Román dice que mantener la categoría será difícil, perono duda de su capacidad y la de sus jugadores para lograrlo (Foto: Francisco Natera).
Román dice que mantener la categoría será difícil, perono duda de su capacidad y la de sus jugadores para lograrlo (Foto: Francisco Natera).

diariodeibiza.es El preparador gallego afronta probablemente el reto más complicado desde que es técnico. Su plantilla se ha debilitado por la marcha de futbolistas, cansados por no cobrar sus sueldos. Con los que se han quedado ejerce de «psicólogo» y de «padre» para que sigan dando lo máximo hasta el final.

-¿Va a ser duro conseguir la permanencia?
-Será difícil, pero los que estamos ahora mismo somos conscientes de que hay que salvar al Sant Rafel: la directiva haciendo un esfuerzo, intentando solucionar el tema económico, y nosotros a nivel deportivo. Este club se merece estar en Tercera y nosotros, por descontado, lo vamos a intentar. De momento lo estamos cumpliendo [son decimosextos y están tres puntos por encima del descenso], pero queda mucho y habrá partidos muy complicados. Salvarnos en nuestra situación sería un éxito comparable a jugar la fase de ascenso a Segunda B.

-¿Se ven capaces de conseguir el objetivo de salvarse?
-Sí, porque si no ni entrenaríamos ni jugaríamos. Creo que el equipo necesita un poquito de tranquilidad y de estabilidad en todos los aspectos. Que tú puedas entrenar bien para luego jugar bien, es fundamental. También creo que va a ser importante la asistencia del público. En la situación en la que estamos, necesitamos que la afición nos apoye.

-¿Teme que se vaya a resolver todo en la última jornada?
-Sí, creo que vamos a estar sufriendo casi hasta el final. Quedan muchos enfrentamientos directos y en estos partidos tendremos que hacernos fuertes. Contra los equipos que luchan con nosotros solo nos vale ganar o ganar.

-¿Ha hecho las cuentas de lo que valdrá la permanencia?
-No lo he hecho nunca ni lo haré. Ahora tenemos que intentar ganarle al Mercadal, nuestro próximo rival, y después vendrá el siguiente. No sabemos con qué jugadores contaremos en cada jornada. Ahora mismo es importante todo el mundo.

-¿Cuál va a ser la clave para mantener la categoría?
-Trabajar mucho y, sobre todo, que el equipo esté unido. Lo más importante es que el bloque tenga fe y crea en ello.

-¿Vamos a ver un Sant Rafel más práctico y menos vistoso en lo que queda de temporada?
-Posiblemente, porque lo que prima es el resultado. Muchas veces, inconscientemente, el equipo intenta mantener la ventaja cuando se pone por delante en el marcador. De todas formas, no disponemos de un conjunto para ir a la lucha cuerpo a cuerpo, pero si tenemos que hacerlo lo haremos.

-¿Cómo está viviendo el cuerpo técnico, y por extensión la plantilla, la situación de los impagos del club?
-La verdad es que la situación es complicada. Vamos a cumplir cuatro meses sin cobrar y quieras que no esto te repercute en el plano deportivo. El que no lo quiera ver es que se tapa los ojos. Cada vez somos menos efectivos, a lo que hay que sumarle los sancionados y los lesionados de cada jornada. Por ejemplo, en el último partido eramos trece jugadores del primer equipo, dos de ellos estaban para jugar diez minutos, y el resto eran juveniles.

-¿Cómo es el día a día en los entrenamientos?
-Cuando entrenamos intentamos desconectar del tema extradeportivo. Muchas veces lo conseguimos y otras veces no. Pero el equipo está unido.

-¿Cuándo empezaron a complicarse las cosas con los cobros?
-Desde agosto o septiembre ya se veía venir la situación, aunque teníamos la ilusión de que todo iba a mejorar con la entrada de patrocinadores y el apoyo de los socios.

-¿Qué le han dicho los responsables de la junta gestora que dirige el club actualmente?
-Nos han comunicado que están trabajando para solucionarlo todo. Sé que se están moviendo y a ver si esta semana o la que viene nos pueden pagar algún mes, como mínimo. Sería importante.

-¿Qué opina de la renuncia de Bernat Bonet como presidente?
-Ha hecho cosas muy bien y otras mal, como nos puede pasar a todos, pero no me esperaba su marcha. Si realmente esta es la solución, será bueno para el equipo, pero se verá a largo plazo. Confiemos en que todo vuelva a la normalidad.

-¿Les ha decepcionado el ya expresidente?
-No se pueden cargar las tintas solo en la persona de Bernat Bonet, sino que toda la directiva tiene culpa de la situación que vivimos. Al principio de la temporada hay que asegurar un poco el presupuesto, aunque también es verdad que la situación de crisis general no ha ayudado.

