Fabric

noudiari.es El Ciudad de Ibiza ha dejado escapar la victoria ante el Poblense en Can Misses en el último minuto de juego, 1 a 1. Los de casa se adelantaron en el marcador en el 34 de la primera parte gracias a un penalti transformado por Tomillero y después, con ventaja en el luminoso, supieron defenderse con oficio de las acometidas de un rival que se deshincha en la lucha por el título cuando llega la parte final y decisiva de la competición.

La calidad del conjunto que entrena Óscar Troya le permitió empatar el encuentro sobre la bocina por mediación de Diego en el minuto 89 y salvar al menos uno de los puntos en litigio de un campo, el de Can Misses, donde pocos equipos han ganado de forma fácil.

El Ciudad de Ibiza supo arremangarse y vestirse el mono de trabajo para apelar al destajo como garantía de éxito ante un adversario que le supera en la clasificación, en la billetera y, desde luego, en el currículum de una categoría recién estrenada para los de Vila.

Senses

A pesar de las numerosas bajas que presentaba el cuadro de Ibon Begoña, los futbolistas que saltaron al campo dieron muestra de su compromiso y su esfuerzo tuvo como recompensa un punto ante el segundo clasificado, un grupo plagado de jugadores con experiencia y calidad que se deja cuatro puntos en dos partidos seguidos contra equipos pitiusos y que despedirá la temporada sin haber ganado un solo partido en Ibiza ni Formentera.

Rozó el Ciudad de Ibiza con la yema de los dedos la machada de vencer en casa al equipo de sa Pobla, pero, mirado con perspectiva, un punto ante un adversario de este calibre debe ser bienvenido teniendo en cuenta las ocasiones generadas también por los visitantes a lo largo de los 90 minutos.

1-1. El City sonroja al Poblense

Fabric noudiari.es El Ciudad de Ibiza ha dejado escapar la victoria ante el Poblense en Can Misses en el último minuto de juego, 1 a 1. Los de casa se adelantaron en el marcador en el 34 de la primera parte gracias a un penalti transformado por Tomillero y después, con ventaja en el luminoso, supieron defenderse con oficio de las acometidas de un rival que se deshincha en la lucha por el título cuando llega la parte final y decisiva de la competición. La calidad del conjunto que entrena Óscar Troya le permitió empatar el encuentro sobre la bocina por mediación de Diego en el minuto 89 y salvar al menos uno de los puntos en litigio de un campo, el de Can Misses, donde pocos equipos han ganado de forma fácil. El Ciudad de Ibiza supo arremangarse y vestirse el mono de trabajo para apelar al destajo como garantía de éxito ante un adversario que le supera en la clasificación, en la billetera y, desde luego, en el currículum de una categoría recién estrenada para los de Vila. Senses A pesar de las numerosas bajas que presentaba el cuadro de Ibon Begoña, los futbolistas que saltaron al campo dieron muestra de su compromiso y su esfuerzo tuvo como recompensa un punto ante el segundo clasificado, un grupo plagado de jugadores con experiencia y calidad que se deja cuatro puntos en dos partidos seguidos contra equipos pitiusos y que despedirá la temporada sin haber ganado un solo partido en Ibiza ni Formentera. Rozó el Ciudad de Ibiza con la yema de los dedos la machada de vencer en casa al equipo de sa Pobla, pero, mirado con perspectiva, un punto ante un adversario de este calibre debe ser bienvenido teniendo en cuenta las ocasiones generadas también por los visitantes a lo largo de los 90 minutos.

No hay comentarios

Dejar respuesta