20 minutos en el barco con Messi 

0
1425

Suli, un joven ceutí de 24 años, no olvidará jamás el verano de 2016. Ese verano en el que compartió yate y charla futbolística con Leo Messi después de más de veinte minutos a nado en busca de una foto con él.

El joven aficionado del Atlético se encontraba en Ibiza de vacaciones cuando se enteró de que el impresionante yate que vislumbraba desde la playa de Les Salines era el de Leo Messi. Suli no lo dudó ni un segundo, a diferencia de su amigo que se quedó en la orilla, y se lanzó al mar para dirigirse, brazada a brazada, hasta el lugar en el que Messi disfrutaba del sol y el verano. Todo lo que llevaba encima Suli era su teléfono móvil dentro de una funda de plástico para tratar de conseguir una foto con el delantero azulgrana.Un kilómetro nadando

Tras más de un kilómetro recorrido, Suli llegó al yate Seven C en el que los Messi pasaron parte de sus vacaciones, y las empleadas de la embarcación advirtieron a Leo de la presencia del joven bañista. El futbolista, lejos de intentar pasar desapercibido o de que el aficionado se alejara del barco, le instó a subir a bordo. Suli solo quería conseguir una foto con Messi, pero su móvil se había mojado en el trayecto a nado por lo que estaba inservible. En ese preciso instante en el que advirtieron que el teléfono de Suli no funcionaba, Leo le pidió a las empleadas del barco si podían hacerles una foto juntos y mandársela a Suli.

Tras tomarse la foto, Messi le ofreció un zumo y estuvieron charlando. El azulgrana le preguntó por su origen y sus gustos, y Suli le explicó que era de Ceuta y que aunque no jugaba al fútbol, más allá de lo que jugó en el colegio, es aficionado del Atlético de Madrid. Incluso le explicó que en otro verano conoció a Courtois y que el meta también fue muy amable con él. “Perdí un teléfono pero gané una foto con Messi”, relató Suli a Mundo Deportivo.

“Fue muy hospitalario”

Veinte minutos después de embarcar, llegó la hora de regresar a la costa, y fue el propio Leo el que ofreció a Suli una moto acuática de la embarcación para volver. Suli rechazó el ofrecimiento y regresó tal y como había llegado, a nado.

Suli recuerda esa experiencia con gratitud: “Tal y como hablaba y se dirigía a mí no parecía que estuviese con un crack mundial”, aseguraba el joven, y añadía que “estuvo muy humilde, muy hospitalario, tanto el como su familia se portaron de maravilla”. Más tarde, cuando Leo volvió al puerto vio a Suli, al que reconoció y saludó, y accedió a un último deseo: una foto con su amigo que había descartado la travesía nadando. La foto con el crack se la llevaron ambos, pero la experiencia de Suli de compartir un rato de las vacaciones de Messi en su espacio más íntimo la llevará siempre junto a él. Valió la pena intentarlo.

También vio a Cristiano
En su presencia en la isla, Suli coincidió en la discoteca Pachá con Cristiano Ronaldo, pero a diferencia de Messi, la experiencia de Suli con el portugués fue totalmente diferente: “Ni si quiera pude darle la mano, estaba rodeado de seguridad y no me pude ni acercar”.

Mundo Deportivo

20 minutos en el barco con Messi 

Suli, un joven ceutí de 24 años, no olvidará jamás el verano de 2016. Ese verano en el que compartió yate y charla futbolística con Leo Messi después de más de veinte minutos a nado en busca de una foto con él.El joven aficionado del Atlético se encontraba en Ibiza de vacaciones cuando se enteró de que el impresionante yate que vislumbraba desde la playa de Les Salines era el de Leo Messi. Suli no lo dudó ni un segundo, a diferencia de su amigo que se quedó en la orilla, y se lanzó al mar para dirigirse, brazada a brazada, hasta el lugar en el que Messi disfrutaba del sol y el verano. Todo lo que llevaba encima Suli era su teléfono móvil dentro de una funda de plástico para tratar de conseguir una foto con el delantero azulgrana.Un kilómetro nadandoTras más de un kilómetro recorrido, Suli llegó al yate Seven C en el que los Messi pasaron parte de sus vacaciones, y las empleadas de la embarcación advirtieron a Leo de la presencia del joven bañista. El futbolista, lejos de intentar pasar desapercibido o de que el aficionado se alejara del barco, le instó a subir a bordo. Suli solo quería conseguir una foto con Messi, pero su móvil se había mojado en el trayecto a nado por lo que estaba inservible. En ese preciso instante en el que advirtieron que el teléfono de Suli no funcionaba, Leo le pidió a las empleadas del barco si podían hacerles una foto juntos y mandársela a Suli.Tras tomarse la foto, Messi le ofreció un zumo y estuvieron charlando. El azulgrana le preguntó por su origen y sus gustos, y Suli le explicó que era de Ceuta y que aunque no jugaba al fútbol, más allá de lo que jugó en el colegio, es aficionado del Atlético de Madrid. Incluso le explicó que en otro verano conoció a Courtois y que el meta también fue muy amable con él. “Perdí un teléfono pero gané una foto con Messi”, relató Suli a Mundo Deportivo.“Fue muy hospitalario”Veinte minutos después de embarcar, llegó la hora de regresar a la costa, y fue el propio Leo el que ofreció a Suli una moto acuática de la embarcación para volver. Suli rechazó el ofrecimiento y regresó tal y como había llegado, a nado.Suli recuerda esa experiencia con gratitud: “Tal y como hablaba y se dirigía a mí no parecía que estuviese con un crack mundial”, aseguraba el joven, y añadía que “estuvo muy humilde, muy hospitalario, tanto el como su familia se portaron de maravilla”. Más tarde, cuando Leo volvió al puerto vio a Suli, al que reconoció y saludó, y accedió a un último deseo: una foto con su amigo que había descartado la travesía nadando. La foto con el crack se la llevaron ambos, pero la experiencia de Suli de compartir un rato de las vacaciones de Messi en su espacio más íntimo la llevará siempre junto a él. Valió la pena intentarlo.También vio a Cristiano En su presencia en la isla, Suli coincidió en la discoteca Pachá con Cristiano Ronaldo, pero a diferencia de Messi, la experiencia de Suli con el portugués fue totalmente diferente: “Ni si quiera pude darle la mano, estaba rodeado de seguridad y no me pude ni acercar”.Mundo Deportivo

No hay comentarios

Dejar respuesta