triunfo, el equipo verdinegro disputará la gran final al siguiente fin de semana contra el vencedor de la otra semifinal, que enfrenta a los también mallorquines Campos y Sant Jordi.

La entidad verdinegra asalta así un posible ascenso histórico, pues nunca ha competido en la cuarta categoría del fútbol nacional tras tres tentativas fallidas, y lo hace tras una temporada excelsa pero sacudida por la irrupción del coronavirus. Cuatro meses han transcurrido ya desde que los hombres que entrena Rafa Payán disputaran su último partido oficial, saldado con goleada (0-5) contra el filial del Formentera. Hasta ese momento, la trayectoria del Sant Jordi era prácticamente inmaculada, líder invicto en Liga y con la Copa Interpueblos ya en el bolsillo, pero falta por ver ahora qué posibles efectos ha podido tener la cuarentena y la posterior desescalada en el engranaje del equipo.

Sea como fuere, la disputa de la fase de ascenso supone una merecida recompensa al buen trabajo realizado durante todo el curso y, como tal, debe ser acogida en las dependencias del Kiko Serra, que lamentablemente no podrá presenciar ningún partido. Todos los duelos se disputarán a puerta cerrada y sin público en el mallorquín feudo de Son Malferit, aunque podrán visionarse en directo por YouTube a través de una retransmisión de la Federación Balear. En el polo positivo de la balanza, cabe mencionar que el equipo jordier pasará a la gran final en caso de empate en su partido contra el Alaró por su mejor puesto en la Liga regular.

Fútbol Pitiuso ha querido recoger el testimonio de los diferentes estamentos del club de cara a la trascendental fase de ascenso que arranca el sábado. El director deportivo, Pablo Rodríguez; el entrenador, Rafa Payán; el capitán, David Sunders; y el máximo goleador, Jordi Serra, ofrecen sus sensaciones ante el crucial envite de semifinal, siempre desde la absoluta cautela, pero con la esperanza y el optimismo que otorgan con absoluto derecho el buen hacer del presente curso futbolístico. En caso de conseguir la proeza, sería la cuarta temporada consecutiva, tras los éxitos de UD Ibiza, Portmany y CD Ibiza, que un representante de la isla consigue el ascenso a Tercera División.

Al frente del banquillo vendrinegro está Rafa Payán, quien ha colocado al equipo a dos pasos del ascenso en su segunda temporada en el club. A sus 39 años, el granadino afronta sin duda su reto más importante como técnico, y por ello “la motivación es máxima. Como le digo a mis jugadores, no se juega todos los días un playoff”. El técnico andaluz destacó el carácter insólito que caracterizará la decisiva cita: “Nos encontramos en una situación excepcional, sin referentes. Jugamos a las seis de la tarde un 18 de julio, y estamos entrenando en horario de partido, pero ningún equipo va a llegar al cien por cien. Estas eliminatorias van a pasar factura físicamente. Nadie está acostumbrado al horario”.

Y a pesar de que algunos condicionantes del playoff puede jugar en contra de los intereses verdinegros, Rafa Payán no quiere oír hablar de excusas: “Es verdad que nos vemos algo perjudicados por viajar y no poder disputar el partido de vuelta en casa con la emoción de nuestro público. Son condicionantes que pueden restar, pero estoy muy agradecido de poder jugar después de pasar unos meses malos, y no podemos poner excusas. Estamos en una situación excepcional y hay que aceptarlo”.

Sobre el rival Alaró, sexto clasificado del grupo mallorquín, el preparador jordier destacó que “tiene jugadores con experiencia como Biel, que ha jugado en Segunda División B con el Atlético Baleares, y manejan bien esa faceta del juego”. “No podemos pensar en empatar –agrega- hay que salir a ganar y sería un error especular con el resultado”. Y, por último, valoró el enorme rendimiento que ha ofrecido el Sant Jordi en los minutos finales de los partidos apretados de esta temporada, sumando los tres puntos en los instantes finales del duelo. “Es cierto que cuando el partido se ha puesto complicado, el equipo ha sabido reaccionar. Y eso habla un poco de la fortaleza que tienen los jugadores. Es un factor importante en una fase de ascenso porque no tengo duda de que será un partido muy igualado”.

