Carvajal trata de controlar el balón ante la presencia de un jugador del Santanyí (Foto: noudiari.es).
Carvajal trata de controlar el balón ante la presencia de un jugador del Santanyí (Foto: noudiari.es).

El San Rafael estaba imperiosamente obligado a ganar al colista y no ha fallado. El conjunto de Vicente Román ha sumado tres puntos que valen su peso en oro y que sirven para dar un esperanzador paso en la lucha por evitar el descenso de categoría. El Sanra ha sabido aprovechar sus ocasiones de gol para dejar encarrilado el partido en el primer tiempo con los goles de Fisher (m. 24) y  de Adrián Ramos (m. 34), quien fue expulsado en el 59 junto con los visitantes Ramiro y Martín. El San Rafael, con un jugador más sobre el campo, puso la puntilla en el 78 con un chicharrito de Nil Paniello.

noudiari.es El San Rafael ha echado mano del instinto de supervivencia al que debe agarrarse de ahora al final de la Liga para salvar la categoría y ha derrotado al Santanyí por 3 a 0, un resultado que le proporciona un balón de oxígeno y le permite seguir dependiendo de sí mismo en un final de Liga al que se presenta con la soga cerca del cuello. Lo malo es que la victoria le ha costado cara por la expulsión de uno de sus delanteros de referencia, Adrián Ramos, que no ha sabido contenerse y ha respondido a una agresión que le ha costa la expulsión a él y a Ramiro, del Santanyí. El arieterafaler se ha dejado llevar por su pronto cuando su conjunto tenía el partido resuelto y lo mejor para el club era no meterse en líos. Sin embargo, los nervios propios de la situación que atraviesa su equipo y la falta de cabeza le han jugado una mala pasada y han creado un problema donde no lo había.

Volviendo al encuentro, el San Rafael ha cumplido con lo que era poco menos que una obligación, vencer al colista, un equipo desahuciado y cuyo descenso podría certificarse de forma matemática la próxima jornada. Los números hablan mucho peor de lo que se muestra sobre el campo el bloque mallorquín, que sin ser nada del otro jueves se presta al combate y la lucha en la zona de arriba y vive como hacen muchos en esta Liga del juego directo o el balonazo, que a veces da para mucho. Le falta presencia en ataque y por eso el San Rafael no ha tenido demasiado trabajo.

El duelo se ha dirimido en la zona ancha, donde desde el principio el cuadro local ha mostrado entrega y lucha, escenificada en la figura de Vega, que lo ha dado todo por banda izquierda hasta que se ha roto pasada la media hora de juego. Si de algo se puede culpar al conjunto de sa Creu no es, desde luego, de falta de intensidad. Los futbolistas locales han saltado al terreno enchufados y dispuesto a morder en la medular para hacerse con cada balón. Jugando así no debería tener problemas el grupo que dirige Vicente Román para salvar la categoría, lo malo es que hay momentos en los que sufre cortocircuitos y se queda con las luces de posición, que no le dan para ver más allá de sus narices.

A los ocho minutos, Ramos puso a prueba la habilidad del meta visitante, que le ganó la partida. Era el aviso de lo que iba a llegar antes del descanso: dos goles con los que el encuentro se ponía totalmente de cara para los rafalers. Fisher en el 34 y Ramos en el 44 pusieron el 2 a 0 en el marcador antes del intermedio y sentaron las bases de lo que debía ser una plácida victoria con la que aferrarse a la Liga. No mejoró en la segunda mitad el Santanyí, que, sin embargo, estiró líneas. De perdidos al río debieron pensar los mallorquines, que ni por estas lograron trenzar una jugada con la que llegar con superioridad a las inmediaciones de Juancar, muy seguro bajo palos.

