La Peña Deportiva no pudo pasar del empate en el Municipal de Santa Eulària.
La Peña Deportiva no pudo pasar del empate en el Municipal de Santa Eulària.

noudiari.es La Peña Deportiva y el San Rafael empataron (1-1) en el primer derbi de la temporada en Tercera División, un resultado que hace que los dos equipos sigan sin conocer la victoria en la presente temporada. Los locales, que jugaron en superioridad numérica durante casi 40 minutos, fueron mejores que su rival, pero no tuvieron demasiada fortuna de cara al gol, mientras que el San Rafael se defendió con uñas y dientes.

El partido empezó con mucho ritmo y ambos equipos no tardaron en encontrar el camino del gol en sendos saques de esquina. El primero en acertar fue Winde, que adelantó a la Peña en el minuto 12 después de un mal rechace de la defensa a la salida de un córner. Cinco minutos después empató el San Rafael en una jugada casi calcada y en la que Carboneras acertó con la meta defendida por Carlos Moro.

La Peña, antes de llegar al descanso, tuvo un par de oportunidades más para marcar por mediación de David Camps, pero el marcador ya no volvió a moverse en los primeros 45 minutos. Tampoco lo hizo en la segunda mitad, y eso que el San Rafael no tardó mucho en quedarse con un hombre menos.

Enric Tarrés, que ya había visto la amarilla en el minuto 43, agarró a Winde en el minuto 51, lo que le supuso la cartulina roja. Pese a jugar en superioridad numérica, el conjunto de Santa Eulària no fue capaz de batir la portería defendida por Carlos Hortal, si bien tuvo una oportunidad clarísima en el minuto 74, con una falta rematada por Pau Pomar que se estrelló en el larguero, y se volcó sin descanso en la portería rival.

Sin embargo, el derbi acabó en tablas y uno y otro equipo se tuvieron que conformar con un punto que sabe a muy poco, en el caso de la Peña, y a mucho, en el del San Rafael.

Nervios, roces y bronca
Como todo derbi que se precie, el encuentro tuvo momentos de bronca, nervios, discusiones y arrebatos de hombría mal entendida. Quien mejor se movió y se desenvolvió en esas refriegas fue el San Rafael, que supo llevar al rival a su terreno, al que más le convenía y con la opción que menos juego proponía por bandera. El fin justifica los medios, y más ante un adversario superior en casi todo como lo es el cuadro peñista.

Es extraño, pero fue más pícaro el conjunto de sa Creu que el de la Villa del Río, que ha mutado y ha perdido las señas de identidad de las últimas temporadas y la rapidez mental que tenía íntimamente ligada a la concentración. La Peña no muerde y rasca en el centro del campo como lo hacía con Mario Ormaechea en el banquillo.

En su juego se advierte una leve intención de querer tocar y tratar con mimo el balón, pero a día de hoy está a medio camino entre uno y otro estilo y las piezas no acaban de encajar en un rompecabezas aún en estado embrionario. Y eso fue, principalmente, lo que le faltó a la Peña para ganar el encuentro, además de una pizca de suerte en el remate, todo sea dicho de paso.

El San Rafael, por su parte, se mostró como un equipo más sólido y hecho que en temporadas anteriores. Ha adquirido el grado de cocción adecuado el grupo y con los refuerzos que llegaron mediada la pasada campaña y a principio de esta, más las horas de vuelo acumuladas por los que ya estaban, el conjunto ha adquirido una madurez que le debe servir para amarrar esos puntos que siempre se suelen esfumar en extrañas circunstancias y más por bisoño que por demérito.

Así lo demostró en el derbi, ante uno de los favoritos al play-off, y jugando a domicilio un partido de los que antes acababa perdiendo porque le faltaba una experiencia que, al menos en esta ocasión, sí ha demostrado tener para amarrar un punto que en el club ha sido celebrado casi como una victoria.

Ficha técnica:
1 – Peña Deportiva: Carlos Moro; Pau Pomar, Carlos Tomás, Borja Navarro (Valcárcel, min. 64), Moha; Ramiro (Raúl Gómez, min. 64), José Luis, Borja Pando, Sergio Mut; Winde (Clyde, min. 72) y David Camps.
1 – San Rafael: Carlos Hortal; Manolo Aparicio, Enric Tarrés, Carboneras, David Yeste; Jordi Serra (Manu, min. 65), Elías, Zurdo, Fofi; Luque y Cristian Cruz.
Goles: 1-0, min. 12, Winde. 1-1, min. 17, Carboneras.
Árbitro: Bardají Martín. Expulsó al jugador visitante Enric Tarrés por doble amarilla en el minuto 51. Amonestó a Moha, por la Peña Deportiva, y a Manolo Aparicio, Elías y Cristian Cruz, por el San Rafael.
Incidencias: Municipal de Santa Eulària. Unos 600 espectadores en partido correspondiente a la tercera jornada de Liga en Tercera División.

