Córdoba se muestra descontento con los arbitrajes que recibe (Paco Natera).

Ficha Técnica

El Rapid Bfit se aleja a toda velocidad del título de la Regional Preferente después de no pasar del empate en el feudo del Formentera B. Los amarillos estaban obligados a ganar, pero no lo han hecho y se descuelgan de los puestos de vanguardia. Dos puntos en tres jornadas es el pobre balance de un equipo que se ha desinflado en la fase decisiva de la temporada tras bordarlo en la Liga Interpueblos, donde fue campeón.
Para Iván Córdoba, los árbitros tienen mucho que ver en la mala dinámica de resultados de la escuadra ibicenca. “Nos están fusilando y así es imposible ir para arriba; nos están cortando las alas. Hacemos lo que podemos, pero no nos dejan levantar cabeza. Bien es cierto que no estamos pasando por nuestro mejor momento y que fallamos muchas ocasiones de gol, pero nos sentimos perjudicados por las actuaciones arbitrales. No obstante, sabemos que tenemos que mejorar y que no sólo tenemos dos puntos por los árbitros porque también falla nuestro trabajo”, apunta el preparador, fastidiado por cómo le están saliendo las cosas.
“El día del Puig nos expulsaron a dos jugadores; la semana pasada, frente al Portmany, perdimos por un gol ilegal, que, encima, era fuera de juego, y hoy, en Formentera, con el 3-3, le anulan un gol a Orduña por un fuera de juego inexistente. Además, la expulsión de Montaño es inventada y hemos tenido que jugar con uno menos prácticamente toda la segunda parte”, añade el técnico.
“Estamos desilusionados, pero no nos queda otra que seguir trabajando e intentar ganar el próximo partido”, prosigue Iván Córdoba, que sabe que tiene muy difícil meterse en la pelea por el campeonato. “Es muy complicado, pero no vamos a bajar los brazos y lucharemos hasta el final”, concluye el míster ibicenco.
En cuanto al partido, resaltar que el primer tiempo concluyó con ventaja del Rapid Bfit tras un gol de Marcos Behar, pero tras el paso por vestuarios, Marc, a la salida de un córner, estableció el empate, 1-1. Un gol que espoleó a un Formentera B ambicioso y que logró darle la vuelta al partido gracias a Alberto, que puso el 2-1 en el marcador al rematar con la testa una medida asistencia de Facundo.
La alegría local, no obstante, duró poco, ya que Edu Orduña igualó el choque para un Rapid Bfit en inferioridad numérica tras la expulsión de Ricky nada más comenzar la segunda parte.
El partido, entonces, se convirtió en un intercambio de golpes y Matías volvió a noquear a su rival, 3-2. Exaltación en la grada y en un equipo que se veía ganador, pero que vio como el colectivo de Can Misses igualaba la contienda gracias un penalti transformado por Marcos Behar, pena máxima muy protestada por el bando rojinegro, ya que, al parecer, las manos de Dani López no fueron dentro del área.
Pero, antes de acabar el encuentro, más polémica. El colegiado, Daniel Fernández, a instancias de su auxiliar, anuló un gol por fuera de juego a Edu Orduña “que no era”, según Iván Córdoba.
Al final, el Formentera B tuvo, en las botas de Alberto, su último cartucho, pero el portero le paró un mano a mano cuando la animosa afición local cantaba gol.

3-3. Iván Córdoba: “Los árbitros nos están fusilando”

Córdoba se muestra descontento con los arbitrajes que recibe (Paco Natera).

Ficha Técnica

El Rapid Bfit se aleja a toda velocidad del título de la Regional Preferente después de no pasar del empate en el feudo del Formentera B. Los amarillos estaban obligados a ganar, pero no lo han hecho y se descuelgan de los puestos de vanguardia. Dos puntos en tres jornadas es el pobre balance de un equipo que se ha desinflado en la fase decisiva de la temporada tras bordarlo en la Liga Interpueblos, donde fue campeón.
Para Iván Córdoba, los árbitros tienen mucho que ver en la mala dinámica de resultados de la escuadra ibicenca. "Nos están fusilando y así es imposible ir para arriba; nos están cortando las alas. Hacemos lo que podemos, pero no nos dejan levantar cabeza. Bien es cierto que no estamos pasando por nuestro mejor momento y que fallamos muchas ocasiones de gol, pero nos sentimos perjudicados por las actuaciones arbitrales. No obstante, sabemos que tenemos que mejorar y que no sólo tenemos dos puntos por los árbitros porque también falla nuestro trabajo", apunta el preparador, fastidiado por cómo le están saliendo las cosas.
"El día del Puig nos expulsaron a dos jugadores; la semana pasada, frente al Portmany, perdimos por un gol ilegal, que, encima, era fuera de juego, y hoy, en Formentera, con el 3-3, le anulan un gol a Orduña por un fuera de juego inexistente. Además, la expulsión de Montaño es inventada y hemos tenido que jugar con uno menos prácticamente toda la segunda parte", añade el técnico.
"Estamos desilusionados, pero no nos queda otra que seguir trabajando e intentar ganar el próximo partido", prosigue Iván Córdoba, que sabe que tiene muy difícil meterse en la pelea por el campeonato. "Es muy complicado, pero no vamos a bajar los brazos y lucharemos hasta el final", concluye el míster ibicenco.
En cuanto al partido, resaltar que el primer tiempo concluyó con ventaja del Rapid Bfit tras un gol de Marcos Behar, pero tras el paso por vestuarios, Marc, a la salida de un córner, estableció el empate, 1-1. Un gol que espoleó a un Formentera B ambicioso y que logró darle la vuelta al partido gracias a Alberto, que puso el 2-1 en el marcador al rematar con la testa una medida asistencia de Facundo.
La alegría local, no obstante, duró poco, ya que Edu Orduña igualó el choque para un Rapid Bfit en inferioridad numérica tras la expulsión de Ricky nada más comenzar la segunda parte.
El partido, entonces, se convirtió en un intercambio de golpes y Matías volvió a noquear a su rival, 3-2. Exaltación en la grada y en un equipo que se veía ganador, pero que vio como el colectivo de Can Misses igualaba la contienda gracias un penalti transformado por Marcos Behar, pena máxima muy protestada por el bando rojinegro, ya que, al parecer, las manos de Dani López no fueron dentro del área.
Pero, antes de acabar el encuentro, más polémica. El colegiado, Daniel Fernández, a instancias de su auxiliar, anuló un gol por fuera de juego a Edu Orduña "que no era", según Iván Córdoba.
Al final, el Formentera B tuvo, en las botas de Alberto, su último cartucho, pero el portero le paró un mano a mano cuando la animosa afición local cantaba gol.


No hay comentarios

Dejar respuesta