Empieza la cuenta atrás para el Ibiza. Si la Federación Española acaba ratificando el descenso administrativo del Lorca por no saldar su deuda en tiempo y forma (de no hacerlo crearía un precedente peligroso para el futuro) después de que haya acabado el periodo que ha tenido la entidad lorquina para presentar alegaciones, el club que preside Amadeo Salvo estaría algo más cerca de ascender a Segunda B en los despachos esta misma semana, aunque primero debería garantizarse que ninguna entidad de la territorial de Murcia (de Tercera División y descendidos de Segunda B) haya presentado antes de las 14:00 horas de hoy lunes (como sí ha hecho la institución celeste) su candidatura de manera oficial al ente federativo.

En el caso de que otros clubes de Tercera División de España hayan solicitado también la plaza en el Grupo IV, es el Ibiza el que mejor lo tiene para dar el salto al fútbol de bronce tras arrojar un mejor mérito deportivo, con 101 puntos, sólo superado por el Logroñés (102), que ya hizo pública su intención de no promocionar. Si finalmente es elegida la candidatura de la sociedad ibicenca, ésta tendría un plazo de 24 horas para formalizar el pago en la cuenta de la Federación, que asciende a 4482.831,58 euros. Otros clubes, como el Cádiz B o el Betis Deportivo también habrían solicitado formalmente la plaza del Lorca, según se ha publicado últimamente en varios digitales.

Mientras la Federación resuelve esta situación (a mitad de semana podría estar todo clarificado), el Ibiza espera la decisión que llegue desde Las Rozas con cautela, pero con la esperanza e ilusión de jugar la temporada próxima en Segunda B. En Can Misses saben que no depende de ellos el ascenso administrativo, pero tiene el club unionista muchas opciones de poder lograrlo si desde Murcia no ha habido ningún movimiento esta mañana (el plazo para presentar candidaturas acabó a las 14:00 horas). De momento, toca esperar, pero ya queda menos para que la afición conozca cuál será el desenlace de esta intrigante historia. Esperemos, por el bien del fútbol pitiuso, que acabe con final feliz y la afición pueda disfrutar una temporada más del mejor balompié de bronce.

10, 9, 8, 7, 6, 5…

Empieza la cuenta atrás para el Ibiza. Si la Federación Española acaba ratificando el descenso administrativo del Lorca por no saldar su deuda en tiempo y forma (de no hacerlo crearía un precedente peligroso para el futuro) después de que haya acabado el periodo que ha tenido la entidad lorquina para presentar alegaciones, el club que preside Amadeo Salvo estaría algo más cerca de ascender a Segunda B en los despachos esta misma semana, aunque primero debería garantizarse que ninguna entidad de la territorial de Murcia (de Tercera División y descendidos de Segunda B) haya presentado antes de las 14:00 horas de hoy lunes (como sí ha hecho la institución celeste) su candidatura de manera oficial al ente federativo. En el caso de que otros clubes de Tercera División de España hayan solicitado también la plaza en el Grupo IV, es el Ibiza el que mejor lo tiene para dar el salto al fútbol de bronce tras arrojar un mejor mérito deportivo, con 101 puntos, sólo superado por el Logroñés (102), que ya hizo pública su intención de no promocionar. Si finalmente es elegida la candidatura de la sociedad ibicenca, ésta tendría un plazo de 24 horas para formalizar el pago en la cuenta de la Federación, que asciende a 4482.831,58 euros. Otros clubes, como el Cádiz B o el Betis Deportivo también habrían solicitado formalmente la plaza del Lorca, según se ha publicado últimamente en varios digitales. Mientras la Federación resuelve esta situación (a mitad de semana podría estar todo clarificado), el Ibiza espera la decisión que llegue desde Las Rozas con cautela, pero con la esperanza e ilusión de jugar la temporada próxima en Segunda B. En Can Misses saben que no depende de ellos el ascenso administrativo, pero tiene el club unionista muchas opciones de poder lograrlo si desde Murcia no ha habido ningún movimiento esta mañana (el plazo para presentar candidaturas acabó a las 14:00 horas). De momento, toca esperar, pero ya queda menos para que la afición conozca cuál será el desenlace de esta intrigante historia. Esperemos, por el bien del fútbol pitiuso, que acabe con final feliz y la afición pueda disfrutar una temporada más del mejor balompié de bronce.

1 Comentario

Dejar respuesta