1-1. Peña y San Rafael se reparten los puntos

La Peña Deportiva no pudo pasar del empate en el Municipal de Santa Eulària.
La Peña Deportiva no pudo pasar del empate en el Municipal de Santa Eulària.
noudiari.es La Peña Deportiva y el San Rafael empataron (1-1) en el primer derbi de la temporada en Tercera División, un resultado que hace que los dos equipos sigan sin conocer la victoria en la presente temporada. Los locales, que jugaron en superioridad numérica durante casi 40 minutos, fueron mejores que su rival, pero no tuvieron demasiada fortuna de cara al gol, mientras que el San Rafael se defendió con uñas y dientes. El partido empezó con mucho ritmo y ambos equipos no tardaron en encontrar el camino del gol en sendos saques de esquina. El primero en acertar fue Winde, que adelantó a la Peña en el minuto 12 después de un mal rechace de la defensa a la salida de un córner. Cinco minutos después empató el San Rafael en una jugada casi calcada y en la que Carboneras acertó con la meta defendida por Carlos Moro. La Peña, antes de llegar al descanso, tuvo un par de oportunidades más para marcar por mediación de David Camps, pero el marcador ya no volvió a moverse en los primeros 45 minutos. Tampoco lo hizo en la segunda mitad, y eso que el San Rafael no tardó mucho en quedarse con un hombre menos. Enric Tarrés, que ya había visto la amarilla en el minuto 43, agarró a Winde en el minuto 51, lo que le supuso la cartulina roja. Pese a jugar en superioridad numérica, el conjunto de Santa Eulària no fue capaz de batir la portería defendida por Carlos Hortal, si bien tuvo una oportunidad clarísima en el minuto 74, con una falta rematada por Pau Pomar que se estrelló en el larguero, y se volcó sin descanso en la portería rival. Sin embargo, el derbi acabó en tablas y uno y otro equipo se tuvieron que conformar con un punto que sabe a muy poco, en el caso de la Peña, y a mucho, en el del San Rafael. Nervios, roces y bronca Como todo derbi que se precie, el encuentro tuvo momentos de bronca, nervios, discusiones y arrebatos de hombría mal entendida. Quien mejor se movió y se desenvolvió en esas refriegas fue el San Rafael, que supo llevar al rival a su terreno, al que más le convenía y con la opción que menos juego proponía por bandera. El fin justifica los medios, y más ante un adversario superior en casi todo como lo es el cuadro peñista. Es extraño, pero fue más pícaro el conjunto de sa Creu que el de la Villa del Río, que ha mutado y ha perdido las señas de identidad de las últimas temporadas y la rapidez mental que tenía íntimamente ligada a la concentración. La Peña no muerde y rasca en el centro del campo como lo hacía con Mario Ormaechea en el banquillo. En su juego se advierte una leve intención de querer tocar y tratar con mimo el balón, pero a día de hoy está a medio camino entre uno y otro estilo y las piezas no acaban de encajar en un rompecabezas aún en estado embrionario. Y eso fue, principalmente, lo que le faltó a la Peña para ganar el encuentro, además de una pizca de suerte en el remate, todo sea dicho de paso. El San Rafael, por su parte, se mostró como un equipo más sólido y hecho que en temporadas anteriores. Ha adquirido el grado de cocción adecuado el grupo y con los refuerzos que llegaron mediada la pasada campaña y a principio de esta, más las horas de vuelo acumuladas por los que ya estaban, el conjunto ha adquirido una madurez que le debe servir para amarrar esos puntos que siempre se suelen esfumar en extrañas circunstancias y más por bisoño que por demérito. Así lo demostró en el derbi, ante uno de los favoritos al play-off, y jugando a domicilio un partido de los que antes acababa perdiendo porque le faltaba una experiencia que, al menos en esta ocasión, sí ha demostrado tener para amarrar un punto que en el club ha sido celebrado casi como una victoria. Ficha técnica: 1 – Peña Deportiva: Carlos Moro; Pau Pomar, Carlos Tomás, Borja Navarro (Valcárcel, min. 64), Moha; Ramiro (Raúl Gómez, min. 64), José Luis, Borja Pando, Sergio Mut; Winde (Clyde, min. 72) y David Camps. 1 – San Rafael: Carlos Hortal; Manolo Aparicio, Enric Tarrés, Carboneras, David Yeste; Jordi Serra (Manu, min. 65), Elías, Zurdo, Fofi; Luque y Cristian Cruz. Goles: 1-0, min. 12, Winde. 1-1, min. 17, Carboneras. Árbitro: Bardají Martín. Expulsó al jugador visitante Enric Tarrés por doble amarilla en el minuto 51. Amonestó a Moha, por la Peña Deportiva, y a Manolo Aparicio, Elías y Cristian Cruz, por el San Rafael. Incidencias: Municipal de Santa Eulària. Unos 600 espectadores en partido correspondiente a la tercera jornada de Liga en Tercera División.

5 Comentarios

    • No tienes razón ninguna para criticar al san Rafael que desde el minuto 12 anuló a la peña y en la segunda parte , con uno menos , pudo incluso ganar , lo que pasa que aki puede opinar cualquiera

  1. Vergonzosa la peña jugadores como el nuevo delantero q no me acuerdo del nombre o rafa de las heras en la grada con este plantillon todo lo que no sea campeonar sera un fracaso nosotros ibamos con 9 bajas

  2. Vergüenza ninguna por ninguna de las dos partes, es fútbol y es lícito que cada uno juegue a lo que quiera. La Peña tendrá q mejorar mucho para estar arriba.

Dejar respuesta