Un lance del partido entre ambos equipos que se jugó en la primera vuelta (Foto: Francisco Natera).
Un lance del partido entre ambos equipos que se jugó en la primera vuelta (Foto: Francisco Natera).

El derbi disputado en Santa Eulalia esta tarde entre la Peña Deportiva y el Portmany ha acabado con un empate sin goles que no satisface a ninguno de los dos equipos. Unos y otros se están jugando la permanencia en el último arreón liguero y sumar un punto es insuficiente para certificar la salvación cuando únicamente quedan cuatro jornadas para que concluya el campeonato.

El resultado, de todos modos, es menos malo para los peñistas, que tienen el descenso a más distancia, pero el bloque de San Antonio, que lo tiene pisándole los talones, estaba obligado a ganar, por lo que de aquí al final únicamente el triunfo aliviará a un equipo que lleva jugando con fuego demasiadas jornadas.

El encuentro no ha ofrecido un fútbol atractivo para el espectador. Los dos equipos han librado una dura batalla en el centro del campo y apenas se han prodigado en ataque. Las ocasiones han brillado por su ausencia y la más clara del choque, en los últimos compases del primer tiempo, fue un gol que marcó Joan Pau a la salida de un córner que el árbitro anuló, pese a las protestas de la expedición portmanyista.

El guión en la segunda parte no varió. Continuó la guerra en la zona ancha y los porteros apenas tuvieron trabajo. Aunque el de la Peña, Paquito, tuvo que acabar el partido antes de hora por propinar un balonazo a un rival. El colegiado le mostró la segunda cartulina amarilla merecidamente en el 85. Hasta el final, ambas escuadras lo intentaron, pero la suerte ya estaba echada.

Ficha Técnica

0-0. Peña y Portmany, sin pegada en el derbi

Un lance del partido entre ambos equipos que se jugó en la primera vuelta (Foto: Francisco Natera).
Un lance del partido entre ambos equipos que se jugó en la primera vuelta (Foto: Francisco Natera).
El derbi disputado en Santa Eulalia esta tarde entre la Peña Deportiva y el Portmany ha acabado con un empate sin goles que no satisface a ninguno de los dos equipos. Unos y otros se están jugando la permanencia en el último arreón liguero y sumar un punto es insuficiente para certificar la salvación cuando únicamente quedan cuatro jornadas para que concluya el campeonato.El resultado, de todos modos, es menos malo para los peñistas, que tienen el descenso a más distancia, pero el bloque de San Antonio, que lo tiene pisándole los talones, estaba obligado a ganar, por lo que de aquí al final únicamente el triunfo aliviará a un equipo que lleva jugando con fuego demasiadas jornadas.El encuentro no ha ofrecido un fútbol atractivo para el espectador. Los dos equipos han librado una dura batalla en el centro del campo y apenas se han prodigado en ataque. Las ocasiones han brillado por su ausencia y la más clara del choque, en los últimos compases del primer tiempo, fue un gol que marcó Joan Pau a la salida de un córner que el árbitro anuló, pese a las protestas de la expedición portmanyista.El guión en la segunda parte no varió. Continuó la guerra en la zona ancha y los porteros apenas tuvieron trabajo. Aunque el de la Peña, Paquito, tuvo que acabar el partido antes de hora por propinar un balonazo a un rival. El colegiado le mostró la segunda cartulina amarilla merecidamente en el 85. Hasta el final, ambas escuadras lo intentaron, pero la suerte ya estaba echada.Ficha Técnica

No hay comentarios

Dejar respuesta