Salinas avanza con el cuero rodeado de rivales.
Salinas avanza con el cuero rodeado de rivales.

La Peña Deportiva no le pierde la cara a la Liga y se pone a tan sólo cuatro puntos del líder Mallorca B después de ganar al Ferriolense y aprovechar el pinchazo de los bermellones ante el Binissalem (1-1). Esta tarde, los de Mario Ormaechea han superado a su rival poniéndose el mono de trabajo y con un jugador menos tras la expulsión de Adrián Rosa en el minuto 20, acción que desencadenó en un penalti que paró Carlos Moro, que debutaba con el equipo. Antes, Ramiro (m. 6) adelantó a los blancos. Al filo del descanso, Salinas estableció el 2-0 con un golazo de falta directa sin apenas ángulo.

noudiari.es La Peña Deportiva sigue a lo suyo en la Liga, que es sumar. Lo consigue por su tremenda regularidad, por el esfuerzo que derocha a cada partido y porque por mucho que los encuentros se le pongan cuesta arriba jamás les pierde la cara. Con la victoria ante el Ferriolense (2-0) y el empate del líder, Mallorca B, la primera posición está más cerca que en muchas jornadas, a cuatro puntos.

Parecía que iba a ser un partido tranquilo para la parroquia local y que el Ferriolense podía llevarse un saco de su visita a Santa Eulària. Pero ha sido entonces cuando el árbitro, ávido de protagonismo, ha expulsado a Adrián Ramos por una segunda amarilla insexistente tras un forcejeo con un rival antes de que el balón se pusiera en juego en una acción a balón parado que ha acarrerado también un penalti en contra. Con 70 minutos por delante con 10 jugadores y una pena máxima en contra todo indicaba que el encuentro iba a ponerse cuesta arriba para los de la Villa del Río.

Ayrton trata de marcharse de un rival con el balón controlado.
Ayrton trata de marcharse de un rival con el balón controlado.

Pero Carlos Moro, que sustituía bajo palos a Javi Seral, se ha erigido en salvador de los suyos y con una estirada de mérito ha parado el lanzamiento, que iba ajustado a su derecha. Un alivio para el técnico local, que se ha apresurado a introducir a Escandell en detrimento de Paolo para devolver el equilibrio al centro de la zaga. Lejos de encogerse por el hecho de estar con uno menos sobre el rectángulo, la Peña ha crecido en intensidad, se ha multiplicado en defensa y en el centro campo y ha seguido imprimiendo su sello a un partido , negando la posesión a su adversario y mandando sobre el campo.

Las ayudas atrás, la solidaridad de los futbolistas del centro del campo y el trabajo de los puntas han hecho el resto. Moría el primer tiempo cuando una falta sobre el pico izquierdo del área vistante ha desencadenado en el segundo gol de los locales. Salinas, especialista en libres directos, ha colocado con mimo el balón sobre el césped artificial y con un chut seco que ha subido para superar la barrera y ha bajado en vertical para sorprender al meta ha terminado en el fondo de las mallas.

La segunda parte no ha tenido mucha historia porque la Peña ha maniatado a un Ferriolense que ha tocado más que en la primera pero que ha carecido de verticalidad para poner en aprietos al titular del campo, una Peña sólida como una roca que crece como equipo y que ha alcanzado un nivel de juego óptimoal que muy pocos equipos pueden dar réplica. El Ferriolense no es uno de ellos, y eso que ha tenido todo que podría haber soñado antes de empezar: un expulsado en las filas rivales y un penalti para empatar.

No ha sido un segundo tiempo vistoso, pero la Peña, con uno menos, tenía que hacer su partido, estar vigilante en la retaguardia y mantener el típo en lo táctico para no dejar espacios al oponente. Ninguno de los dos contendientes se ha prodigado tras la reanudación en tareas ofensivas. Las pocas veces que ha llegado el Ferriolense se ha topado con un Carlos Moro tremendamente concentrado y acertado bajo el arco y una línea defensiva aguerrida que ha cortado de raíz cualquier intento visitante por reducir las diferencias.

Cuatro puntos separan a la Peña en este momento del primer puesto de la clasificación y el líder, el Mallorca B, tiene que pasar aún por Santa Eulària. Un escenario prometedor que el hambre insaciable de la Peña seguro que no dejará escapar y si tiene la opción intentará dar un bocado al filial mallorquinista, que ha bajado en rendimiento en comparación con la primera vuelta casi perfecta que cuajó.

- Ficha técnica:

2.- Peña Deportiva: Carlos Moro, Fofi, Raúl, Rubén Martínez, Adrián Rosa, José Luis, Ramiro (Zambrano, min. 66), Pando, Paolo (Escandell, min. 29), Ayrton y Salinas (Tomillero, min. 76).

0.- Ferriolense: Octavi, Fede, Toni Coll, Caio, Nova (Mariano, min. 57), Bueno, Fran Soriano, Robles, Xisco Arbós (Iván Bover, min. 66), Torrens (Menut, min. 57) y Dani Pascual.

Goles: 1-0. Minuto 7. Ramiro, de cabeza, con la colaboración de Nova. 2-0. Minuto. 45. Salinas, de libre directo.

Árbitro: Moisés Martínez, asistido en las bandas por Gil y Santos. Mostró amarilla a los locales Arton, Ramiro y Adrián Rossa, a este último en dos ocasiones por lo que fue expulsado en el minuto 21, y a los visitantes Fran Soriano, Dani Pascual e Iván Bover.

Incidencias: Unas 120 personas en el municipal de Santa Eulària. Tarde soleada y temperatura agradable.