En el minuto 59 se produjo la expulsión de Ramiro y Ramos, que intercambiaron varios manotazos sin tino en el área visitante y por ello vieron de forma merecida la roja. El primero por empezar y el segundo por contestar. Los dos futbolistas enfilaron a la vez el túnel de vestuarios y en el mismo se produjo una pequeña tángana en la que intervinieron futbolistas de ambos equipos para rizar un poco más el absurdo en el que a veces desemboca este deporte cuando cae presa de la bravuconería.

Unos minutos después de que las aguas volvieran a su cauce, Rafa Carvajal telegrafió un preciso envío en profundidad sobre Nil que éste aprovechó para batir a Bussy en el mano a mano y dar carpetazo al encuentro, que acabó con un sabor agridulce para ambos empañado por unos incidentes que aconsejan a pensar hasta diez antes de actuar para no tener que arrepentirse después.

– Ficha técnica

3.- San Rafael: Juancar, Aparicio, Yeste, Guti, Werner, Iván Morales, Adrián Sánchez (De Pablos, min. 81), Fisher (Elías, min. 72), Adrián Ramos, Carvajal y Carlos Vega (Nil, min. 35)

0.- Santanyí: Bussy, Gallego (Ferrer, min. 81), Cerrudo, Chino, Ramiro, José Luis, Miguel, Sorell (Álex, min. 75), Silvestre, Ignacio y Alfaro (González, min. 68)

Goles: 1-0. Minuto 34. Fisher. 2-0. Minuto 44. Adrián Ramos. 3-0. Minuto 78. Nil.

Árbitro: Alfonso Carballal, asistido en las bandas por Mascaró y Fernández. Mostró amarilla a los locales Juancar, Guti, Yeste, Adrián Sánchez y expulsó con roja a Adrián Ramos (min. 59) por los locales, mientras que por los visitantes mostró amarilla a Silvestre y expulsó a Ramiro (min. 59) y a Tuni (min. 62), que estaba en el banquillo.

Incidencias: Unas 150 personas en el municipal de Sant Rafael.

3-0. El San Rafael supera al colista y consigue una victoria que invita al optimismo

