3-1. Exhibición del Ciudad de Ibiza

0
682

@V. R. / Noudiari.es El Ciutadella tardó 45 minutos en asentarse sobre el terreno de juego del estadio de Can Misses y en este tiempo le pasó por encima un autobús. El Ciudad de Ibiza fue infinitamente superior en un primer tiempo sin color en el que sumó los tres goles conseguidos al final de la contienda y con los que dejó el partido prácticamente concluso al descanso.

No tardaron los jugadores de Ibón Begoña en crear peligro sobre la portería del conjunto menorquín, tan joven como bisoño en la retaguardia, pero no fue hasta el minuto 10 cuando un córner botado por Galera halló la testa de Luis Lozano para dirigir el cuero al fondo de la portería defendida por Nasi.

Cogió confianza el conjunto de casa con el marcador a favor y en un abrir y cerrar de ojos marcó el segundo, éste de Brian, que culminó con calidad una jugada de pared con David Pozo. En solo 12 minutos el Ciudad de Ibiza se había metido medio partido en el bolsillo y, además, jugando bien al fútbol, algo a lo que se presta la superficie del campo pero que no está al alcance de todos.

Tres centrales, dos carrileros y la intención de tocar el cuero, siempre con verticalidad, fueron la hoja de ruta del cuadro local, bien ordenado en todas sus líneas y sin mácula en defensa en un primer acto en el que lo bordó. Antes del intermedio, en el 36, llegaría el tercer tanto de bloque que entrena Ibón Begoña, de nuevo en las botas de Brian, que aprovechó un centro medido de Galera para batir al portero con un gran tiro, escorado a la derecha y con poco ángulo.

Oposición
Cambió el decorado en la segunda parte porque los locales bajaron el pie del acelerador y, en cierto modo, se conformaron. Pero también porque el Ciutadella se decidió a presionar de verdad la salida de balón de su rival y cunado recuperaba estaba mucho más cerca del marco ajeno que del propio e hilvanar el juego ofensivo le resultaba mucho más cómodo.

Así, una internada de Fabri por banda izquierda desembocó en un buen pase atrás para Raúl, que engatilló a gol para reducir diferencias en el minuto 51. El gol sirvió para que los visitantes creyeran por unos minutos en la remontada, pero eso no fue posible porque también activó el despertador en los de casa, que tras unos instantes de sesteo volvieron a incorporarse al partido.

Los menorquines gozaron de tres ocasiones casi consecutivas en las que rozaron el segundo gol, todas tras un disparo de Carlos que el portero local desvió a córner con apuros. Después, en el saque de esquina de ese despeje Xavi pudo marcar de remate de cabeza, pero de nuevo el meta mandó el cuero por la línea de fondo, propiciando un nuevo saque de esquina en el que el mismo futbolista estuvo, de nuevo, a punto de marcar.

Desperdiciadas estas balas, el Ciutadella se vino abajo y el último cuarto de hora en Can Misses se le hizo largo. Pudo encajar otros dos goles, pero a Brian se le había acabado la pólvora y falló de forma incomprensible un uno contra uno con el meta y el Dani, casi pegado a la línea de fondo, halló la dureza del poste en vez de la suavidad de la red en un tiro raso sin peligro aparente.

De este modo, el Ibiza de Begoña suma su segunda victoria en tres partidos y se mantiene en la zona templada de la clasificación. Lo hace, además, dejando muy buenas sensaciones, con una idea clara de lo que quiere y con la percepción de que tiene las armas afiladas y perfectamente calibradas para conseguirlo, al menos ante rivales de poca exigencia.

Begoña: “Hemos tenido la pegada que nos faltó ante Calvià”
“Hemos hecho una muy buena primera parte, con la pegada que nos faltó el otro día ante el Calvià. En la segunda mitad tal vez nos hemos relajado, pero en líneas generales estoy muy contento con el partido que hemos hecho. Tenemos nuestra identidad de juego y nuestra idea es ir a ganar ante cualquiera, independientemente de la entidad del rival, o de si jugamos fuera o en casa. Veremos si lo podemos hacer siempre, pero en un principio esa es nuestra intención. El Ciutadella es un equipo joven y eso se ha notado. Además, estas cosas, a principio de campeonato, se pagan más caras que más adelante”, ha concluido.

Pere Vadell: “La primera parte nos ha condenado”
“El primer gol nos ha castigado mucho. Además, se puede decir que hemos encajado dos goles en un minuto. Somos un equipo joven y se ha notado. Y después, antes del final del primer tiempo, hemos recibido el tercero que, prácticamente, nos ha condenado. En la segunda parte hemos estado mejor y creo que, al final, ha habido una parte para cada uno, la primera para ellos y la segunda para nosotros. Por desgracia, no hemos acertado en las ocasiones que hemos tenido tras la reanudación y por eso no hemos podido meternos en el partido”, ha manifestado.

