Vicente Fernández se abraza a Linde, director deportivo, el día que el portmany ganó la Preferente en Can Misses tras ganar al Isleño B 0-5 (Foto: Fco. Natera).
Vicente Fernández se abraza a Linde, director deportivo, el día que el portmany ganó la Preferente en Can Misses tras ganar al Isleño B 0-5 (Foto: Fco. Natera).

Francisco Natera. Vicente Fernández ha acabado su ciclo en el Portmany con unos números difíciles de igualar. El club de San Antonio no cuenta con él para su nuevo proyecto, pero el alicantino sólo tiene palabras de agradecimiento hacia toda la familia portmanyista. El míster  se va satisfecho por el trabajo llevado a cabo y afirma no haber vivido malos momentos. Asimismo, asegura que jamás olvidará cuando el equipo le metió el cuarto gol al Génova el domingo pasado y resalta el carácter ganador del plantel que ha entrenado este curso, aunque no oculta la calidad futbolística del grupo que dirigió el anterior curso liguero. Ahora cogerá unos días de vacaciones para recargar las pilas y después escuchará las ofertas que le lleguen. Y una de ellas podría venir desde Can Misses. No en vano suena para el nuevo Ibiza.

-Has cumplido tus dos años de contrato en el Portmany y la directiva ha decidido no seguir contando contigo para el nuevo proyecto. ¿Te ha sorprendido su decisión?
-La verdad es que no, ya que normalmente si un equipo quiere renovarte te lo suele comunicar antes de que acabe la temporada. En mi caso no fue así, por lo que que imaginé que no seguiría. No ha sido una sorpresa.

-Pero el presidente, Juan José Forneri, en declaraciones a Fútbol Pitiuso, aseguró que habías llevado a cabo un gran trabajo y que quería que siguieses, aunque matizó que la última palabra la tenías tú.

-Bueno, igual pensaba eso, pero la realidad es que no ha sido así. La directiva, cuando se reunió conmigo me dijo que quería desarrollar un proyecto nuevo y que no entraba en sus planes. Lo único que puedo decir es que estoy muy agradecido a la junta, sobre todo al presi y a Nacho por cómo me han tratado. También a los jugadores y a la gente del club. Durante estas dos temporadas me he sentido extraordinariamente bien. Todos se han comportado conmigo con mucho cariño y respeto. He disfrutado bastante y creo que he hecho un buen trabajo, por lo que me voy contento y feliz, aunque con la espina clavada de no haber pasado la eliminatoria ante el Génova.

-¿Crees que el no haber llegado a la ronda definitiva del play-off ha sido el motivo por el cual los rectores de la entidad han decidido prescindir de ti para el curso que viene?
-Realmente no lo sé, aunque, quizás, si se hubiese ascendido a Tercera me hubieran dado el premio de continuar.

-¿Qué balance haces de tu etapa en San Antonio?
-Es muy positivo, en todos los niveles. En el aspecto humano y en el deportivo. Como dije anteriormente, me he sentido muy querido por la afición, por los directivos y por los jugadores. Incluso, por Marga y Paco, los encargados del bar del campo de fútbol.

-¿Hay algo que no te haya gustado?
-Hombre, los entrenadores siempre nos quejamos de que no nos traen lo que queremos. Este año empezamos con un equipo de menos calidad, muy renovado y creo que debimos hacer las cosas de otra manera al principio. Al final hemos llegado donde hemos llegado y ahora el que venga detrás tendrá que superar el listón que hemos dejado.

-¿Con qué momento te quedas de estos dos años?
-Sin duda, cuando marcamos el domingo pasado el 4-0 al Génova con tres jugadores menos en el campo. Fue espectacular. Los chavales no bajaron los brazos, no se rindieron y es algo de lo que estoy muy orgulloso. En un equipo grande, cuando las cosas no van bien, los futbolistas muchas veces suelen tirar la toalla y mis chicos jamás lo hicieron. Fue por esto que muchas veces conseguimos buenos resultados en los últimos minutos.

-¿Hubo algún momento no tan agradable?

-Realmente, no recuerdo ninguno. Lo único que me ha dolido es tomar la decisión de no convocar a algún futbolista, pero este año ha habido exceso de efectivos en algunas posiciones y me he visto obligado a dejar fuera a gente. He tratado de explicarlo, pero claro, el jugador no lo entiende.

