El peñista Suazo, que metió dos goles, controla el balón en el partido jugado ayer
El peñista Suazo, que metió dos goles, controla el balón en el partido jugado ayer JUAN A. RIERA

diariodeibiza.es La Peña Deportiva derrotó ayer al Gasifred Atlético por 4-7 en un derbi que entusiasmó al numeroso público que pobló las gradas del polideportivo de Es Pratet. Los fichajes peñistas marcaron la diferencia en un partido muy emocionante, en el que los de Vila siempre plantaron cara y tuvieron opciones de empatar o ganar hasta el último minuto. Fue un auténtico partidazo. De lo mejorcito que se ha visto últimamente en el fútbol sala ibicenco.

Ambos equipos saltaron a la cancha decididos a ir a por el triunfo, con planteamientos muy ofensivos y rapidez en sus movimientos y basculaciones, lo que provocó que los porteros tuvieran que emplearse a fondo para detener la batería de disparos que se sucedieron.

La Peña se adelantó en el minuto 12 con un gol de Barroso, que metió su primer tanto como jugador del club santaeulaliense, ya que ayer debutó.

El 2-0 llegó cinco minutos más tarde, pero los blanquiazules acortaron distancias al filo del descanso. Prado metió el 1-3 a continuación.

Los jugadores se fueron al descanso con el 1-3 en el marcador que reflejaba la superioridad de la Peña en la primera parte.

En la segunda mitad el Gasifred salió mucho más agresivo y la presión que ejerció sobre la defensa dio sus frutos cuando Ernesto metió el 2-3. Era el minuto 25 y se veía que los de Vila podían empatar, pero Careca volvió a ampliar la ventaja de su equipo y subió al marcador el 2-4.

A partir de aquí, la locura. Faltaban dos minutos y 43 segundos, cuando empezaron a sucederse los goles hasta llegar al 4-7 definitivo que hacía justicia a lo acontecido sobre la cancha, en la que el Gasifred no se dejó intimidar por una Peña que ha configurado un auténtico equipazo con el que ha adquirido la obligación ineludible de ascender de categoría. Lo contrario sería un fracaso.

4-7. Gasifred y Peña Deportiva entusiasman a la afición

El peñista Suazo, que metió dos goles, controla el balón en el partido jugado ayer
El peñista Suazo, que metió dos goles, controla el balón en el partido jugado ayer JUAN A. RIERA
diariodeibiza.es La Peña Deportiva derrotó ayer al Gasifred Atlético por 4-7 en un derbi que entusiasmó al numeroso público que pobló las gradas del polideportivo de Es Pratet. Los fichajes peñistas marcaron la diferencia en un partido muy emocionante, en el que los de Vila siempre plantaron cara y tuvieron opciones de empatar o ganar hasta el último minuto. Fue un auténtico partidazo. De lo mejorcito que se ha visto últimamente en el fútbol sala ibicenco. Ambos equipos saltaron a la cancha decididos a ir a por el triunfo, con planteamientos muy ofensivos y rapidez en sus movimientos y basculaciones, lo que provocó que los porteros tuvieran que emplearse a fondo para detener la batería de disparos que se sucedieron. La Peña se adelantó en el minuto 12 con un gol de Barroso, que metió su primer tanto como jugador del club santaeulaliense, ya que ayer debutó. El 2-0 llegó cinco minutos más tarde, pero los blanquiazules acortaron distancias al filo del descanso. Prado metió el 1-3 a continuación. Los jugadores se fueron al descanso con el 1-3 en el marcador que reflejaba la superioridad de la Peña en la primera parte. En la segunda mitad el Gasifred salió mucho más agresivo y la presión que ejerció sobre la defensa dio sus frutos cuando Ernesto metió el 2-3. Era el minuto 25 y se veía que los de Vila podían empatar, pero Careca volvió a ampliar la ventaja de su equipo y subió al marcador el 2-4. A partir de aquí, la locura. Faltaban dos minutos y 43 segundos, cuando empezaron a sucederse los goles hasta llegar al 4-7 definitivo que hacía justicia a lo acontecido sobre la cancha, en la que el Gasifred no se dejó intimidar por una Peña que ha configurado un auténtico equipazo con el que ha adquirido la obligación ineludible de ascender de categoría. Lo contrario sería un fracaso.

No hay comentarios

Dejar respuesta