@futbolpitiuso La Penya Blanc i Blava festeja desde esta tarde un nuevo título. Y es que el equipo que entrena Poldi ha vuelto, por segunda temporada consecutiva, a ganar la Copa Presidente. Y lo ha hecho después de superar al Ciudad de Ibiza en la prórroga. Tres goles en el tiempo extra han tumbado al conjunto de Íñigo, que se adelantó en el marcador y se puso 3-4 a falta de diez minutos para el final de un choque vibrante e intenso.

No le faltó de nada a la final. Emoción, buen juego, goles… El público que se acercó al campo del San Rafael pudo disfrutar de un gran partido de fútbol entre dos equipos que se dejaron el alma en el terreno de juego. Los dos contendientes saltaron al verde a por todas, sin especular y con la portería adversaria en el punto de mira de los delanteros de ambas escuadras.

Pegó primero el Ciudad de Ibiza. Nada más empezar el choque, a los 30 segundos, Kevin Andrés puso por delante a su equipo con un gol que dejó helado a una Penya Blanc i Blava que comprobó en un abrir y cerrar de ojos cuáles eran las intenciones del grupo de Íñigo. Pero el mazazo no dejó para nada KO a la Penya Blanc i Blava, ya que minutos depués, en el 5, Pau establecía el tanto del empate para alegría de los seguidores pericos.

Las fuerzas se igualaban de nuevo y el tanto espoleó al plantel de Poldi, que se lanzó al ataque con furia. Así, Joel ponía el partido de cara antes del descanso ante la desesperación de un Ciudad de Ibiza que nada pudo hacer parar frenar la artillería del adversario y que pudo irse a la ducha con un gol en contra más si la Penya Blanc i Blava no  hubiera fallado un penalti.

Tras el descanso, al equipo que entrena Poldi le faltó intensidad y el Ciudad de Ibiza, que arrancó como una moto, le dio la vuelta al marcador en los primeros compases con los goles de Ndao (2-3), pero el conjunto blanquiazul no tiró la toalla y volvió a empatar el choque con un gol de Isra. Cada minuto de juego del segundo tiempo era más emocionante que el anterior. Las jugadas de peligro se sucedían en las dos áreas y el gato, de nuevo, se lo llevó el City con un chicharro de su estrella, un Ndao en estado de gracia (3-4).

Todo apuntaba a que sería el bloque que entrena Íñigo el que ganaría la final de Copa, pero la Penya Blanc i Blava tiró de casta y orgullo para empatar el encuentro con un tanto de César. La hinchada periquita enloqueció con un tanto que metía en el partido a un conjunto  que, a dos minutos para el final, volvió a fallar un penalti, por lo que tuvo que jugarse el todo por el todo en una prórroga que prometía emoción a raudales visto lo visto durante los 90 minutos del tiempo reglamentado.

En el primer tiempo del periodo extra la Penya Blanc i Blava no falló e hizo gala de una brutal pegada. Se puso 6-4 con un doblete de un Isra que se convirtió en el héroe de su equipo en San Rafael. El Ciudad de Ibiza, esta vez, no supo reaccionar y en la segunda parte de la prórroga encajó el 7-4, obra de Joaquín. La afición de la Penya Blanc i Blava ya se veía campeona y cuando el árbitro pitó el final del choque, jugadores y seguidores pudieron por fin festejar un título trabajado y merecido.

Al final del encuentro, Poldi, entrenador del conjunto campeón de Copa, señaló. “El título nos dará fuerzas para seguir trabajando con ilusión y afrontar la Liga con ganas”. Además, el preparador quiso destacar el “buen comportamiento de todo el mundo en un partido disputado y noble, con dos equipos que se lo han dejado todo en el campo”. Poldi añadió que “cualquiera de los dos rivales hubieran podido ganar, aunque en esta ocasión hemos tenido la suerte nosotros”. El míster aprovechó la ocasión para “felicitar al Ciudad de Ibiza por la gran final que ha hecho y por todo lo que ha conseguido en los dos últimos años”.

 

