@futbolpitiuso La Peña Deportiva no seguirá adelante en la Copa Federación. Los blancos, que estaban obligados a remontar un 2-1 adverso del partido de ida, no han sido capaces de darle la vuelta a la eliminatoria frente al Mallorca B en la vuelta de la final de la fase autonómica del campeonato. El conjunto de Dani Mori no ha pasado del empate 1-1 en el Municipal de Santa Eulalia en un partido donde han vuelto a tener minutos los futbolistas con menos protagonismo en Liga. Capella adelantó en el marcador en el minuto 7 al plantel bermellón, líder del grupo balear de Tercera, mientras que el tanto de la igualada por parte de la Peña Deportiva, obra de Rueda, no llegó hasta el 73. Intentó la escuadra de la Villa del Río la gesta hasta el final, pero sin suerte de cara a gol (Ficha Técnica).

noudiari.es Decía Dani Mori en la previa que si caía en este invento perpetrado desde Las Rozas que es la Copa Federación, “tampoco haría un drama”. Pues bien, la Peña dijo adiós a la “Copa de los pobres” dando la cara, contra un buen rival, el Mallorca B, y dejando ratos de buen fútbol, 1-1. Y ahora, a otra cosa.

Desde el principio se podía percibir que era un partido diferente a los que se pueden ver cada quince días en el Municipal. La asistencia, floja, ya era un ben indicador (jugar un laborable a las 16 horas tampoco ayuda). La alineación dispuesta por Dani Mori sorprendió por ser, sobre el papel, más tiular de lo esperado.

Muchos habituales del once liguero repetían presencia, y hombres como Soldat, Fraile, Luna o el meta Torres (éste último por lesión) volvieron a quedar fuera. Con todo, al Mallorca B poco pareció imponerle, porque ese equipo que juega en Tercera pero es muy poco de Tercera sacó el látigo de paseo pronto.

A los 7 minutos, Capella se apuntó un golazo desde 25 metros para gozarlo con el resumen televisivo. La eliminatoria se ponía 1-3, y la Peña pasó a agenciarse el eslogan mallorquinista de esta temporada: tocaba remar. El paso de los minutos, y la necesidad, hicieron que la Peña mejorara.

El bloque pitiuso debía buscar portería, y eso provocó también que los talentosos hombres ofensivos del filial rojillo encontraran campo abierto para explotar sus virtudes. Lo agradeció el espectador, que se encontró un partido vistoso. Jandrín desaprovechó la más clara peñista. Tampoco el Mallorca acertó más hasta enfilar los vestuarios camino del descanso.

La Peña acrecentó su dominio en el segundo tiempo, pero se encontró con el más difícil todavía. En el minuto 55, con un mundo por jugar: la expulsión de Marco Rosa (dudoso éxito el suyo en su aparición como titular). Ya sin nada más que perder, la Peña se fue al ataque y, curiosamente, encadenó en inferioridad sus mejores momentos de la eliminatoria.

Alberto pudo empatar con un remate que se estrelló en el poste. Quien si acertó fue Rueda. En el minuto 73, el exjugador de, entre otros, Barcelona B clavó una falta que lamió el poste mallorquinista antes de entrar y convertirse en el segundo golazo de la tarde. De pronto, la eliminatoria revivía cuando más muerta parecía.

La Peña se vino arriba definitivamente y, envalentonada, pudo incluso llevar la eliminatoria a la prórroga. También pudo, ojo, llevarse algún gol más, pues el Mallorca encontró diversas autopistas hacia la puerta de Dennis que no supo aprovechar.

El partido agonizó hacia una eliminación dulce de los blancos. La Peña compitió, agradó a los suyos con uno menos, y se fue para casa. Quizá el plan perfecto en una competición que sólo convence de veras al que acaba levantando la Copa.

1.- Peña Deportiva: Dennis; Raúl Gómez, Borja Navarro, Alberto, Marcos Pérez; Fran Núñez, Pau Pomar (Luna, 67’), Rueda, Jandrín (Erik Polanco, 61);  Rosa y Adeva (Fraile, 78’)

1.- RCD Mallorca B: Ferri, Rober (Enzo, 73), Moha, Vecina, Aleksa; Nadal (Gerardo, 69’), Capella, Antonio, Stephen (Pascual, 46’); Navalón y James.