2-0. La Peña, a cuatro puntos del líder Mallorca B

Salinas avanza con el cuero rodeado de rivales.
Salinas avanza con el cuero rodeado de rivales.
La Peña Deportiva no le pierde la cara a la Liga y se pone a tan sólo cuatro puntos del líder Mallorca B después de ganar al Ferriolense y aprovechar el pinchazo de los bermellones ante el Binissalem (1-1). Esta tarde, los de Mario Ormaechea han superado a su rival poniéndose el mono de trabajo y con un jugador menos tras la expulsión de Adrián Rosa en el minuto 20, acción que desencadenó en un penalti que paró Carlos Moro, que debutaba con el equipo. Antes, Ramiro (m. 6) adelantó a los blancos. Al filo del descanso, Salinas estableció el 2-0 con un golazo de falta directa sin apenas ángulo. noudiari.es La Peña Deportiva sigue a lo suyo en la Liga, que es sumar. Lo consigue por su tremenda regularidad, por el esfuerzo que derocha a cada partido y porque por mucho que los encuentros se le pongan cuesta arriba jamás les pierde la cara. Con la victoria ante el Ferriolense (2-0) y el empate del líder, Mallorca B, la primera posición está más cerca que en muchas jornadas, a cuatro puntos. Parecía que iba a ser un partido tranquilo para la parroquia local y que el Ferriolense podía llevarse un saco de su visita a Santa Eulària. Pero ha sido entonces cuando el árbitro, ávido de protagonismo, ha expulsado a Adrián Ramos por una segunda amarilla insexistente tras un forcejeo con un rival antes de que el balón se pusiera en juego en una acción a balón parado que ha acarrerado también un penalti en contra. Con 70 minutos por delante con 10 jugadores y una pena máxima en contra todo indicaba que el encuentro iba a ponerse cuesta arriba para los de la Villa del Río.
Ayrton trata de marcharse de un rival con el balón controlado.
Ayrton trata de marcharse de un rival con el balón controlado.
Pero Carlos Moro, que sustituía bajo palos a Javi Seral, se ha erigido en salvador de los suyos y con una estirada de mérito ha parado el lanzamiento, que iba ajustado a su derecha. Un alivio para el técnico local, que se ha apresurado a introducir a Escandell en detrimento de Paolo para devolver el equilibrio al centro de la zaga. Lejos de encogerse por el hecho de estar con uno menos sobre el rectángulo, la Peña ha crecido en intensidad, se ha multiplicado en defensa y en el centro campo y ha seguido imprimiendo su sello a un partido , negando la posesión a su adversario y mandando sobre el campo. Las ayudas atrás, la solidaridad de los futbolistas del centro del campo y el trabajo de los puntas han hecho el resto. Moría el primer tiempo cuando una falta sobre el pico izquierdo del área vistante ha desencadenado en el segundo gol de los locales. Salinas, especialista en libres directos, ha colocado con mimo el balón sobre el césped artificial y con un chut seco que ha subido para superar la barrera y ha bajado en vertical para sorprender al meta ha terminado en el fondo de las mallas. La segunda parte no ha tenido mucha historia porque la Peña ha maniatado a un Ferriolense que ha tocado más que en la primera pero que ha carecido de verticalidad para poner en aprietos al titular del campo, una Peña sólida como una roca que crece como equipo y que ha alcanzado un nivel de juego óptimoal que muy pocos equipos pueden dar réplica. El Ferriolense no es uno de ellos, y eso que ha tenido todo que podría haber soñado antes de empezar: un expulsado en las filas rivales y un penalti para empatar. No ha sido un segundo tiempo vistoso, pero la Peña, con uno menos, tenía que hacer su partido, estar vigilante en la retaguardia y mantener el típo en lo táctico para no dejar espacios al oponente. Ninguno de los dos contendientes se ha prodigado tras la reanudación en tareas ofensivas. Las pocas veces que ha llegado el Ferriolense se ha topado con un Carlos Moro tremendamente concentrado y acertado bajo el arco y una línea defensiva aguerrida que ha cortado de raíz cualquier intento visitante por reducir las diferencias. Cuatro puntos separan a la Peña en este momento del primer puesto de la clasificación y el líder, el Mallorca B, tiene que pasar aún por Santa Eulària. Un escenario prometedor que el hambre insaciable de la Peña seguro que no dejará escapar y si tiene la opción intentará dar un bocado al filial mallorquinista, que ha bajado en rendimiento en comparación con la primera vuelta casi perfecta que cuajó. - Ficha técnica: 2.- Peña Deportiva: Carlos Moro, Fofi, Raúl, Rubén Martínez, Adrián Rosa, José Luis, Ramiro (Zambrano, min. 66), Pando, Paolo (Escandell, min. 29), Ayrton y Salinas (Tomillero, min. 76). 0.- Ferriolense: Octavi, Fede, Toni Coll, Caio, Nova (Mariano, min. 57), Bueno, Fran Soriano, Robles, Xisco Arbós (Iván Bover, min. 66), Torrens (Menut, min. 57) y Dani Pascual. Goles: 1-0. Minuto 7. Ramiro, de cabeza, con la colaboración de Nova. 2-0. Minuto. 45. Salinas, de libre directo. Árbitro: Moisés Martínez, asistido en las bandas por Gil y Santos. Mostró amarilla a los locales Arton, Ramiro y Adrián Rossa, a este último en dos ocasiones por lo que fue expulsado en el minuto 21, y a los visitantes Fran Soriano, Dani Pascual e Iván Bover. Incidencias: Unas 120 personas en el municipal de Santa Eulària. Tarde soleada y temperatura agradable.

1 Comentario

  1. Dos puntitos más recortados a Mallorca y Formentera, vamos Peña, sí se puede!!
    El partido frente al Alcudia, una final.

Dejar respuesta