3-1. Exhibición del Ciudad de Ibiza

@V. R. / Noudiari.es El Ciutadella tardó 45 minutos en asentarse sobre el terreno de juego del estadio de Can Misses y en este tiempo le pasó por encima un autobús. El Ciudad de Ibiza fue infinitamente superior en un primer tiempo sin color en el que sumó los tres goles conseguidos al final de la contienda y con los que dejó el partido prácticamente concluso al descanso. No tardaron los jugadores de Ibón Begoña en crear peligro sobre la portería del conjunto menorquín, tan joven como bisoño en la retaguardia, pero no fue hasta el minuto 10 cuando un córner botado por Galera halló la testa de Luis Lozano para dirigir el cuero al fondo de la portería defendida por Nasi. Cogió confianza el conjunto de casa con el marcador a favor y en un abrir y cerrar de ojos marcó el segundo, éste de Brian, que culminó con calidad una jugada de pared con David Pozo. En solo 12 minutos el Ciudad de Ibiza se había metido medio partido en el bolsillo y, además, jugando bien al fútbol, algo a lo que se presta la superficie del campo pero que no está al alcance de todos. Tres centrales, dos carrileros y la intención de tocar el cuero, siempre con verticalidad, fueron la hoja de ruta del cuadro local, bien ordenado en todas sus líneas y sin mácula en defensa en un primer acto en el que lo bordó. Antes del intermedio, en el 36, llegaría el tercer tanto de bloque que entrena Ibón Begoña, de nuevo en las botas de Brian, que aprovechó un centro medido de Galera para batir al portero con un gran tiro, escorado a la derecha y con poco ángulo. Oposición Cambió el decorado en la segunda parte porque los locales bajaron el pie del acelerador y, en cierto modo, se conformaron. Pero también porque el Ciutadella se decidió a presionar de verdad la salida de balón de su rival y cunado recuperaba estaba mucho más cerca del marco ajeno que del propio e hilvanar el juego ofensivo le resultaba mucho más cómodo. Así, una internada de Fabri por banda izquierda desembocó en un buen pase atrás para Raúl, que engatilló a gol para reducir diferencias en el minuto 51. El gol sirvió para que los visitantes creyeran por unos minutos en la remontada, pero eso no fue posible porque también activó el despertador en los de casa, que tras unos instantes de sesteo volvieron a incorporarse al partido. Los menorquines gozaron de tres ocasiones casi consecutivas en las que rozaron el segundo gol, todas tras un disparo de Carlos que el portero local desvió a córner con apuros. Después, en el saque de esquina de ese despeje Xavi pudo marcar de remate de cabeza, pero de nuevo el meta mandó el cuero por la línea de fondo, propiciando un nuevo saque de esquina en el que el mismo futbolista estuvo, de nuevo, a punto de marcar. Desperdiciadas estas balas, el Ciutadella se vino abajo y el último cuarto de hora en Can Misses se le hizo largo. Pudo encajar otros dos goles, pero a Brian se le había acabado la pólvora y falló de forma incomprensible un uno contra uno con el meta y el Dani, casi pegado a la línea de fondo, halló la dureza del poste en vez de la suavidad de la red en un tiro raso sin peligro aparente. De este modo, el Ibiza de Begoña suma su segunda victoria en tres partidos y se mantiene en la zona templada de la clasificación. Lo hace, además, dejando muy buenas sensaciones, con una idea clara de lo que quiere y con la percepción de que tiene las armas afiladas y perfectamente calibradas para conseguirlo, al menos ante rivales de poca exigencia. Begoña: “Hemos tenido la pegada que nos faltó ante Calvià” “Hemos hecho una muy buena primera parte, con la pegada que nos faltó el otro día ante el Calvià. En la segunda mitad tal vez nos hemos relajado, pero en líneas generales estoy muy contento con el partido que hemos hecho. Tenemos nuestra identidad de juego y nuestra idea es ir a ganar ante cualquiera, independientemente de la entidad del rival, o de si jugamos fuera o en casa. Veremos si lo podemos hacer siempre, pero en un principio esa es nuestra intención. El Ciutadella es un equipo joven y eso se ha notado. Además, estas cosas, a principio de campeonato, se pagan más caras que más adelante”, ha concluido. Pere Vadell: “La primera parte nos ha condenado” “El primer gol nos ha castigado mucho. Además, se puede decir que hemos encajado dos goles en un minuto. Somos un equipo joven y se ha notado. Y después, antes del final del primer tiempo, hemos recibido el tercero que, prácticamente, nos ha condenado. En la segunda parte hemos estado mejor y creo que, al final, ha habido una parte para cada uno, la primera para ellos y la segunda para nosotros. Por desgracia, no hemos acertado en las ocasiones que hemos tenido tras la reanudación y por eso no hemos podido meternos en el partido”, ha manifestado.

No hay comentarios

Dejar respuesta