-¿Ha sido fácil entrenar al Portmany?
-Ha sido complicado. Si el equipo hubiese estado equilibrado hubiese sido más llevadero, pero no ha sido así. El año pasado fue diferente, ya que cuando llegué me encontré con futbolistas que esta temporada han jugado en Tercera División.

-¿Te ha dejado trabajar a gusto la directiva?
-La verdad es que sí. Ha confiado en mi trabajo. Ellos saben que soy una persona que vive el fútbol las 24 horas. Cuando no estoy entrenando estoy hablando con un jugador, con el fisio o con el preparador físico. Mi dedicación en el Portmany ha sido total. Y ha sido así porque los directivos me han apoyado mucho. Cuando una persona trabaja a gusto no llora.

-¿Qué vas a hacer ahora?
-Si te digo la verdad pienso pasar los próximos días en Can Parrón, en la piscina, bañándome con mis hijos y disfrutando de un mes de vacaciones, sin fútbol, ya que he tenido una tensión muy grande durante la Preferente y el play-off. Después, escucharé las ofertas que lleguen.

-Una de ellas puede llegar desde Can Misses. Suenas para el nuevo Ibiza.

-Pues no lo sé, pero si acabase en allí sería muy bonito. Jugué en Sa Deportiva y le tengo un cariño muy especial. Sería ilusionante poder dirigir a este equipo.

Fernández: “Mi dedicación en el Portmany ha sido total”

