noudiari.es El Atlético de Baleares se ha impuesto al Formentera por 1 a 0 en un partido en el que ha sido mejor y que ha dominado durante muchos minutos a su rival, que en esta ocasión ha estado lejos de su mejor versión y al que la falta de precisión en el pase de medio campo en adelante le ha privado de claras ocasiones con que tratar de puntuar en el campo del conjunto mallorquín.

 

En la primera parte, el Atlético Baleares maniató al Formentera a base de una constante presión sobre la salida de balón. Atascado en la construcción, el cuadro de pitiuso apenas inquietó a su rival en ataque y jugó los 45 primeros minutos más preocupado de defender su marco que de mirar al del contrario.

En una acción a balón parado, los baleáricos se pusieron por delante en el marcador cuando corría el minuto 14 por mediación de Kike López, que ajustó el balón al palo izquierdo del meta visitante. El gol le dio tranquilidad al bloque local, que trató de controlar el partido y a su rival mediante la posesión, aunque no siempre lo tuvo dominado.

De todas formas, al Formentera le faltaba una marcha y algo de chispa tanto en la creación como en los metros finales como para poner en aprietos a los blanquiazules, que, en líneas generales, se sentían cómodos sobre el terreno de juego y que tuvieron un primer tiempo más tranquilo de lo esperado.

El partido siguió por los mismos derroteros en el inicio de la segunda parte. Los locales mantenían a raya a su adversario taponando la salida de balón desde la defensa. Eso hizo que los formenterenses tuvieron que dar un paso atrás, aunque poco a poco las fuerzas se fueron equilibrando y el cuadro insular fue ganando presencia en el centro del campo.

Sin embargo, el Formentera no acababa de carburar y las pérdidas de balón y los pases mal dirigidos le impedían progresar y acercarse con peligro al arco del Atlético de Baleares. Kotnik, el delantero esloveno que acaba de llegar a la pitiusa sur procedente de la Serie A italiana, tuvo la oportunidad de igualar la contienda, pero no supo resolver con acierto.

En el minuto 70, Marcel pudo marcar el segundo de su equipo y el de la sentencia tras una gran acción de ataque de Biel, pero su disparo, en un mano a mano con el portero Chechu Grana, de nuevo titular, se marchó fuera rozando el palo izquierdo del cancerbero.

Al Formentera, por primera vez en muchas jornadas, le faltaron argumentos ofensivos en los minutos finales como para poner en apuros a su rival, férreo en defensa y sin despistes frente a los delanteros del club pitiuso, que no gozaron de demasiadas ocasiones para marcar a lo largo de los 90 minutos de partido.

1-0. Modo off

noudiari.es El Atlético de Baleares se ha impuesto al Formentera por 1 a 0 en un partido en el que ha sido mejor y que ha dominado durante muchos minutos a su rival, que en esta ocasión ha estado lejos de su mejor versión y al que la falta de precisión en el pase de medio campo en adelante le ha privado de claras ocasiones con que tratar de puntuar en el campo del conjunto mallorquín.   En la primera parte, el Atlético Baleares maniató al Formentera a base de una constante presión sobre la salida de balón. Atascado en la construcción, el cuadro de pitiuso apenas inquietó a su rival en ataque y jugó los 45 primeros minutos más preocupado de defender su marco que de mirar al del contrario. En una acción a balón parado, los baleáricos se pusieron por delante en el marcador cuando corría el minuto 14 por mediación de Kike López, que ajustó el balón al palo izquierdo del meta visitante. El gol le dio tranquilidad al bloque local, que trató de controlar el partido y a su rival mediante la posesión, aunque no siempre lo tuvo dominado. De todas formas, al Formentera le faltaba una marcha y algo de chispa tanto en la creación como en los metros finales como para poner en aprietos a los blanquiazules, que, en líneas generales, se sentían cómodos sobre el terreno de juego y que tuvieron un primer tiempo más tranquilo de lo esperado.
El partido siguió por los mismos derroteros en el inicio de la segunda parte. Los locales mantenían a raya a su adversario taponando la salida de balón desde la defensa. Eso hizo que los formenterenses tuvieron que dar un paso atrás, aunque poco a poco las fuerzas se fueron equilibrando y el cuadro insular fue ganando presencia en el centro del campo. Sin embargo, el Formentera no acababa de carburar y las pérdidas de balón y los pases mal dirigidos le impedían progresar y acercarse con peligro al arco del Atlético de Baleares. Kotnik, el delantero esloveno que acaba de llegar a la pitiusa sur procedente de la Serie A italiana, tuvo la oportunidad de igualar la contienda, pero no supo resolver con acierto. En el minuto 70, Marcel pudo marcar el segundo de su equipo y el de la sentencia tras una gran acción de ataque de Biel, pero su disparo, en un mano a mano con el portero Chechu Grana, de nuevo titular, se marchó fuera rozando el palo izquierdo del cancerbero. Al Formentera, por primera vez en muchas jornadas, le faltaron argumentos ofensivos en los minutos finales como para poner en apuros a su rival, férreo en defensa y sin despistes frente a los delanteros del club pitiuso, que no gozaron de demasiadas ocasiones para marcar a lo largo de los 90 minutos de partido.

No hay comentarios

Dejar respuesta