“Viajamos con mucha ilusión, con la mente dispuesta para competir y disputar por algo muy bonito”, afirma Pablo Rodríguez, director deportivo que ve al equipo “muy enchufado y muy implicado” pese al parón de la competición. “Tenemos plena confianza en nuestros jugadores. Estamos hablando de fútbol, y un detalle después te puede dar o quitar mucho, pero este grupo se ha ganado por derecho propio pelear por lo más grande”. El responsable verdinegro lamentó que “es una pena no poder disfrutarlo con nuestra gente en el Kiko Serra y jugar la vuelta en casa porque nos habría encantado a todos”.

En cualquier caso, Pablo Rodríguez destacó el “esfuerzo enorme que, tanto el club como el Consistorio, realizaron tiempo atrás para poder volver a entrenar, con pruebas, protocolos, limpieza, etcétera”. Gracias a ello, recalca el uruguayo, ahora “tenemos un rodaje de seis semanas de entrenamientos y el equipo está listo para competir. Después se trata de fútbol, pero nosotros vamos a darlo todo por conseguirlo. Además, gracias también al apoyo del Ayuntamiento podemos viajar el viernes y hacer noche en Mallorca”.

Cuestionado por las claves de la eliminatoria, el director deportivo no quiere ni escuchar hablar de la posibilidad de especular con el resultado. “Si vamos a empatar, perderemos. Este Sant Jordi está hecho para salir a buscar el partido, es un equipo para jugar. Nos enfrentamos a un rival duro, experimentado, rocoso, pero nosotros tenemos nuestras armas y esperamos aprovecharlas”. “La clave de este año –agrega- ha sido que toda la plantilla ha estado al 100% y todos han conseguido sumar. Es impresionante el buen ambiente que hay en el seno del club y es fruto del buen hacer. En el tiempo que estoy dentro de la entidad, solo he visto mejorar, sobre todo socialmente”.

Pocas personas aspiran con mayor deseo por conseguir el preciado salto de categoría que David Ferrer Sunder, capitán verdinegro. A sus 27 años y con dos décadas enrolado en las diferentes categorías del club, el zaguero, indiscutible en la pizarra de Rafa Payán, considera que un ascenso sería “lo máximo” para él. “Sant Jordi llega preparado para esta final”, afirma categórico el futbolista ibicenco, que disputará su primera fase de ascenso. Clave para el éxito será “gestionar los tiempos y las transiciones con balón, aunque el nivel físico también va a ser muy importante”. Pero si de algo pueden presumir los verdinegros es, precisamente, de gestión de tiempos: “El otro día leí que hemos ganado cuatro partidos con marcador adverso y les dimos la vuelta fruto de la insistencia y no volvernos loco. Hemos sabido mantener la calma y es fruto del buen trabajo”.

A juicio del líder de la zaga verdinegra, el playoff “tiene poco de campo neutral porque juegas en la isla donde ellos (el Alaró) residen y después de un viaje; pero no nos queda otra, hay que aceptarlo y darlo todo desde el principio”. Por último, el capitán jordier prevé un partido “de tú a tú porque ellos necesitan la victoria. Ambos iremos a por el partido, y hay que ver cómo afectan el factor cansancio y el calor. Hemos entrenado para ello, pero los dos estamos en las mismas condiciones”.

Y parte del éxito del Sant Jordi puede depender del buen hacer de Jordi Serra, máximo goleador con 14 goles. A sus 25 años, el ibicenco ya cuenta con dos ascensos a sus espaldas y espera lograr el tercero en esta temporada tan convulsa. “La semanas previas al partido han sido difíciles por todo el tema del coronavirus y el calor, pero veo al equipo con muchas ganas y contando los días para que llegue el sábado”, afirma el talentoso mediapunta, quien también lamenta el hecho “de no poder jugar ante nuestro público. Será un playoff diferente, pero creo que tenemos opciones de superarlo”.

Cuestionado por el posible devenir del duelo, el “10” verdinegro prevé “un partido intenso y muy complicado porque el Alaró es un buen equipo. Será clave estar muy concentrados los noventa minutos, pasará la eliminatoria quien tenga las ideas más claras. Si seguimos con la misma ilusión y ganas que el resto de la temporada, sacaremos el partido adelante”. Por último, Jordi Serra espera “poder hacer historia con el club y conseguir el ansiado ascenso a Tercera División que tanto se merece”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.