-Usted ya ha vivido varias épocas de no cobrar en un club: le pasó en el Ibiza en dos ocasiones…
-Me sucedió en el 92-93 cuando era jugador y hace varios años formando parte del cuerpo técnico del equipo, cuando desembarcaron los italianos [encabezados por Antonio Stinà en la presidencia]. Espero que en el Sant Rafel no acaben las cosas igual, porque no es agradable para nadie. Tengo fe en que todo se pueda solucionar y creo firmemente en que el club no va a desaparecer.

-¿Hace más de psicólogo que de entrenador?
-Aquí hago un poco de todo: de padre, de entrenador, de psicólogo… Los chavales lo están pasando realmente mal, por unos motivos o por otros.

-En el fútbol no profesional hay numerosos casos de impagos. ¿Están desprotegidos?
-En Tercera División los contratos no son profesionales, sino privados. Entonces la AFE [Asociación de Futbolistas Españoles] no se hace cargo. Lo que creo que se podía instaurar es que cada equipo debería presentar un fondo de garantía de su presupuesto. El que quiera jugar en Tercera o en Segunda B tendría que poner una cantidad como aval. El que no pueda hacerlo, que no compita.

-¿Se le quitan a uno las ganas de entrenar?
-No, porque el fútbol es lo que me gusta y lo que he hecho toda la vida. No podría vivir sin él.

-¿Le parecen muchos tres equipos pitiusos jugando en Tercera División?
-La verdad es que sí porque no hay tantos jugadores para todos. Hay buenos futbolistas, pero si se tienen que repartir entre los tres nos vemos obligados a echar mano de algunos de fuera para completar.

-Se le han marchado ya varios futbolistas por no cobrar. ¿Hay previstas más bajas?
-De momento no, pero si la situación económica no se arregla posiblemente se marche alguien más. Entrenar cuatro días a la semana y viajar cada quince días se hace largo, y más sin cobrar. Si se nos va algún futbolista más la situación se compromete muchísimo. Lo positivo es que probablemente Adrián Sánchez, que había dicho que lo dejaría para marcharse a trabajar a Barcelona, pueda venir a jugar los partidos que quedan aún entrenando fuera. Sería una gran ayuda.

Vicente Román: “Vamos a cumplir cuatro meses sin cobrar y esto repercute en el plano deportivo”

