Once titular de la Peña en el campo del Atlético Rafael (Foto: Fútbol Balear).
Once titular de la Peña en el campo del Atlético Rafael (Foto: Fútbol Balear).

noudiari.es  La Peña ha sudado tinta para sacar tres puntos de oro que prácticamente le aseguran la presencia en el play-off y que de no caer al vacío pueden permitirle reservar jugadores de cara a la fase de ascenso en las últimas jornadas de un torneo en el que casi tiene asegurado el segundo puesto.

El Atlético Rafal ha logrado ponerse por delante en el primer tiempo gracias a un penalti cometido por Pomar y transformado por Arbós. Tras conseguir algo vital en esta categoría para sacar los partidos adelante como es tomar ventaja en el marcador, el conjunto mallorquín no ha sabido salvaguardar su renta y en otra pena máxima Salinas ha logrado la igualada solo dos minutos más tarde, en el 29.

La primera parte ha concluido con empate a uno en el marcdor y la sensación de que aún siendo mejor la Peña tendría muchas dificultades para llevarse el gato al agua. El estado del terreno de juego, prácticamente sin caucho, igualaba las fuerzas y los locales, que se jugaban la permanencia, no estaban dispuestos a arrojar la toalla si el rival no era capaz de noquearle con goles.

Salinas, que sigue en estado de gracia, logró poner a los suyos por delante en el minuto 59 y Pau Pomar, el 84, remató la faena en un partido de esos en los que se puede suponer que la entidad de unos debe ser suficiente como para pasar el rodillo sobre los otros, pero que una vez sobre el campo esa diferencia no existe.

De nuevo los peñistas recortan diferencias con el líder, Mallorca B, en un tramo final de la competición en la que como si de una prueba ciclista se tratara primero y segundo hacen la goma sin que las distancias logren desaparecer de forma definitiva.

1-3. Salinas conduce a la Peña hacia la victoria

Once titular de la Peña en el campo del Atlético Rafael (Foto: Fútbol Balear).
Once titular de la Peña en el campo del Atlético Rafael (Foto: Fútbol Balear).
noudiari.es  La Peña ha sudado tinta para sacar tres puntos de oro que prácticamente le aseguran la presencia en el play-off y que de no caer al vacío pueden permitirle reservar jugadores de cara a la fase de ascenso en las últimas jornadas de un torneo en el que casi tiene asegurado el segundo puesto. El Atlético Rafal ha logrado ponerse por delante en el primer tiempo gracias a un penalti cometido por Pomar y transformado por Arbós. Tras conseguir algo vital en esta categoría para sacar los partidos adelante como es tomar ventaja en el marcador, el conjunto mallorquín no ha sabido salvaguardar su renta y en otra pena máxima Salinas ha logrado la igualada solo dos minutos más tarde, en el 29. La primera parte ha concluido con empate a uno en el marcdor y la sensación de que aún siendo mejor la Peña tendría muchas dificultades para llevarse el gato al agua. El estado del terreno de juego, prácticamente sin caucho, igualaba las fuerzas y los locales, que se jugaban la permanencia, no estaban dispuestos a arrojar la toalla si el rival no era capaz de noquearle con goles. Salinas, que sigue en estado de gracia, logró poner a los suyos por delante en el minuto 59 y Pau Pomar, el 84, remató la faena en un partido de esos en los que se puede suponer que la entidad de unos debe ser suficiente como para pasar el rodillo sobre los otros, pero que una vez sobre el campo esa diferencia no existe. De nuevo los peñistas recortan diferencias con el líder, Mallorca B, en un tramo final de la competición en la que como si de una prueba ciclista se tratara primero y segundo hacen la goma sin que las distancias logren desaparecer de forma definitiva.

No hay comentarios

Dejar respuesta