El derbi sanantoniense entre el Portmany y Luchador acabó como empezó: sin goles. Ambos rivales han protagonizado un encuentro intenso y disputado, pero no han disparado entre los tres palos. El equipo de Juanma Mulió se asentó rapido y bien en el terreno de juego y con un fútbol ordenado y de contraataque pudo desnivelar la contienda si hubiera aprovechado tres rápidas acciones de ataque. Por su parte, el plantel de Pepe Arabí quería, pero no podía y tuvo que irse al descanso con todo por decidir en la segunda mitad.

Tras el asueto, fue el Portmany quien mejor gestionó el juego, pero sin mordiente. Su dominio no se tradujo en claras ocasiones de gol ante un Luchador que perdió fuelle tras la lesión de uno de sus mejores hombres: Mounir. Los verdiblancos tuvieron que emplearse a fondo para defenderse de los ataques portmanyistas, aunque éstos no llevaban el suficiente peligro y el encuentro, finalmente, concluyó con unas justas tablas.

0-0. Portmany y Luchador no ven puerta

El derbi sanantoniense entre el Portmany y Luchador acabó como empezó: sin goles. Ambos rivales han protagonizado un encuentro intenso y disputado, pero no han disparado entre los tres palos. El equipo de Juanma Mulió se asentó rapido y bien en el terreno de juego y con un fútbol ordenado y de contraataque pudo desnivelar la contienda si hubiera aprovechado tres rápidas acciones de ataque. Por su parte, el plantel de Pepe Arabí quería, pero no podía y tuvo que irse al descanso con todo por decidir en la segunda mitad. Tras el asueto, fue el Portmany quien mejor gestionó el juego, pero sin mordiente. Su dominio no se tradujo en claras ocasiones de gol ante un Luchador que perdió fuelle tras la lesión de uno de sus mejores hombres: Mounir. Los verdiblancos tuvieron que emplearse a fondo para defenderse de los ataques portmanyistas, aunque éstos no llevaban el suficiente peligro y el encuentro, finalmente, concluyó con unas justas tablas.

No hay comentarios

Dejar respuesta