7-4. La Penya Blanc i Blava vuelve a llevarse la Copa

@futbolpitiuso La Penya Blanc i Blava festeja desde esta tarde un nuevo título. Y es que el equipo que entrena Poldi ha vuelto, por segunda temporada consecutiva, a ganar la Copa Presidente. Y lo ha hecho después de superar al Ciudad de Ibiza en la prórroga. Tres goles en el tiempo extra han tumbado al conjunto de Íñigo, que se adelantó en el marcador y se puso 3-4 a falta de diez minutos para el final de un choque vibrante e intenso. No le faltó de nada a la final. Emoción, buen juego, goles... El público que se acercó al campo del San Rafael pudo disfrutar de un gran partido de fútbol entre dos equipos que se dejaron el alma en el terreno de juego. Los dos contendientes saltaron al verde a por todas, sin especular y con la portería adversaria en el punto de mira de los delanteros de ambas escuadras. Pegó primero el Ciudad de Ibiza. Nada más empezar el choque, a los 30 segundos, Kevin Andrés puso por delante a su equipo con un gol que dejó helado a una Penya Blanc i Blava que comprobó en un abrir y cerrar de ojos cuáles eran las intenciones del grupo de Íñigo. Pero el mazazo no dejó para nada KO a la Penya Blanc i Blava, ya que minutos depués, en el 5, Pau establecía el tanto del empate para alegría de los seguidores pericos. Las fuerzas se igualaban de nuevo y el tanto espoleó al plantel de Poldi, que se lanzó al ataque con furia. Así, Joel ponía el partido de cara antes del descanso ante la desesperación de un Ciudad de Ibiza que nada pudo hacer parar frenar la artillería del adversario y que pudo irse a la ducha con un gol en contra más si la Penya Blanc i Blava no  hubiera fallado un penalti. Tras el descanso, al equipo que entrena Poldi le faltó intensidad y el Ciudad de Ibiza, que arrancó como una moto, le dio la vuelta al marcador en los primeros compases con los goles de Ndao (2-3), pero el conjunto blanquiazul no tiró la toalla y volvió a empatar el choque con un gol de Isra. Cada minuto de juego del segundo tiempo era más emocionante que el anterior. Las jugadas de peligro se sucedían en las dos áreas y el gato, de nuevo, se lo llevó el City con un chicharro de su estrella, un Ndao en estado de gracia (3-4). Todo apuntaba a que sería el bloque que entrena Íñigo el que ganaría la final de Copa, pero la Penya Blanc i Blava tiró de casta y orgullo para empatar el encuentro con un tanto de César. La hinchada periquita enloqueció con un tanto que metía en el partido a un conjunto  que, a dos minutos para el final, volvió a fallar un penalti, por lo que tuvo que jugarse el todo por el todo en una prórroga que prometía emoción a raudales visto lo visto durante los 90 minutos del tiempo reglamentado. En el primer tiempo del periodo extra la Penya Blanc i Blava no falló e hizo gala de una brutal pegada. Se puso 6-4 con un doblete de un Isra que se convirtió en el héroe de su equipo en San Rafael. El Ciudad de Ibiza, esta vez, no supo reaccionar y en la segunda parte de la prórroga encajó el 7-4, obra de Joaquín. La afición de la Penya Blanc i Blava ya se veía campeona y cuando el árbitro pitó el final del choque, jugadores y seguidores pudieron por fin festejar un título trabajado y merecido. Al final del encuentro, Poldi, entrenador del conjunto campeón de Copa, señaló. "El título nos dará fuerzas para seguir trabajando con ilusión y afrontar la Liga con ganas". Además, el preparador quiso destacar el "buen comportamiento de todo el mundo en un partido disputado y noble, con dos equipos que se lo han dejado todo en el campo". Poldi añadió que "cualquiera de los dos rivales hubieran podido ganar, aunque en esta ocasión hemos tenido la suerte nosotros". El míster aprovechó la ocasión para "felicitar al Ciudad de Ibiza por la gran final que ha hecho y por todo lo que ha conseguido en los dos últimos años".  

7 Comentarios

  1. El resultado mas engañoso de todos.Buen partido,pero la Penya con todo su equipo sufrio bastante ante el City.Entre la baja forma de Kiwi y Aguila que estaban tocados,La baja de Yostin su lateral,El delantero morenito que entro en la segunda mitad con la pierna tocada y su portero titular de viaje dieron mucho de si.En Liga si tienen a todos esos en buena forma le meteran un buen saco a la penya.No os desanimeis,que sinceramente con los que os faltaba habeis dado mas de lo que me imaginaba y vuestro entrenador lo habra valorado.Asi que los pericos que vayan celebrando que en la liga se veran con la cara fea de la moneda y que sepan que el equipo de la segunda mitad no era el Ciudad de Ibiza que fulmino en el Grupo 1.

    • La Penya Blanc i Blava juvenil está formada por juveniles de primer año y por 5 de segundo año. Para ganar a cualquiera no hacen falta jugadores de regional, sobra con ganas , con actitud y ser un conjunto todas a una . No hay estrellas en la Penya pero si un firmamento. Y por muchos comentarios despectivos y envidiosos que se publiquen nunca nos desanimareis. Son niños y la ilusión nunca se pierde. Un abrazo para todos los buenos aficionados de este deporte.

  2. Este es un equipo luchador, entregado y comprometido con su club. Con la mitad de la plantilla de jugadores de primer año y con una afición de diez, que les acompaña en los buenosy en los malos momentos. Así que al que le pique que se rasque la Copa es de la Penya Blanc i Blava! !! Amunt Penya

  3. Es de ignorantes meterse con unos para ensalzar a los otros. Sería mucho más elegante y además verdad decir que ambos equipos jugaron un gran partido en el que todos los jugadores dieron lo mejor de sí mismos y que al final ganó uno como podía haber ganado el otro.
    Pero sobre todo, fue un partido muy limpio y es una lástima ensuciarlo con comentarios que no vienen al caso.

  4. Si tanto sabes criticar y sabes tanto de futbol,como es que no sabes ni escribir los nombres de los jugadores del ciudad.No tienes que quitar meritos un equipo bien trabajado por el entrenador y si el city es tan bueno como tu dices porque ha perdido si en teoria son muy superiores a la penya,lo lamentable es que seguro que no has visto ni el partido,asique venga tomate otra.

  5. Que bueno tanta peña blanc y blava y sevan todos al jesus ay que saver tener comtentos alos chavales ni se preocupan de hacer la presentacion del equipo

  6. El negrito q entro en la segunda parte se llama Justin y si tiene distensión d ligamento y el otro Ndao,d todas formas no hay q desmerecer a ningun equipo creo q los dos equipos lucharon hasta el final no siempre gana el q se lo merece.

Dejar respuesta