Carvajal trata de controlar el balón ante la presencia de un jugador del Santanyí (Foto: noudiari.es).
Carvajal trata de controlar el balón ante la presencia de un jugador del Santanyí (Foto: noudiari.es).
El San Rafael estaba imperiosamente obligado a ganar al colista y no ha fallado. El conjunto de Vicente Román ha sumado tres puntos que valen su peso en oro y que sirven para dar un esperanzador paso en la lucha por evitar el descenso de categoría. El Sanra ha sabido aprovechar sus ocasiones de gol para dejar encarrilado el partido en el primer tiempo con los goles de Fisher (m. 24) y  de Adrián Ramos (m. 34), quien fue expulsado en el 59 junto con los visitantes Ramiro y Martín. El San Rafael, con un jugador más sobre el campo, puso la puntilla en el 78 con un chicharrito de Nil Paniello. noudiari.es El San Rafael ha echado mano del instinto de supervivencia al que debe agarrarse de ahora al final de la Liga para salvar la categoría y ha derrotado al Santanyí por 3 a 0, un resultado que le proporciona un balón de oxígeno y le permite seguir dependiendo de sí mismo en un final de Liga al que se presenta con la soga cerca del cuello. Lo malo es que la victoria le ha costado cara por la expulsión de uno de sus delanteros de referencia, Adrián Ramos, que no ha sabido contenerse y ha respondido a una agresión que le ha costa la expulsión a él y a Ramiro, del Santanyí. El arieterafaler se ha dejado llevar por su pronto cuando su conjunto tenía el partido resuelto y lo mejor para el club era no meterse en líos. Sin embargo, los nervios propios de la situación que atraviesa su equipo y la falta de cabeza le han jugado una mala pasada y han creado un problema donde no lo había. Volviendo al encuentro, el San Rafael ha cumplido con lo que era poco menos que una obligación, vencer al colista, un equipo desahuciado y cuyo descenso podría certificarse de forma matemática la próxima jornada. Los números hablan mucho peor de lo que se muestra sobre el campo el bloque mallorquín, que sin ser nada del otro jueves se presta al combate y la lucha en la zona de arriba y vive como hacen muchos en esta Liga del juego directo o el balonazo, que a veces da para mucho. Le falta presencia en ataque y por eso el San Rafael no ha tenido demasiado trabajo. El duelo se ha dirimido en la zona ancha, donde desde el principio el cuadro local ha mostrado entrega y lucha, escenificada en la figura de Vega, que lo ha dado todo por banda izquierda hasta que se ha roto pasada la media hora de juego. Si de algo se puede culpar al conjunto de sa Creu no es, desde luego, de falta de intensidad. Los futbolistas locales han saltado al terreno enchufados y dispuesto a morder en la medular para hacerse con cada balón. Jugando así no debería tener problemas el grupo que dirige Vicente Román para salvar la categoría, lo malo es que hay momentos en los que sufre cortocircuitos y se queda con las luces de posición, que no le dan para ver más allá de sus narices. A los ocho minutos, Ramos puso a prueba la habilidad del meta visitante, que le ganó la partida. Era el aviso de lo que iba a llegar antes del descanso: dos goles con los que el encuentro se ponía totalmente de cara para los rafalers. Fisher en el 34 y Ramos en el 44 pusieron el 2 a 0 en el marcador antes del intermedio y sentaron las bases de lo que debía ser una plácida victoria con la que aferrarse a la Liga. No mejoró en la segunda mitad el Santanyí, que, sin embargo, estiró líneas. De perdidos al río debieron pensar los mallorquines, que ni por estas lograron trenzar una jugada con la que llegar con superioridad a las inmediaciones de Juancar, muy seguro bajo palos. En el minuto 59 se produjo la expulsión de Ramiro y Ramos, que intercambiaron varios manotazos sin tino en el área visitante y por ello vieron de forma merecida la roja. El primero por empezar y el segundo por contestar. Los dos futbolistas enfilaron a la vez el túnel de vestuarios y en el mismo se produjo una pequeña tángana en la que intervinieron futbolistas de ambos equipos para rizar un poco más el absurdo en el que a veces desemboca este deporte cuando cae presa de la bravuconería. Unos minutos después de que las aguas volvieran a su cauce, Rafa Carvajal telegrafió un preciso envío en profundidad sobre Nil que éste aprovechó para batir a Bussy en el mano a mano y dar carpetazo al encuentro, que acabó con un sabor agridulce para ambos empañado por unos incidentes que aconsejan a pensar hasta diez antes de actuar para no tener que arrepentirse después. - Ficha técnica 3.- San Rafael: Juancar, Aparicio, Yeste, Guti, Werner, Iván Morales, Adrián Sánchez (De Pablos, min. 81), Fisher (Elías, min. 72), Adrián Ramos, Carvajal y Carlos Vega (Nil, min. 35) 0.- Santanyí: Bussy, Gallego (Ferrer, min. 81), Cerrudo, Chino, Ramiro, José Luis, Miguel, Sorell (Álex, min. 75), Silvestre, Ignacio y Alfaro (González, min. 68) Goles: 1-0. Minuto 34. Fisher. 2-0. Minuto 44. Adrián Ramos. 3-0. Minuto 78. Nil. Árbitro: Alfonso Carballal, asistido en las bandas por Mascaró y Fernández. Mostró amarilla a los locales Juancar, Guti, Yeste, Adrián Sánchez y expulsó con roja a Adrián Ramos (min. 59) por los locales, mientras que por los visitantes mostró amarilla a Silvestre y expulsó a Ramiro (min. 59) y a Tuni (min. 62), que estaba en el banquillo. Incidencias: Unas 150 personas en el municipal de Sant Rafael.

No hay comentarios

Dejar respuesta