El Inter Ibiza se ha proclamado esta tarde brillante campeón de la Copa Interpueblos después de superar en la final, disputada en Can Misses, al Sant Jordi. El conjunto gualdiazul, de esta manera, pone el broche de oro a un campeonato copero de ensueño, donde ha ganado siete partidos consecutivos y ha empatado uno, marcando 28 goles y encajando únicamente 5.

Espoleado por su fiel y animosa afición, los de Carlos Fourcade y Lolo Hernández han doblegado a un correoso rival que se adelantó en el marcador en una de las pocas ocasiones de gol que contabilizó a lo largo del encuentro. En el minuto 55, David Ferrer adelantó a los suyos en el marcador al aprovechar un penalti muy protestado por la escuadra interista.

El gol verdinegro fue todo un jarro de agua fría para la hinchada del Inter Ibiza, que no paró de animar a sus jugadores durante toda la segunda parte. Hasta que en los últimos compases el choque, en el 87, Diego Deleon logró igualar la contienda, también desde los once metros, para forzar la prórroga. El futbolista brasileño salió al rescate del equipo cuando muchos daban por perdido el partido.

Pero lo bueno aún estaba por llegar, ya que en el 97, Juanchi se inventó un golazo que desató la locura en la grada de Can Misses. El delantero uruguayo logró el tanto de la remontada y el del triunfo final después de ejecutar una bonita vaselina, un chicharro de bandera que sirvió para que el Inter, que jugó los últimos minutos del enfrentamiento con uno menos tras la expulsión del arquero Aldalla, lograra el primer objetivo del curso.

El plantel de Can Cantó afronta ya la Regional Preferente con mucha ilusión y dispuesto a continuar con la excelente racha de juego y resultados que ha protagonizado en la Copa. “Ahora vamos a tratar de hacerlo bien y competir al máximo para intentar jugar el play-off de ascenso a Tercera División”, ha comentado el central de Rota José Antonio Reales, que confía ciegamente en las posibilidades del bloque gualdiazul. Ficha Técnica

1-2. Mucho ruido, mucho Inter

El Inter Ibiza se ha proclamado esta tarde brillante campeón de la Copa Interpueblos después de superar en la final, disputada en Can Misses, al Sant Jordi. El conjunto gualdiazul, de esta manera, pone el broche de oro a un campeonato copero de ensueño, donde ha ganado siete partidos consecutivos y ha empatado uno, marcando 28 goles y encajando únicamente 5. Espoleado por su fiel y animosa afición, los de Carlos Fourcade y Lolo Hernández han doblegado a un correoso rival que se adelantó en el marcador en una de las pocas ocasiones de gol que contabilizó a lo largo del encuentro. En el minuto 55, David Ferrer adelantó a los suyos en el marcador al aprovechar un penalti muy protestado por la escuadra interista. El gol verdinegro fue todo un jarro de agua fría para la hinchada del Inter Ibiza, que no paró de animar a sus jugadores durante toda la segunda parte. Hasta que en los últimos compases el choque, en el 87, Diego Deleon logró igualar la contienda, también desde los once metros, para forzar la prórroga. El futbolista brasileño salió al rescate del equipo cuando muchos daban por perdido el partido. Pero lo bueno aún estaba por llegar, ya que en el 97, Juanchi se inventó un golazo que desató la locura en la grada de Can Misses. El delantero uruguayo logró el tanto de la remontada y el del triunfo final después de ejecutar una bonita vaselina, un chicharro de bandera que sirvió para que el Inter, que jugó los últimos minutos del enfrentamiento con uno menos tras la expulsión del arquero Aldalla, lograra el primer objetivo del curso. El plantel de Can Cantó afronta ya la Regional Preferente con mucha ilusión y dispuesto a continuar con la excelente racha de juego y resultados que ha protagonizado en la Copa. "Ahora vamos a tratar de hacerlo bien y competir al máximo para intentar jugar el play-off de ascenso a Tercera División", ha comentado el central de Rota José Antonio Reales, que confía ciegamente en las posibilidades del bloque gualdiazul. Ficha Técnica

No hay comentarios

Dejar respuesta