Importante y trabajada victoria la del Ciudad de Ibiza frente a la Peña Independiente en un partido loco que encumbró al local Sergio y al visitante Vidal -firmaron un hat-trick-, que ofreció al espectador diez goles y que concluyó con cuatro expulsados en el equipo de Can Cantó. Y es que Bonilla y el staff técnico al completo tuvieron tuvieron que ver el partido lejos del banquillo cuando el marcador reflejaba un inquietante 4-4. A pesar de todo, los de David Torres recuperan moral tras una racha negativa que les ha llevado a sumar tan só cuatro puntos en los últimos cinco encuentros.

El plantel de Can Cantó se fue al descanso con una clara ventaja de 3-1, con goles de Andrés Pozo, de penalti, Sergio y Troya. El gol de Vidal, también desde los once metros y que supuso el 1-1, no preoucupó en exceso al Ciudad de Ibiza, aunque tras el paso por vestuarios, la Peña Independiente mejoró en ataque y logró recortar diferencias en el marcador con un golito de José Carlos, 3-2.

Aunque Sergio se encargó de frenar la euforia del grupo de San Miguel a los pocos minutos. El delantero centro demostró tener su punto de mira equilibrado y clavó el 4-2, un tanto que, ni mucho menos, hundió a la escuadra de Juan López, puesto que Vidal salió al rescate de los suyos y enchufó el segundo de su cuenta particular, 4-3. Después, llegó una jugada muy protestada por el Ciudad de Ibiza. Bonilla, en un dudoso penalti, tuvo que abandonar el terreno de juego, dejando a su equipo en inferioridad. La acción desencadenó, además, las expulsiones de David Torres, Andrés Villén y Max, el utillero de la formación ibienca. Vidal no desaprovechó la ocasión y empató el partido, 4-4.

Pero el Ciudad de Ibiza, herido en su orgullo y con un jugador menos, logró la machada. Cardona se unió a la fiesta goleadora de su equipo y marcó el 5-4, mientras que el arite Sergio puso la guinda con el sexto gol del equipo y tercero suyo.

6-4. El Ciudad de Ibiza refuerza su autoestima

Importante y trabajada victoria la del Ciudad de Ibiza frente a la Peña Independiente en un partido loco que encumbró al local Sergio y al visitante Vidal -firmaron un hat-trick-, que ofreció al espectador diez goles y que concluyó con cuatro expulsados en el equipo de Can Cantó. Y es que Bonilla y el staff técnico al completo tuvieron tuvieron que ver el partido lejos del banquillo cuando el marcador reflejaba un inquietante 4-4. A pesar de todo, los de David Torres recuperan moral tras una racha negativa que les ha llevado a sumar tan só cuatro puntos en los últimos cinco encuentros. El plantel de Can Cantó se fue al descanso con una clara ventaja de 3-1, con goles de Andrés Pozo, de penalti, Sergio y Troya. El gol de Vidal, también desde los once metros y que supuso el 1-1, no preoucupó en exceso al Ciudad de Ibiza, aunque tras el paso por vestuarios, la Peña Independiente mejoró en ataque y logró recortar diferencias en el marcador con un golito de José Carlos, 3-2. Aunque Sergio se encargó de frenar la euforia del grupo de San Miguel a los pocos minutos. El delantero centro demostró tener su punto de mira equilibrado y clavó el 4-2, un tanto que, ni mucho menos, hundió a la escuadra de Juan López, puesto que Vidal salió al rescate de los suyos y enchufó el segundo de su cuenta particular, 4-3. Después, llegó una jugada muy protestada por el Ciudad de Ibiza. Bonilla, en un dudoso penalti, tuvo que abandonar el terreno de juego, dejando a su equipo en inferioridad. La acción desencadenó, además, las expulsiones de David Torres, Andrés Villén y Max, el utillero de la formación ibienca. Vidal no desaprovechó la ocasión y empató el partido, 4-4. Pero el Ciudad de Ibiza, herido en su orgullo y con un jugador menos, logró la machada. Cardona se unió a la fiesta goleadora de su equipo y marcó el 5-4, mientras que el arite Sergio puso la guinda con el sexto gol del equipo y tercero suyo.

No hay comentarios

Dejar respuesta