0-2. ¡Vaya desastre!

0
405

noudiari.es El Serverense ha sonrojado al San Rafael en su estadio de sa Creu, donde ha aprovechado un regalo y ha matado el partido sobre la bocina, 0-2. El conjunto local no hallado la fórmula de batir la meta contraria en un partido en el que las imprecisiones han sido una constante por parte del conjunto ibicenco.

Los mallorquines han gozado en la primera parte de las mejores ocasiones de gol ante la inoperatividad de un San Rafael que en ningún momento se ha sentido cómodo sobre el rectángulo de juego y que ha funcionado a ráfagas. Las cosas se han complicado para los de casa cuando, en el minuto 41, su goleador, Juanfran, ha tenido que abandonar el terreno de juego por lesión.

La primera parte ha terminado sin goles y la parroquia local esperaba una mejoría en el juego de su equipo en la segunda mitad, pero esta no ha llegado. Además, a los cinco minutos de la reanudación Gady ha marcado en propia portería y el partido se ha puesto muy cuesta arriba para los futbolistas que entrena Vicente Román, que, no obstante, han tratado de igualar el maracdor.

Sus ocasiones, sin embargo, no han subido al marcador en parte por la actuación del meta visitante y por la falta de puntería de los hombres de arriba. Cuando ya estaba todo perdido, el técnico ha sacado a Gady de la defensa para sumarlo al ataque, pero la táctica no ha surtido el efecto deseado. En el minuto 89, Carlos Gómez ha resuelto el partido con la consecución del segundo tanto de los suyos.

Queda tocado por tanto el San Rafael con este traspiés ante un equipo con el que estaba empatado a puntos y que ahora le saca tres en la clasificación. Para más inri, el equipo insular no logra poner freno a la sangría goleadora de la que está siendo víctima y a este problema se suma la dificultad para batir la portería contraria, algo que se agrava, además, con la lesión de su delantero centro.

0-2. ¡Vaya desastre!

noudiari.es El Serverense ha sonrojado al San Rafael en su estadio de sa Creu, donde ha aprovechado un regalo y ha matado el partido sobre la bocina, 0-2. El conjunto local no hallado la fórmula de batir la meta contraria en un partido en el que las imprecisiones han sido una constante por parte del conjunto ibicenco. Los mallorquines han gozado en la primera parte de las mejores ocasiones de gol ante la inoperatividad de un San Rafael que en ningún momento se ha sentido cómodo sobre el rectángulo de juego y que ha funcionado a ráfagas. Las cosas se han complicado para los de casa cuando, en el minuto 41, su goleador, Juanfran, ha tenido que abandonar el terreno de juego por lesión.
La primera parte ha terminado sin goles y la parroquia local esperaba una mejoría en el juego de su equipo en la segunda mitad, pero esta no ha llegado. Además, a los cinco minutos de la reanudación Gady ha marcado en propia portería y el partido se ha puesto muy cuesta arriba para los futbolistas que entrena Vicente Román, que, no obstante, han tratado de igualar el maracdor. Sus ocasiones, sin embargo, no han subido al marcador en parte por la actuación del meta visitante y por la falta de puntería de los hombres de arriba. Cuando ya estaba todo perdido, el técnico ha sacado a Gady de la defensa para sumarlo al ataque, pero la táctica no ha surtido el efecto deseado. En el minuto 89, Carlos Gómez ha resuelto el partido con la consecución del segundo tanto de los suyos. Queda tocado por tanto el San Rafael con este traspiés ante un equipo con el que estaba empatado a puntos y que ahora le saca tres en la clasificación. Para más inri, el equipo insular no logra poner freno a la sangría goleadora de la que está siendo víctima y a este problema se suma la dificultad para batir la portería contraria, algo que se agrava, además, con la lesión de su delantero centro.

No hay comentarios

Dejar respuesta