3-1. Locura Peña

0
539

@Noudiari / La Peña Deportiva ha cuajado un gran partido en casa y se ha impuesto al Atlético Saguntino tras remontar un gol en contra con tantos de Guille Andrés, Salinas y Bernal en los minutos 26. 50 y 59, respectivamente. Con este triunfo, el conjunto que entrena Dani Mori se resiste a perder la categoría y mantiene la emoción en la parte final de la competición de Segunda División B.

La Peña Deportiva ha dado un paso al frente en su lucha por salvar la categoría. Los jugadores que entrena Dani Mori han conseguido remontar este mediodía un gol del Atlético Saguntino, al que han terminado ganando por 3-1. Nunca en lo que llevamos de temporada -32 jornadas con la de hoy- la Peña había metido tres goles en un mismo partido. La estadística se ha roto en el momento preciso.

Al minuto y medio de juego y con los peñistas aún sin cogerle el pulso al partido, Boix ha aprovechado una segunda jugada para adelantar a los suyos tras cazar un rebote. El contratiempo podría haber puesto contra las cuerdas a los peñistas. Sin embargo, los locales han utilizado más la cabeza que el corazón para voltear el partido, aunque sabían que una derrota podría condenarles a no salir jamás de las plazas de descenso, donde el equipo se encuentra situado desde la primera jornada.

La Peña ha empezado a trenzar buenas acciones en ataque. Con Pepe Bernal actuando de mediocentro, el juego santaeulaliense gana enteros. En el minuto 26, después de algún aviso tímido, un pase largo del ’10’ lo ha convertido Górriz en una asistencia para que Guille Andrés batiera a Lluna a placer. Salinas, el tercer delantero que ha alineado Mori hoy en el Municipal de Santa Eulària, dejó pasar la pelota para que el valenciano. que llegaba libre de marca, solamente tuviera que empujarla.

La Peña quería irse al descanso mandando. La victoria del Llagostera contra el Aragón y los empates del Formentera en Lleida y del Baleares contra el Hércules daban a los ibicencos una buena oportunidad para acercarse al playout alejando un poco más a su principal perseguidor.

El segundo tiempo ha sido blanco. El Saguntino ha demostrado por qué acumula siete jornadas sin ganar y, desde este Domingo de Pascua, flirtea oficialmente con el descenso. La Peña se ha aprovechado del mal momento de los valencianos, un equipo que acabó la primera vuelta mirando al playoff. El cuero ha sido de los ibicencos, que poco a poco, movían el árbol visitante a la espera de que los goles cayeran como manzanas. Otra jugada de ataque comenzada por Bernal se ha transformado en el 2-1.

Guille ha centrado desde la izquierda, Górriz cedido el balón a los compañeros que llegaran por detrás y Salinas ha tenido la responsabilidad de colocarla en las mallas con un certero chut. Es el primer gol de jugada que marca el santaeulaliense desde que regresó al club de sus amores.

La remontada no ha hecho especular a la Peña. Nueve minutos después, Bernal se ha puesto a correr detrás de un balón que la defensa del Saguntino había cedido a su portero. En una acción que parecía intrascendente, el centrocampista se ha coronado como el rey de los pícaros. Lanzándose en segada, el rechazo del portero ha chocado contra su cuerpo y la bola se ha colado en la portería.

El público lo ha celebrado con fuerza. El partido parecía en el bote. La salida de Rueda y Rosa ha reforzado el mediocampo y la Peña ha tocado a placer durante diez minutos. Daba la sensación de que no sufrirían los ibicencos. Pero el Saguntino se ha negado a claudicar tan fácilmente. En el tramo final, el equipo de Gutiérrez ha subido dos marchas.

Se ha tenido que poner el mono de trabajo la Peña para no ver disminuida su distancia. Primero, la defensa sacaba de la línea de gol un remate de cabeza de Marín, en un córner, y, después, Imanol, que ha estado tremendo todo el partido, le ha sacado un mano a mano a Gilabert cuando se frisaba el descuento.

Con un 3-2, los cinco de añadido podrían haberse hecho eternos: Pau Pomar ha tenido que frenar en seco a Nuha Marong cuando se iba solo hacia el gol y se ha ganado la segunda amarilla. Cuarta expulsión del curso para el capitán de la Peña, que ha dejado a los suyos con diez.

Desde el vestuario ha podido celebrar Pomar la victoria, importantísima pese a los triunfos que han conseguido finalmente Baleares y Mallorca. Dani Mori y su plantilla tienen la promoción de descenso a dos puntos, como la semana pasada, pero la permanencia se acerca a cuatro. Quedan seis jornadas por disputarse y todavía queda mucha tela por cortar.

Con actuaciones como la de hoy, que refrenda el buen trabajo que está haciendo el bloque peñista en la segunda vuelta, en la Villa del Río podría celebrarse una permanencia el próximo mes de mayo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.