2-1. A seguir trabajando

0
200

El Ibiza regresa a tierras pitiusas con mal sabor de boca después de caer derrotado, por segunda vez consecutiva tras perder frente al Granada, en El Toralín ante la Ponferradina (2-1). El conjunto celeste no firmó un buen partido y fue superado por un rival que tuvo en el veterano delantero Yuri (36′ y 50′) a su verdugo. Darío Póveda, con un gran gol, anotó el tanto del empate a uno (41′), pero no fue suficiente para rascar, al menos, un puntito. Incluso, en los últimos compases, el Ibiza gozó de buenas ocasiones de gol, sobre todo una de Castel, pero falló en la definición. El portero unionista Dani Fuzato, con paradas de mucho mérito, fue el jugador más destacado del plantel de Javi Baraja, al que le faltó frescura en muchos lances del juego. Generó polémica, asimismo, el penalti que señaló el árbitro a instancias del VAR y que significó el 2-1 final. Unas manos muy rigurosas del debutante Isma Ruiz, de las que no se suelen pitar, acabó por frustrar las aspiraciones de un Ibiza que sólo piensa ya en preparar el próximo partido en casa, frente al Alavés.

La Ponferradina superó por 2 a 1 a la UD Ibiza en el encuentro disputado en Ponferrada, en El Toralín. Un partido con bastantes ocasiones para ambos equipos en el que lo más justo hubiera sido un empate.

El rival, la Ponferradina, venía de ganar con firmeza por 2-3 a domicilio ante el Cartagena en la primera jornada, por lo que la plantilla celeste sabía de la dificultad de un partido de estas características.

El encuentro comenzaba animado, con intercambio de golpes por parte de los dos equipos.

La primera ocasión clara para la UD Ibiza venía a los 4 minutos con una jugada ensayada de córner. Un balón colgado al segundo palo era rematado por Goldar, pero el gallego no conseguía dirigir el remate a portería y se marchaba alto.

La réplica de la Ponferradina no tardaría en llegar. En el minuto 7, Yuri disparaba con pierna izquierda desde fuera del área, pero el balón era enviado por encima de la portería de Fuzato.

Ambos conjuntos se mostraron atrevidos, aunque era la Ponferradina la que tenía un mayor protagonismo y una mayor posesión de balón en los primeros compases del encuentro, impidiendo que la UD Ibiza se encontrara cómoda en el partido.

La segunda gran ocasión para los locales la tuvo Medina. Un gran disparo del jugador de la Ponfe desde la frontal del área tenía una respuesta muy buena de Fuzato, quien tocó lo justo para enviar el balón a saque de esquina. El brasileño fue una pieza fundamental para mantener al Ibiza en el partido hasta el final gracias a sus buenas intervenciones.

En el minuto 26, Sulei tuvo otra clara para la Unión Deportiva. El extremo disparaba con pierna izquierda, pero el portero local, Amir, conseguía despejar el balón evitando el primer gol de los isleños.

En el minuto 37 llegaba el primer gol del encuentro. Yuri se encontraba con un balón colgado en segunda jugada y desde prácticamente la línea de gol se anticipaba a Zé Carlos y empujaba el balón a la red, poniendo por delante a la Ponferradina.

PRIMER GOLAZO DE LA TEMPORADA

Darío Poveda empataba con un auténtico golazo poco después, justo en la siguiente jugada (41´). El delantero del Ibiza recibía el balón dentro del área, y un tras finta excelente que le permitía zafarse del defensa, golpeaba el balón con rosca al palo largo, anotando el primer gol de la temporada para la UD Ibiza.

El gol mejoró anímicamente al cuadro visitante y los mejores minutos llegaron justo antes del descanso, pero sin suerte de cara a portería.

La primera parte fue bastante productiva en cuanto a ocasiones para ambos equipos. Sin embargo, llegaría a su fin con el 1-1 y con 52 minutos jugados en total.

RIGUROSO PENALTI

Con la segunda parte llegaba el debut de Isma Ruiz, quien entraba por Pape Diop.

A los pocos minutos tras el descanso, el VAR avisaba al árbitro de un posible penalti. La jugada, aparentemente, daba la impresión de ser más una falta en ataque que un penalti, ya que ni los propios jugadores locales protestaron nada. El árbitro chequeaba la jugada y señalaba una mano dentro del área de Isma Ruiz. Un riguroso penalti que condicionaba el partido. Una decisión a la postre fundamental para el resultado final. Yuri no fallaba desde los 11 metros y anotaba el segundo de los locales y de su cuenta particular con un golpeo fuerte a media altura ante el que poco pudo hacer Daniel Fuzato.

Un penalti que fue demasiado castigo para una UD Ibiza que estaba dando una buena imagen.

En el 60, Javi Baraja introducía dos cambios para intentar conseguir el empate. Castel y Miki Villar entraban por Sulei y Poveda. Los dos sustituidos fueron los que más peligro crearon en la primera mitad, pero en la segunda parte no tuvieron tanta influencia en el juego de la UD Ibiza.

En los últimos 15 minutos, se producían dos cambios más. Appin y Juan Ibiza ingresaban en el terreno de juego para intentar conseguir el empate aportándole al equipo algo de frescura. Zé Carlos y Pascual eran los sustituidos.

La UD Ibiza adelantó líneas para ejercer una presión más alta, lo que generó más espacios atrás y permitió un par de llegadas claras a la contra de la Ponfe. Fuzato tuvo una gran intervención en una de ellas a disparo de Derik en el 81, quien remató solo delante del portero brasileño, pero este se hizo grande y envió el balón a córner.

Castel tuvo una muy clara en el 85. Un pase al hueco de Cristian Herrera dejaba solo al madrileño, quien definió abajo a la izquierda del portero, pero Amir reaccionaría rápido y evitó el empate de los ibicencos.

Los cambios tácticos de Javi Baraja permitieron generar más ocasiones en los últimos minutos, pero la Unión Deportiva, a pesar de poner en aprietos a la Ponferradina, no encontró la suerte de cara a portería.

Los últimos minutos dejaron dos ocasiones más de gol para la UD Ibiza. La primera, un golpeo desde fuera del área de Javi Vázquez que se marchaba rozando el palo. La segunda, un remate de cabeza de un Goldar que se marchó arriba por poco.

No hubo tiempo para nada más. El colegiado, poco después, señalaría el final del encuentro, dejando sin premio a una UD Ibiza que mereció algo más.

Los de Javi Baraja dieron una mejor imagen que en la primera jornada, pero la mala suerte cara a portería y un riguroso penalti impidieron la consecución de un punto que hubiera compensado el esfuerzo realizado en un partido que prácticamente duró 106 minutos con los tiempos de prolongación.

El próximo encuentro, el domingo 28 de agosto a las 22:00 frente al Alavés en el Palladium Can Misses

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.