Román dice que mantener la categoría será difícil, perono duda de su capacidad y la de sus jugadores para lograrlo (Foto: Francisco Natera).
Román dice que mantener la categoría será difícil, perono duda de su capacidad y la de sus jugadores para lograrlo (Foto: Francisco Natera).
diariodeibiza.es El preparador gallego afronta probablemente el reto más complicado desde que es técnico. Su plantilla se ha debilitado por la marcha de futbolistas, cansados por no cobrar sus sueldos. Con los que se han quedado ejerce de «psicólogo» y de «padre» para que sigan dando lo máximo hasta el final. -¿Va a ser duro conseguir la permanencia? -Será difícil, pero los que estamos ahora mismo somos conscientes de que hay que salvar al Sant Rafel: la directiva haciendo un esfuerzo, intentando solucionar el tema económico, y nosotros a nivel deportivo. Este club se merece estar en Tercera y nosotros, por descontado, lo vamos a intentar. De momento lo estamos cumpliendo [son decimosextos y están tres puntos por encima del descenso], pero queda mucho y habrá partidos muy complicados. Salvarnos en nuestra situación sería un éxito comparable a jugar la fase de ascenso a Segunda B. -¿Se ven capaces de conseguir el objetivo de salvarse? -Sí, porque si no ni entrenaríamos ni jugaríamos. Creo que el equipo necesita un poquito de tranquilidad y de estabilidad en todos los aspectos. Que tú puedas entrenar bien para luego jugar bien, es fundamental. También creo que va a ser importante la asistencia del público. En la situación en la que estamos, necesitamos que la afición nos apoye. -¿Teme que se vaya a resolver todo en la última jornada? -Sí, creo que vamos a estar sufriendo casi hasta el final. Quedan muchos enfrentamientos directos y en estos partidos tendremos que hacernos fuertes. Contra los equipos que luchan con nosotros solo nos vale ganar o ganar. -¿Ha hecho las cuentas de lo que valdrá la permanencia? -No lo he hecho nunca ni lo haré. Ahora tenemos que intentar ganarle al Mercadal, nuestro próximo rival, y después vendrá el siguiente. No sabemos con qué jugadores contaremos en cada jornada. Ahora mismo es importante todo el mundo. -¿Cuál va a ser la clave para mantener la categoría? -Trabajar mucho y, sobre todo, que el equipo esté unido. Lo más importante es que el bloque tenga fe y crea en ello. -¿Vamos a ver un Sant Rafel más práctico y menos vistoso en lo que queda de temporada? -Posiblemente, porque lo que prima es el resultado. Muchas veces, inconscientemente, el equipo intenta mantener la ventaja cuando se pone por delante en el marcador. De todas formas, no disponemos de un conjunto para ir a la lucha cuerpo a cuerpo, pero si tenemos que hacerlo lo haremos. -¿Cómo está viviendo el cuerpo técnico, y por extensión la plantilla, la situación de los impagos del club? -La verdad es que la situación es complicada. Vamos a cumplir cuatro meses sin cobrar y quieras que no esto te repercute en el plano deportivo. El que no lo quiera ver es que se tapa los ojos. Cada vez somos menos efectivos, a lo que hay que sumarle los sancionados y los lesionados de cada jornada. Por ejemplo, en el último partido eramos trece jugadores del primer equipo, dos de ellos estaban para jugar diez minutos, y el resto eran juveniles. -¿Cómo es el día a día en los entrenamientos? -Cuando entrenamos intentamos desconectar del tema extradeportivo. Muchas veces lo conseguimos y otras veces no. Pero el equipo está unido. -¿Cuándo empezaron a complicarse las cosas con los cobros? -Desde agosto o septiembre ya se veía venir la situación, aunque teníamos la ilusión de que todo iba a mejorar con la entrada de patrocinadores y el apoyo de los socios. -¿Qué le han dicho los responsables de la junta gestora que dirige el club actualmente? -Nos han comunicado que están trabajando para solucionarlo todo. Sé que se están moviendo y a ver si esta semana o la que viene nos pueden pagar algún mes, como mínimo. Sería importante. -¿Qué opina de la renuncia de Bernat Bonet como presidente? -Ha hecho cosas muy bien y otras mal, como nos puede pasar a todos, pero no me esperaba su marcha. Si realmente esta es la solución, será bueno para el equipo, pero se verá a largo plazo. Confiemos en que todo vuelva a la normalidad. -¿Les ha decepcionado el ya expresidente? -No se pueden cargar las tintas solo en la persona de Bernat Bonet, sino que toda la directiva tiene culpa de la situación que vivimos. Al principio de la temporada hay que asegurar un poco el presupuesto, aunque también es verdad que la situación de crisis general no ha ayudado. -Usted ya ha vivido varias épocas de no cobrar en un club: le pasó en el Ibiza en dos ocasiones... -Me sucedió en el 92-93 cuando era jugador y hace varios años formando parte del cuerpo técnico del equipo, cuando desembarcaron los italianos [encabezados por Antonio Stinà en la presidencia]. Espero que en el Sant Rafel no acaben las cosas igual, porque no es agradable para nadie. Tengo fe en que todo se pueda solucionar y creo firmemente en que el club no va a desaparecer. -¿Hace más de psicólogo que de entrenador? -Aquí hago un poco de todo: de padre, de entrenador, de psicólogo... Los chavales lo están pasando realmente mal, por unos motivos o por otros. -En el fútbol no profesional hay numerosos casos de impagos. ¿Están desprotegidos? -En Tercera División los contratos no son profesionales, sino privados. Entonces la AFE [Asociación de Futbolistas Españoles] no se hace cargo. Lo que creo que se podía instaurar es que cada equipo debería presentar un fondo de garantía de su presupuesto. El que quiera jugar en Tercera o en Segunda B tendría que poner una cantidad como aval. El que no pueda hacerlo, que no compita. -¿Se le quitan a uno las ganas de entrenar? -No, porque el fútbol es lo que me gusta y lo que he hecho toda la vida. No podría vivir sin él. -¿Le parecen muchos tres equipos pitiusos jugando en Tercera División? -La verdad es que sí porque no hay tantos jugadores para todos. Hay buenos futbolistas, pero si se tienen que repartir entre los tres nos vemos obligados a echar mano de algunos de fuera para completar. -Se le han marchado ya varios futbolistas por no cobrar. ¿Hay previstas más bajas? -De momento no, pero si la situación económica no se arregla posiblemente se marche alguien más. Entrenar cuatro días a la semana y viajar cada quince días se hace largo, y más sin cobrar. Si se nos va algún futbolista más la situación se compromete muchísimo. Lo positivo es que probablemente Adrián Sánchez, que había dicho que lo dejaría para marcharse a trabajar a Barcelona, pueda venir a jugar los partidos que quedan aún entrenando fuera. Sería una gran ayuda.

1 Comentario

Dejar respuesta