1-1. The end

@futbolpitiuso La Peña Deportiva no seguirá adelante en la Copa Federación. Los blancos, que estaban obligados a remontar un 2-1 adverso del partido de ida, no han sido capaces de darle la vuelta a la eliminatoria frente al Mallorca B en la vuelta de la final de la fase autonómica del campeonato. El conjunto de Dani Mori no ha pasado del empate 1-1 en el Municipal de Santa Eulalia en un partido donde han vuelto a tener minutos los futbolistas con menos protagonismo en Liga. Capella adelantó en el marcador en el minuto 7 al plantel bermellón, líder del grupo balear de Tercera, mientras que el tanto de la igualada por parte de la Peña Deportiva, obra de Rueda, no llegó hasta el 73. Intentó la escuadra de la Villa del Río la gesta hasta el final, pero sin suerte de cara a gol (Ficha Técnica). noudiari.es Decía Dani Mori en la previa que si caía en este invento perpetrado desde Las Rozas que es la Copa Federación, “tampoco haría un drama”. Pues bien, la Peña dijo adiós a la “Copa de los pobres” dando la cara, contra un buen rival, el Mallorca B, y dejando ratos de buen fútbol, 1-1. Y ahora, a otra cosa. Desde el principio se podía percibir que era un partido diferente a los que se pueden ver cada quince días en el Municipal. La asistencia, floja, ya era un ben indicador (jugar un laborable a las 16 horas tampoco ayuda). La alineación dispuesta por Dani Mori sorprendió por ser, sobre el papel, más tiular de lo esperado. Muchos habituales del once liguero repetían presencia, y hombres como Soldat, Fraile, Luna o el meta Torres (éste último por lesión) volvieron a quedar fuera. Con todo, al Mallorca B poco pareció imponerle, porque ese equipo que juega en Tercera pero es muy poco de Tercera sacó el látigo de paseo pronto.
A los 7 minutos, Capella se apuntó un golazo desde 25 metros para gozarlo con el resumen televisivo. La eliminatoria se ponía 1-3, y la Peña pasó a agenciarse el eslogan mallorquinista de esta temporada: tocaba remar. El paso de los minutos, y la necesidad, hicieron que la Peña mejorara. El bloque pitiuso debía buscar portería, y eso provocó también que los talentosos hombres ofensivos del filial rojillo encontraran campo abierto para explotar sus virtudes. Lo agradeció el espectador, que se encontró un partido vistoso. Jandrín desaprovechó la más clara peñista. Tampoco el Mallorca acertó más hasta enfilar los vestuarios camino del descanso. La Peña acrecentó su dominio en el segundo tiempo, pero se encontró con el más difícil todavía. En el minuto 55, con un mundo por jugar: la expulsión de Marco Rosa (dudoso éxito el suyo en su aparición como titular). Ya sin nada más que perder, la Peña se fue al ataque y, curiosamente, encadenó en inferioridad sus mejores momentos de la eliminatoria. Alberto pudo empatar con un remate que se estrelló en el poste. Quien si acertó fue Rueda. En el minuto 73, el exjugador de, entre otros, Barcelona B clavó una falta que lamió el poste mallorquinista antes de entrar y convertirse en el segundo golazo de la tarde. De pronto, la eliminatoria revivía cuando más muerta parecía. La Peña se vino arriba definitivamente y, envalentonada, pudo incluso llevar la eliminatoria a la prórroga. También pudo, ojo, llevarse algún gol más, pues el Mallorca encontró diversas autopistas hacia la puerta de Dennis que no supo aprovechar. El partido agonizó hacia una eliminación dulce de los blancos. La Peña compitió, agradó a los suyos con uno menos, y se fue para casa. Quizá el plan perfecto en una competición que sólo convence de veras al que acaba levantando la Copa. 1.- Peña Deportiva: Dennis; Raúl Gómez, Borja Navarro, Alberto, Marcos Pérez; Fran Núñez, Pau Pomar (Luna, 67’), Rueda, Jandrín (Erik Polanco, 61);  Rosa y Adeva (Fraile, 78’) 1.- RCD Mallorca B: Ferri, Rober (Enzo, 73), Moha, Vecina, Aleksa; Nadal (Gerardo, 69’), Capella, Antonio, Stephen (Pascual, 46’); Navalón y James.

No hay comentarios

Dejar respuesta