Vicente Fernández se abraza a Linde, director deportivo, el día que el portmany ganó la Preferente en Can Misses tras ganar al Isleño B 0-5 (Foto: Fco. Natera).
Vicente Fernández se abraza a Linde, director deportivo, el día que el portmany ganó la Preferente en Can Misses tras ganar al Isleño B 0-5 (Foto: Fco. Natera).
Francisco Natera. Vicente Fernández ha acabado su ciclo en el Portmany con unos números difíciles de igualar. El club de San Antonio no cuenta con él para su nuevo proyecto, pero el alicantino sólo tiene palabras de agradecimiento hacia toda la familia portmanyista. El míster  se va satisfecho por el trabajo llevado a cabo y afirma no haber vivido malos momentos. Asimismo, asegura que jamás olvidará cuando el equipo le metió el cuarto gol al Génova el domingo pasado y resalta el carácter ganador del plantel que ha entrenado este curso, aunque no oculta la calidad futbolística del grupo que dirigió el anterior curso liguero. Ahora cogerá unos días de vacaciones para recargar las pilas y después escuchará las ofertas que le lleguen. Y una de ellas podría venir desde Can Misses. No en vano suena para el nuevo Ibiza. -Has cumplido tus dos años de contrato en el Portmany y la directiva ha decidido no seguir contando contigo para el nuevo proyecto. ¿Te ha sorprendido su decisión? -La verdad es que no, ya que normalmente si un equipo quiere renovarte te lo suele comunicar antes de que acabe la temporada. En mi caso no fue así, por lo que que imaginé que no seguiría. No ha sido una sorpresa. -Pero el presidente, Juan José Forneri, en declaraciones a Fútbol Pitiuso, aseguró que habías llevado a cabo un gran trabajo y que quería que siguieses, aunque matizó que la última palabra la tenías tú. -Bueno, igual pensaba eso, pero la realidad es que no ha sido así. La directiva, cuando se reunió conmigo me dijo que quería desarrollar un proyecto nuevo y que no entraba en sus planes. Lo único que puedo decir es que estoy muy agradecido a la junta, sobre todo al presi y a Nacho por cómo me han tratado. También a los jugadores y a la gente del club. Durante estas dos temporadas me he sentido extraordinariamente bien. Todos se han comportado conmigo con mucho cariño y respeto. He disfrutado bastante y creo que he hecho un buen trabajo, por lo que me voy contento y feliz, aunque con la espina clavada de no haber pasado la eliminatoria ante el Génova. -¿Crees que el no haber llegado a la ronda definitiva del play-off ha sido el motivo por el cual los rectores de la entidad han decidido prescindir de ti para el curso que viene? -Realmente no lo sé, aunque, quizás, si se hubiese ascendido a Tercera me hubieran dado el premio de continuar. -¿Qué balance haces de tu etapa en San Antonio? -Es muy positivo, en todos los niveles. En el aspecto humano y en el deportivo. Como dije anteriormente, me he sentido muy querido por la afición, por los directivos y por los jugadores. Incluso, por Marga y Paco, los encargados del bar del campo de fútbol. -¿Hay algo que no te haya gustado? -Hombre, los entrenadores siempre nos quejamos de que no nos traen lo que queremos. Este año empezamos con un equipo de menos calidad, muy renovado y creo que debimos hacer las cosas de otra manera al principio. Al final hemos llegado donde hemos llegado y ahora el que venga detrás tendrá que superar el listón que hemos dejado. -¿Con qué momento te quedas de estos dos años? -Sin duda, cuando marcamos el domingo pasado el 4-0 al Génova con tres jugadores menos en el campo. Fue espectacular. Los chavales no bajaron los brazos, no se rindieron y es algo de lo que estoy muy orgulloso. En un equipo grande, cuando las cosas no van bien, los futbolistas muchas veces suelen tirar la toalla y mis chicos jamás lo hicieron. Fue por esto que muchas veces conseguimos buenos resultados en los últimos minutos. -¿Hubo algún momento no tan agradable? -Realmente, no recuerdo ninguno. Lo único que me ha dolido es tomar la decisión de no convocar a algún futbolista, pero este año ha habido exceso de efectivos en algunas posiciones y me he visto obligado a dejar fuera a gente. He tratado de explicarlo, pero claro, el jugador no lo entiende. -¿Ha sido fácil entrenar al Portmany? -Ha sido complicado. Si el equipo hubiese estado equilibrado hubiese sido más llevadero, pero no ha sido así. El año pasado fue diferente, ya que cuando llegué me encontré con futbolistas que esta temporada han jugado en Tercera División. -¿Te ha dejado trabajar a gusto la directiva? -La verdad es que sí. Ha confiado en mi trabajo. Ellos saben que soy una persona que vive el fútbol las 24 horas. Cuando no estoy entrenando estoy hablando con un jugador, con el fisio o con el preparador físico. Mi dedicación en el Portmany ha sido total. Y ha sido así porque los directivos me han apoyado mucho. Cuando una persona trabaja a gusto no llora. -¿Qué vas a hacer ahora? -Si te digo la verdad pienso pasar los próximos días en Can Parrón, en la piscina, bañándome con mis hijos y disfrutando de un mes de vacaciones, sin fútbol, ya que he tenido una tensión muy grande durante la Preferente y el play-off. Después, escucharé las ofertas que lleguen. -Una de ellas puede llegar desde Can Misses. Suenas para el nuevo Ibiza. -Pues no lo sé, pero si acabase en allí sería muy bonito. Jugué en Sa Deportiva y le tengo un cariño muy especial. Sería ilusionante poder dirigir a este equipo.

No hay comentarios

  1. q puñalada te esta dando linde por la espaldas es el culpable de todo con sus megas estrellas y ahora que despues del fracaso biene la calma

  2. Cooneee.si no conoces ni la canteram,que hablas de dedicacion total,para no saber no sabes ni cuantos equipo tiene el club,a quien vas a engañar,aqui se juega parriba e dicho que se juega parriba porque lo digo yo,dedicacion total,vte a jugar al parchis.

  3. Venga abracitos y venga abracitos y estabas
    destituido hace cinco meses,hipocresia pura y dura, planificais la proxima temporada,anda,ASI NOS VA
    A Forneri,hoy el diario de Ibiza has visto tu colegilla,al
    que defendias cuando te hacian favores te lo dice clarito
    TU TE CALLAS,a ver que haces ahora.

  4. QUIEN ES EL SR.FORNERI PARA DECIR QUIEN TIENE QUE PITAR,AQUI
    MANDO YO Y TU TE CALLAS,PORQUE YO HAGO LO QUE ME DA LA GANA CUANDO ME DA LA GANA Y PORQUE ME LA GANA.
    DIOS LOS CRIA Y ELLOS SE JUNTAN, TAL PARA CUAL.

  5. Si leeis futbolbaear, el playas no ascendera ni el genova, esto facilita el ascenso del Portmany? Natera informacion gracias.

Dejar respuesta