1-0. Tic, tac

0
515

El partido amistoso internacional que enfrentó ayer en Can Misses al CD Ibiza y al Étoile Carouge, equipo de la cuarta división de Suiza, finalizó con victoria por la mínima, 1-0, para el bloque que entrena Puma gracias a un tanto de Cristian Terán, que superó a la media hora de juego al portero visitante merced a un soberbio lanzamiento de falta. Además, en las filas ibicencas debutó el lateral canario Dailos, una noticia positiva para un plantel al que este enfrentamiento/entrenamiento le vino de maravilla para no perder ritmo       de competición durante esta jornada, en la que descansa. El CD Ibiza volverá a la carga, puntual como un reloj suizo, el próximo fin de semana con el objetivo de reencontrarse con el triunfo en casa ante el Manacor después de su derrota en el derbi ante la Peña Deportiva. Mirar hacia los puestos de playoff es la meta que se ha marcado el conjunto deportivista.

Compartir
Artículo anteriorHard reset
Artículo siguiente1-0. Mala pata

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.